Donnerstag, Februar 07, 2008

PODEMOS LLEGAR TAN LEJOS COMO QUERAMOS

LEJOS : 3. m. Semejanza, apariencia, vislumbre de algo.

Hace varios años me entrevisté con un individuo que fue uno de los colaboradores de Adolf Eichmann en la sección IV-B4 y al que identificaré con la inicial de su apellido: N. Una llamada telefónica de alguien que deseaba ayudarme y el conocimiento que N. tenía de mi abuelo sirvieron de lubricante para desatascar el engranaje oxidado de sus recuerdos: accedió a recibirme. A pesar de que era un anciano achacoso, conservaba un porte altivo, una elegancia natural y unos modales abrumadores. Asimismo, sus ideas habían resistido el cincel del tiempo y estaban resguardadas en la intemporalidad y la obstinación; expresándolas, además, con la resolución del infalible. Las cinco horas de conversación no son el objeto de este escrito; no obstante les referiré una frase que todavía hoy resuena en mis oídos. Al finalizar nuestro encuentro, N. me acompañó hasta la entrada de su hogar — un bucólico lugar austriaco que prometí no desvelar—, intuí que percibía la incomprensión en mis ojos. Me regaló una botella de aguardiente casero, y con una sonrisa que quizá buscaba complicidad, me dijo lo siguiente: «Wir hatten die Möglichkeit etwas zu erreichen und das haben wir auch, aber wir hatten viele Gehilfen». (Tuvimos la posibilidad de conseguir algo y lo hicimos; pero tuvimos muchos ayudantes.)
José Luis Rodríguez, El Puma, también disfruta de muchos ayudantes; él lo sabe. Sólo así puede entenderse que se atreva a lanzar un eslogan semejante: «Podemos llegar tan lejos como queramos». ¡Impagable, meine Damen und Herren!: nunca un poeta fue buen prosista. Pero es que nuestro querido ZP, con su turbio sentido de la sensatez y sus enclenques ceremoniales, ha vulgarizado la estupidez; logrando, además, que la mentira sea la protagonista de su historia. Sus cómplices, sin embargo, porfían en sostener unos pilares de madera que están carcomidos por las termitas de los hechos. Muchos medios de comunicación españoles ocultan o falsean la realidad, y se muestran conformes con un individuo que escribe una obra onírica y pretende, además, que la gente considere que es una representación creíble. Sin embargo debemos disculparles, estimados parroquianos, porque ellos son los engañados, ya que ZP— un amante de los ferrocarriles— les invitó a subir en su tren sin decirles que ése convoy no realizaba paradas hasta llegar a la estación término: nadie puede bajarse en marcha. Tantos y tantos periodistas que se empecinan en diseñar una verdad prêt-à-porter ya no ejercen ni siquiera un periodismo ideológico, sino que hacen algo peor: periodismo de empresa. Se han convertido en amanuenses que buscan la caricia en el lomo y la galleta en el hocico, en badulaques que persiguen la condonación de la deuda o el incremento de los beneficios mediante un nuevo género literario: el bovino. Es enternecedor, meine Damen und Herren, es lo que ustedes describen como «venderse por un plato de lentejas». ¡Qué lástima, con lo sabrosas que son las gambas, el jamón y las angulas!
En los próximos días les bombardearán con encuestas que señalan «la tremenda ventaja» que ha conseguido El Puma; pero sé que ustedes no lo tendrán en cuenta porque nadie puede confiar en un individuo que considera que la política es lanzar una piedra en una estanque remansado y contar las ondas que alza. Los medios de comunicación españoles que dependen de ésas lentejas pretenden crear un ambiente tabernario donde la voz de un grupo de personajes lóbregos y heterogéneos recrea historias increíbles para que la ronda sea de balde. Siguen sin entender que cuando se pierde cualquier curiosidad sobre el futuro de un político éste ha tocado fondo y debe desaparecer para formar parte de los detritus de la historia. Ya podrán falsear encuestas, alambicar los artículos de opinión y defender lo indefendible. Cada uno se despide de este mundo como quiere o como puede, pero ZP lo hará como le dejen. Nosotros, no podía ser de otra manera, le acompañaremos en el duelo, y lo haremos de la misma manera en la que nos gustaría que ZP luciera su incapacidad: en silencio; el mismo que deberán guardar todos los que ayudaron al Puma. ¡Cándidas almas!, no comprendieron que el invento de ZP ya está patentado: la ineptitud.
Él también tuvo la oportunidad de conseguir algo, pero eso no es lo peor: no regalará una botella de aguardiente. ¡Siempre será un cutre!
Foto: «Podemos llegar tan lejos como queramos»: fue mi frase favorita; pero no calculé la distancia.

