Dienstag, September 09, 2008

¡TORERO, TORERO, TORERO!




5 Comments:

Blogger Ignacio said...

Te he copido el sistema para poner mis politonos.


Saluda a D. Klaus de mi parte.

6:41 vorm.  
Blogger El Espantapájaros said...

Hay que reconocerle a Zapatero una aptitud para lidiar con la crisis, como buen torero que es. Pero no con la crisis de verdad, sino con la crisis como palabra. Él sabe bien cómo esquivarla, aunque a ojos de los ciudadanos sus pases son ridículos y sin sentido. Recordemos que para él, en democracia, lo fundamental es tener cintura.

Tenías razón cuando afirmaste que Zapatero y sus ministros estaban en el Gobierno para hacer turismo. No hay más que ver el programa de Cuatro, con Zapatero subiendo unos montes. Allí, el ilustre estadista soltó una frase que sin duda te inspirará futuros escritos, y que puede inscribirse en un archivo titulado "A mayor gloria de los bobos". La frase en cuestión es: "La montaña sigue donde estaba. Y la pregunta que me hago es: ¿Sigo yo donde estaba?". Filosofía pura. La metafísica de Zapatero es apabullante.

11:38 nachm.  
Blogger El Espantapájaros said...

La frase exacta es: "Los Picos están donde siempre. La reflexión que me hago yo ahora es: ¿estoy yo donde siempre he estado?".

11:45 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

IGNACIO:
Me parece bien, además con este sistema te puedes descargar los temas sin problema alguno. Transmití tus saludos.
Gracias y saludos.

1:55 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ESPANTAPÁJAROS
ZP hace toreo de salón, y en las ocasiones en las que salta al ruedo (siempre en España, claro está) le sueltan dos bueyes y él se cree que son Vitorinos. Por el contrario, en el albero internacional actúa como Curro Romero, el faraón de Camas: se queda detrás del burladero mientras que la cuadrilla pasea al toro del sol a la sombra a la espera de que el morlaco muera de pulmonía.
Estoy al tanto de las veleidades montañeras del impresentable, pero no tuve estómago para ver las imágenes. Ahora bien, la frase que transcribes es…cómo decirlo…un compendio del cretinismo que rezuma un sujeto que tiene la misma hondura intelectual que una roca atravesada por un piolet. Ése memo no debe preocuparse de cuestiones filosóficas de chicha y nabo, está donde siempre: entre la nada y el vacío.
Saludos.

1:56 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home