Freitag, August 08, 2008

PREOCUPACIONES.

PREOCUPAR: 3. tr. Dicho de algo que ha ocurrido o va a ocurrir: Producir intranquilidad, temor, angustia o inquietud. U. t. c. prnl.

Estoy preocupado, meine Damen und Herren, muy preocupado. Sé que el tiempo agosteño transcurre con una cadencia melosa que oscila entre la euforia inicial y la melancolía que nos procura la última semana; sin embargo la ansiedad me atormenta. Es difícil sustraerse al abanico de amenazas traicioneras que mi imaginación me proporciona con perniciosa generosidad: una piel de plátano en una escalera; un lanzamiento desde el trampolín a una piscina medio vacía; una furgoneta repleta de marroquíes y bultos en un cambio de rasante; un pato de goma enloquecido que ataca durante el baño; un langostino demasiado grande que obtura la tráquea; un pollino malhumorado que suelta una coz y una vaca harta del manoseo de sus ubres que golpea con la cola en una zona vital. Sí, estimados parroquianos, demasiados peligros para un hombre tan poco versátil como José Luis Rodríguez, el Puma.
Han transcurrido varios días desde el comienzo de sus vacaciones y no sabemos nada de él ni de sus cazurrerías, y yo me preocupo porque sé lo patético que puede llegar a ser. Quizá me precipito, meine Damen und Herren, pero no puedo obviar que estamos ante un sujeto que es un desgraciado compromiso entre la ineptitud y la ignorancia, una doble ilusión de garrulo y gañán. Creo que lo conveniente es sosegarme, queridos lectores, estoy convencido de que todo se debe a mi disparatada fantasía y que el Puma disfruta de unas vacaciones plácidas. No es difícil imaginarse a un amante de la poesía como él recostado en el tronco de un árbol y con el poemario completo de Gloria Fuertes: «Pero yo no adivino lo que invento, y nunca inventaré lo que adivino del nombre esclavo de mi pensamiento». No creo que entienda nada, meine Damen und Herren, pero debemos reconocerle la misma actitud de un búho: observa.
Al escribir estas líneas entiendo que me precipité y que José Luis Rodríguez, el Puma, pasea por campos y escenarios agrarios. De todas formas, creo que nuestro admirado ZP es uno de esos hombres que nunca encontrará una aguja en un pajar o un trébol de cuatro hojas en un prado; a no ser, claro está, que la aguja se la encuentre clavada en el culo y el trébol en la suela del zapato. Eso me parece más razonable porque estamos ante un sujeto que sofistica hasta límites fascinantes su incapacidad para gobernar; un inútil, que dirían los clásicos. Sin embargo, le deseo que disfrute de sus vacaciones pagadas con la desgracia de los demás. No crean que soy irónico, meine Damen und Herren, porque un hombre que consigue que España vea el mundo por el ojo de la cerradura, renueva la realidad con cada una de sus palabras y nos hace comprender que su inteligencia es una obra sencilla, casi sin recursos, es lógico que caiga preso de la fatigue du Nord. Asimismo, y a pesar de que estamos en un año olímpico, no creo que durante sus vacaciones nos proporcione una nueva imagen del atleta fornido que templa sus músculos durante dos segundos. No obstante yo lo agradecería, estimados parroquianos, ¡sería épico!: ZP colgado de las anillas o en la barra fija (aunque fuera como un mono en el zoo), con su musculoso torso sobre el potro con aros (me temo que se emascularía) o en los ejercicios gimnásticos sobre el suelo (aprovecharía para dormir la siesta). Una vez más, meine Damen und Herren, debemos disculparle, ya que en él no hay nada que sea, todo significa; el problema es que no sabemos qué.
Creo que cada persona tiene un paisaje que corresponde con sus habilidades, actitudes y trayectoria, y el de ZP no es Doñana ni Lanzarote, sino una cantera, de roca caliza a poder ser. Allí tendrá todo lo que necesita: nada que le distraiga, un lugar donde apoyar la espalda y el poemario de Gloria Fuertes.
En realidad le extraño, le necesito.

Foto: Mujer preocupada por ZP.

6 Comments:

Blogger braincrapped said...

# Nicholas, cuídese esa preocupación porque, que duda cabe y a las pruebas me remito, hay amores que matan.

1:35 nachm.  
Blogger El Espantapájaros said...

Zapatero está desaparecido, ni está ni se le espera. Pero no te preocupes, Sonsoles cuidará de él con sus cánticos horrísonos. Sé de buena tinta que el Presidente, que al parecer nació cansado, se toma unas largas vacaciones, aunque yo diría que lleva en ellas desde finales de 2007, cuando empezó la precampaña. ¿Volverá algún día al trabajo o se lo tragará por fin el barrizal de Doñana?

En estos días en los que he disfrutado de las playas de Oropesa, como Aznar en su tiempo, también he pensado que tal vez Zapatero nos regalaría una nueva foto de su entrenamiento diario, volando sobre la arena, sin proyctar sombra alguna y vestido de Nike. Pero parece que le va más el poemario de Gloria Fuertes y menos las carreras por el mar. Muy apropiado para él. Aunque conozco a más de uno (empieza por Es y acaba por Colar) que se tragaría una foto con Zapatero caminando sobre las aguas.

