Samstag, September 20, 2008

DE FRASES.


FRASE: 1. f. Conjunto de palabras que basta para formar sentido, especialmente cuando no llega a constituir oración.

Las frases célebres de personajes famosos forman un apartado dentro de la historia, meine Damen und Herren. Con ellas, en muchas ocasiones, se pretende sintetizar la grandeza o inteligencia de la figura histórica y legar a las generaciones venideras un mensaje destilado de la estructura de pensamiento de un individuo, o incluso de sus logros. Asimismo, dentro de ese género subsiste un subgénero: últimas frases; es decir, las palabras postreras del moribundo. Sin embargo, creo que muchas de ellas se deben más a la ficción y al interés de los deudores en mantener la reputación del difunto incluso después del deceso. Me resulta difícil creer que las últimas palabras de Humphrey Bogart fueran las siguientes: «Nunca debí cambiar el scotch por los martinis».
Aun así, podemos interpretar que ésa frase es una muestra de arrepentimiento, que es algo aconsejable cuando se está a las puertas de la muerte. Con todo y con eso, estimados parroquianos, yo prefiero las últimas frases del que no espera morirse, porque nos llegan sin intermediarios y carecen de trampas o manipulaciones. Permítanme un par de ejemplos: «Me han dado», dijo John Lennon ante la puerta del edificio Dakota. Semejante muestra de elocuencia está en consonancia con los tostones musicales que perpetraba, podríamos decir que murió como vivió: a base de perogrulladas y simplezas. Otro caso divertido — consiéntame la expresión— fue el del guitarrista del grupo Chicago, Terry Kath, que limpiaba una pistola ante un amigo y para impresionarle se colocó el arma en la sien: «No te preocupes, no está cargada». Supongo que lo último que pasó por su cabeza, al margen de la bala, fue esa laxa sensación que precede a la muerte y acompaña al ridículo.
Pero ya que el escrito versa sobre frases célebres, mentiras y ridículos, no podemos obviar a nuestro siempre admirado José Luis Rodríguez, el Puma, que fiel al estilo que podríamos denominar Dabadaba también quiso legar su frase célebre, y lo hizo durante su caminata por los Picos de Europa: «Los picos están…donde siempre. Entonces…ahora…la reflexión que yo me hacía es si yo estoy donde siempre he estao (sic)».
Meine Damen und Herren, ¿qué reflexión existencial podemos hacer? Creo que después de esas 21 lágrimas viscosas de idiotez...ninguna, ya que la ignorancia y simpleza de ZP nos alecciona con su penuria, con su absoluta falta de sentido del ridículo, y nos muestra, a su vez, una inteligencia ermitaña y en perpetua inmolación. No me resulta descabellada la sospecha de que ZP habla como si tuviera ganas de ser un anciano con Alzheimer o quizá pretende imitar a Jaime de Marichalar; debo meditarlo. Sea como sea, el caso es que en cada ocasión en la que ZP decide ser espontáneo nos transmite el virus infalible de la majadería y nos permite observar la diferencia entre el Hombre y el hombre. La pena que nos aflige es que cuando haga tiempo que ZP desapareció nos quedará esa obra inacabada que es su biografía y logros; pero no debemos ignorar que en su vacuidad está la esencia de ZP, ése hombre que es un alpinista consumado, aunque de la imbecilidad, porque alcanza cimas tan altas de ridículo que a nosotros se nos antojan quiméricas, inalcanzables.
De todas formas, meine Damen und Herren, no me sorprende la afirmación de ZP— «los picos están donde siempre»—, incluso creo percibir un atisbo de sorpresa, ya que él es un individuo acostumbrado a moverse por decorados, con extras, claque y siempre alejado de la realidad, y sospechó que la silueta de las montañas era una imagen pintada sobre un lienzo gigantesco o un fotomontaje sobre el croma: actuar ahí siempre se la da bien; aun así nunca debe faltar el apuntador.
A pesar de la bonhomía que me caracteriza, estimados parroquianos, reconozco que los amanuenses que recopilan frases célebres para añadirlas a esas agendas que nos envían por Navidad prescindirán de las perlas que esconde la concha de estulticia que rodea a ZP. Es cierto que yo nunca las utilizo — soy fiel a mi Moleskine—; pero si así fuera, no sé qué pasaría por mi mente al leer semejante sandez al pie de una página. No obstante, meine Damen und Herren, el cretinismo que demuestra ZP nos confirma que es un individuo que tiene penas vinculadas al pasado; pero muchas más en el presente, sobre todo en su personalidad insustancial.
Respecto a cuál será su última frase no tengo ninguna duda: Buenas noches, y buena suerte. De todas formas deseo que ése momento tarde en llegar, queridos lectores, porque un hombre que nos hace reír con tanta facilidad merece reencarnarse, aunque sea en sí mismo, varias veces. Además, meine Damen und Herren, y como muestra de buena voluntad, creo que puedo resolver la duda existencial del palurdo: Se encuentra donde siempre: entre el vacío y la nada.

Foto: To be, or not to be.

14 Comments:

Blogger Ignacio said...

