Donnerstag, Februar 07, 2008

PROHIBIDO PEGAR ANUNCIOS

NUNCIO: 2. m. Representante diplomático del Papa, que ejerce además, como legado, ciertas facultades pontificias.

No hay nada tan grotesco como observar la actuación de un mal actor cómico que pretende representar un papel serio, meine Damen und Herren. Peor, incluso, cuando ya no se trata de un actor sino de un payaso. El resultado, qué duda cabe, será chusco, muy chusco. Al igual que en otras ocasiones, no podemos olvidar que junto al adjetivo «chusco» siempre debe figurar el mismo nombre: José Luis Rodríguez, El Puma.
La escena del insigne estadista junto al nuncio apostólico no es más que otro giro de tuerca del sandio para intentar pescar algo. El pobre, sin embargo, desea hacerlo con unos plomos viejos, boyas que difícilmente se mantienen a flote, anzuelos oxidados, un carrete chirriante y unos gusanos canijos que se retuercen en cajas de serrín. Del resto del aparejo no haremos mención ya que sólo es digno de figurar en el almacén de un chatarrero: conoció días de mayor gloria. No obstante, estimados parroquianos, debo reconocer que ZP demuestra una cierta gracia cuando explica chistes; porque sólo podemos considerar una petición de respeto de El Puma de ésa manera, como un chiste. Pero es que nuestro querido Puma hace ya tiempo que abandonó la política — si es que alguna vez estuvo— para convertirse en un artista; pero de variedades, es innecesario señalarlo. Abrir enfrentamientos con la Iglesia Católica es el viejo truco de ésa izquierda española tan rancia, cutre, casposa, cochambrosa, reaccionaria y paleta: nunca cambiará.
La mención de la autofinanciación de la Iglesia todavía nos provoca más carcajadas por un solo motivo: ¿Aplicarían algo semejante a los partidos políticos y sindicatos? Meine Damen und Herren, creo que todos sabemos la respuesta. De todas formas no seamos duros con nuestro querido ZP, él observa el bien y el mal desde la bonhomía del usurero, lo que provoca que no sea una persona digna de respeto aunque sí de chanza. El bardo de la deficiencia ignora qué más hacer; el tiempo corre y las elecciones se acercan, y en la chistera, al igual que en el bolsillo de los españoles, queda poca cosa; sólo eso: poses, arrogancia de mediocre revenido, una calderilla de ideas y la mortaja de la indiferencia con la que otros países le vistieron. Es enternecedor, queridos lectores, muy enternecedor. Con todo y con eso debo hacerles una confesión: estoy preocupado por la salvación de mi alma, y se debe a un motivo: siempre he creído que la sátira es buena cuando se ejerce contra el poder o los que están por encima de nosotros, pero hacerla contra alguien como El Puma es otra cosa: crueldad.
Hablaré con el nuncio, él sabrá aconsejarme.

Foto: Prohibido pegar a nuncios.

5 Comments:

Blogger El Cerrajero said...

El pie de foto también puede ser:

'Mira como me huele el dedito que me he metido en el culito'.

Rodríguez el Traidor es un pobre enfermo y, como nos da pena, el 9 de marzo lo mandaremos a descansar.

'No hay 130.000 parados, lo que hay es 130.000 personas que se han apuntado al paro porque quieren trabajar' (confuZio).

8:11 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

CERRAJERO:

Es una fea imagen, amo de las ganzúas. Al margen de las encuestas que Rajoy maneja con discrección, cada vez tengo más claro que ZP ha perdido las elecciones. Respecto a tu frase final, y al estar entrecomillada, ¿debo interpretar que la pronunció El Puma? Porque si es así, ése sujeto considera a los españoles tontos redomados.
No te preocupes, que esto se acaba.
Saludos.

10:15 nachm.  
Blogger El Cerrajero said...

Dieser Kommentar wurde vom Autor entfernt.

11:22 nachm.  
Blogger El Cerrajero said...

Rodríguez el Traidor está tan endiosado que ahora nos quiere crear a su imagen y semejanza xD

Y si, pronunció la frase de los 130.000 parados, lo cuentan en muchos sitios, aquí por ejemplo.

La verdad es que vi parte de la entrevista y parecía drogado.

Me han dicho que está en tratamiento psiquiátrico y me lo creo.

11:26 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

CERRAJERO:

¡Increíble! Si ya lo dice la canción: "no estaba muerto, estaba de parranda".

4:34 vorm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home