Leyendo tu artículo anterior sobre las chapuzas que nos asolan, un artículo para enmarcar y tener siempre presente, añadiría alguna más, muy reciente, como la excarcelación de la terrorista Beloki para someterse a un tratamiento de fertilidad, auspiciada por el juez Ruiz Polanco, uno de los "grandes" de la AN en la lucha antiterrorista (en 2004, un etarra fue puesto en libertad porque él "olvidó" prorrogar la prisión preventiva). Y si ya pasamos a hablar de otro "grande", el juez Pedraz, más que de chapuza, yo hablaría de cobardía o de abierta colaboración. Ni el Gobierno hace nada contra ETA, ni en la Justicia vamos a encontrar firmeza y serenidad para combatirla. Sólo vemos corrupción a raudales, deficiencias, errores y falsedades. Y el PP es tan invisible como el Gobierno, se ha mimetizado con él. En ese sentido, éste es uno de los momentos más bajos y humillantes que recuerdo en España. Porque si en 2005, 2006 o 2007 estábamos mal, quedaba la esperanza de las elecciones. Ahora ya ni eso.

En fin, vuelvo a la resistencia deseando leer más de tu implacable pluma. No obstante, es posible que la semana que viene tenga que rendir un doloroso tributo al pueblo que todo español tiene, en forma de presentarme allí a que me dé el sol.

7:45 nachm.  
Blogger Samuel said...

Yo creo que un presidente de su talla no debería tener vacaciones. Debería pasarlas estudiando Economía para septiembre, que falta le hace el país. De todos modos, cuando oí que iba a dejar brevemente su retiro en Doñana para charlar con sus ministros acerca de la crisis económica, no pude pensar más que un "¡qué tío tan amable! ¡Se ha acordado de nosotros!".

Aunque luego especulé que podría haber otras causas, hay que reconocerle el detalle. Pero ¿para qué se va de vacaciones si luego tiene que volver? La situación debe de ser muy grave o las televisiones nos lo venden como un padre amoroso portador de todas las virtudes que se presta a abandonar un momento sus vacaciones para venir a darnos unos golpecitos en la espalda. ¡Qué hombre, qué hombre!

Un saludo.

7:57 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

BRAINCRAPPED:

¿Existe mayor éxtasis que ser asaeteado por las fechas del amor, estimado antropoide? Mientras no me deje embarazado no existe mayor problema.
Saludos.

7:19 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ESPANTAPÁJAROS:

En eso tienes razón, látigo de verdejos famélicos: “ZP nació cansado”. Según me explicaron, aunque no lo he podido confirmar, cuando su padre le registró inició los trámites para que la criatura cobrase una pensión de jubilación. Después de observar su trepidante ritmo de trabajo, podemos decir sin miedo a equivocarnos que ZP es el jubilado más joven de Europa. Así que en Oropesa del Mar, Espantapájaros, ¡vaya, vaya! Te advierto que Ana Aznar ya está casada, o sea que el braguetazo…; me temo que deberás regresar al Derecho.
Sí, algo leí sobre esa mujer que tiene problemas para concebir. Existe una solución mejor y que no levantaría tanta polémica: trasladarla de prisión y colocarla entre los presos de cualquier cárcel; pero en uno de esos módulos duros, tú ya me entiendes: esperma no le faltaría.
Me parece muy acertada tu frase sobre el momento de España, creo que refleja a la perfección vuestra situación (disculpa la rima). Sospecho que el otoño, que por aquí ya se huele, será entretenido; ¡y no te digo el año 2009! Pienso en ello y no veas cómo salivo.
Sí, sí, la típica excusa: debo regresar. ¡Venga, Espantapájaros!, seguro que has arrimado la cebolleta y quieres repetir. Jajajajajajajaja.
Saludos.

7:19 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

SAMUEL:

Ya que mencionas “la talla”, yo creo que a ése hombre debéis elevarle a los altares; sí, una imagen magnífica: “Venid y vamos todos con flores a ZP, que padre nuestro es”. O eso o encerrarle en una jaula del zoo para que los niños aprendan lo que pueden ser de mayores si no pegan palo al agua. No estamos ante una especie en peligro de extinción porque, por desgracia, ése espécimen es algo cada vez más habitual en la política española. ¿Sabes lo que a mí me encantaría presenciar, Sr. director?, la entrevista estival entre vuestro rey y ZP. Quizá sea porque En busca del fuego me pareció una película interesante, sería como una segunda parte, ya sabes: Ounnng, honda satisfacción, ahhhhhhhh, brmmummmmm, ecoarghhhhhnomía, que ahijjjjjjjjjj de lomiojjjjsjs, unghghhfdostardes, mijhshshsputas, ounnnng.
¡Qué orgía de sonidos fricativos, palatales, inventados, postalveolares y pulmonares! La inteligencia, sin embargo, creo que está al mismo nivel.
Hay que elevarle a los altares: ZP es mi fuerza, mi roca y salvación.
¡Qué tipo más impresentable!
Saludos.

7:21 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home