Lo que no nos queremos dar cuenta es que es una real representacion de España; simplemente en la blogosfera tenemos su reflejo, España está presa del cretinismo, y este ahí.


hay que joderse.

6:24 vorm.  
Blogger El Espantapájaros said...

La frase de Zapatero debería grabarse en mármol. Por supuesto, en mármol de imitación, acorde con la cutrez que envuelve al personaje.

Este espacio sirve muchas veces como revulsivo, porque son ya tantas las memeces de Zapatero, que corremos el riesgo de acostumbrarnos a ellas y no tenerlas en cuenta. Van Orton, por suerte, seguirá poniendo las cosas en su sitio.

Y todo esto me recuerda a la entrevista en la que preguntaron tres veces a McCain si recibiría a Zapatero en la Casa Blanca, a lo que el primero contestó con evasivas. Indignados, muchos progresistas han llegado a insinuar que McCain ni sabrá quién es el gran estadista leonés. ¡Y a mucha honra! ¡Ja, ja, ja!

5:31 nachm.  
Anonymous DePaso said...

En la línea de Ignacio y en la de Ud. mismo, estimado Van Orton, me temo que la próxima reencarnación de nuestro puma será en 2012 y por mayoría absoluta.
Probablemente después de ésa vendrán algunas más.

5:35 nachm.  
Anonymous Anonym said...

¿Espontaneo? ¿Cuantos asesores habrá necesitado?(salvando las distancias) Está más preparada que la frase de Neil Armstrong al pisar la luna.

10:38 nachm.  
Blogger Samuel said...

Pues si le soy sincero aún no entiendo qué quería decir ZP con eso. Parece que tuviera que inventarse algo importante y hubiera echado mano de su asombrosa creatividad. Vamos, es como si le hubieran hecho una fotografía recién levantado de la cama, algo que le habría irritado mucho más. La imagen es como es, pero siempre hay algún tonto más tonto que él que pueda quedarse reflexionando ante una de sus frases.

Un saludo.

5:12 nachm.  
Blogger Aguador said...

Meine geehrte Freiherr Van Orton:

Nuestro inefable y su "alegre grupito" tiene unas cuantas frases lapidarias de ésas que merecen figurar en los libros o páginas web de "citas célebres". Le voy a poner unos breves ejemplos...

"El Gobierno está haciendo todo lo que tiene que hacer y no hará todo lo que no tiene que hacer" (Vicevogue, en relación al secuestro del pesquero Playa de Bakio).

"Hoy estamos mejor que hace cinco años y el año que viene estaremos mejor que ahora" (30 de diciembre de 2006, un día antes del atentado de la T-4).

"Estamos manejando dinero público, y el dinero público no es de nadie" (Carmen Calvo dixit).

Y la última perla de nuestro ínclito Herr Professor Siesta: "Nosotros NUNCA hemos negado la crisis".

(a Solbes deberían darle el Oscar por su papelón en "Mentiras Arriesgadas"...)

Saludos,
Aguador

7:10 nachm.  
Blogger Violeta said...

Lo de "hoy estamos mejor que hace 5 años..." lo dijo el 29 de diciembre de 2006 y el atentado fue el 30. Para bien o para mal, lo recuerdo perfectamente...
Saludos

2:12 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

IGNACIO:
Así es, Ignacio: ¡hay que joderse! Aunque no me negarás que ZP nos procura momentos jocosos. Saludos.

6:38 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ESPANTAPÁJAROS:
Las frases del gran estadista no merecen ni mármol de imitación, sólo son aptas para un lugar: la puerta de un lavabo público. Saludos.

6:38 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

DEPASO:
¡Me deja helado, Depaso, me deja helado!, ¡necesito echar un trago! Saludos.

6:38 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ANÓNIMO:
Sí, pienso lo mismo; pero me olvidé entrecomillar la palabra “espontáneo”. De todas formas, si la pamema es trabajo de un asesor…¡mejor buscar a otro más capacitado!

6:38 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

SAMUEL:
Supongo que intentó dar una apariencia de hombre reflexivo y dado a lo filosófico. Sin embargo, me temo que ZP es al pensamiento lo que Antonia Iglesias a la NBA. Saludos.

6:39 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

AGUADOR:
Una de las cuestiones más atrayentes de ZP y sus ministros es la capacidad que tienen para ponerse en ridículo y demostrar su ignorancia. Supongo que actúan de ésa manera porque la opinión que tienen de sus votantes no es muy excelsa, saben que con menudillos, despojos y algo de chacinería ya están contentos y cebados. Saludos.

6:39 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

VIOLETA:

¿Te imaginas a ZP ante un tribunal opositor, bella flor? Supongo que la comparecencia se desarrollaría de la siguiente manera:

- Tema 17
- ¿Estamos entre caballeros?
- Sí, claro
- Pues ése tema me lo sé al dedillo
- Bien. Tema 34
- ¿Estamos entre caballeros?
- Sí, claro
- Ése tema es el que mejor domino
- Bien. Tema 124
- ¿Estamos entre caballeros?
- Sí, sí
- Pues verá, ése no me lo sé muy bien.
- Pues debo suspenderle, joven. Y es una lástima, porque con el examen tan bueno que usted estaba haciendo…

6:40 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home