8 Comments:

Blogger Ignacio said...

Como sabes bien, la unica encuesta decisiva para esta primavera es la de la galaxia.
Es la epoca, el gran Gatsby, titanic, es ésa epoca, jazz, cocaina fiestas y sesgados desprecios y mucha adoración al dinero, la socialdemocracia siempre trae a nazis y comunistas.

6:46 vorm.  
Anonymous Anonym said...

un placer leer tus artículos.

11:50 vorm.  
Blogger El Espantapájaros said...

Este recorrido por los eslóganes del Partido Socialista está siendo muy revelador. Todos esconden un sentido último y oscuro, no hace falta alterarlos o satirizarlos para que suenen mal y siempre van acompañados de una foto del líder en actitud sonriente y complacida, a veces con el atuendo de camararero que en una ocasión describiste. Como siempre, pero más ahora que nunca, sólo se puede esperar propaganda. Se dice: "Por el pleno empleo", pero me parece que es una invocación vacía y que es dudoso que vaya a ser un Gobierno socialista, que tenderá a regular más ese mercado, el que consiga tal éxito. Por no hablar de que fue presentado cuando salían a la luz los interesantes datos sobre el paro. Zapatero es tan incapaz como mentiroso, y estos eslóganes dan para mucho.

Sobre las encuestas, la única que ha de importar para un ciudadano serio y responsable es la del 9 de marzo. Eso sí que será una encuesta definitiva.

Esta noche Gabilondo entrevistará a Rajoy en su informativo sin audiencia de la cadena Cuatro. Será un buen momento para fijarse en la clase de periodismo a las órdenes, en este caso, del PSOE del que hablabas.

1:12 nachm.  
Blogger El Cerrajero said...

El hierro del plato de lentejaZ procede de las tuercas y tornillos de la metralla etarra.

Espero que el 9 de marzo se les indigeste y se vayan por la pata abajo.

2:08 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

IGNACIO:

El nazismo y el comunismo no llegaron de la mano de la socialdemocracia, surgieron de algo peor: la miseria. Esperaré la encuesta de la galaxia, sé que no estará manipulada.
Saludos.

2:13 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ANÓNIMO:

Gracias.

2:14 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ESPANTAPÁJAROS:

Es una campaña anquilosada y carente de realidad que pretende transmitir ilusión, pero los hechos impiden que alguien en sus cabales se ilusione. Si algo han entendido el resto de políticos europeos es que ahora es necesario transmitir un mensaje claro, creíble y sincero: así lo reclama el electorado. El PSOE, sin embargo, sigue fuera de juego. Creo que ello obedece a dos motivos: no tienen nada para ofrecer o saben que el electorado español todavía es poroso a semejantes pamemas. De todas formas no creo que determinados juegos florales sirvan para mucho.
He visto la entrevista de Rajoy y creo que el líder del PP, con buen criterio además, ha demostrado que ante la frivolidad y la histeria lo mejor es la serenidad. Al que he visto más sosegado es a Gabilondo, ¿qué le pasará? Sé que tiene problemas familiares, pero…¡ hasta parecía un periodista!
Saludos.

2:15 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

CERRAJERO:

Espero que no veáis volar las tuercas y los tornillos de nuevo, ya veremos.
Saludos.

2:15 vorm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home