Montag, Februar 25, 2008

IN MEMORIAM



OBSOLESCENTE: 1. adj. Que está volviéndose obsoleto, que está cayendo en desuso.

Anoche me entretuve con la gala de los Óscar, meine Damen und Herren. Me resultó lenta, tediosa, con unos aburridos números musicales y unos soporíferos discursos de agradecimiento. Tan es así, que llegué a plantearme si el organizador de la misma había sido José Luis Rodríguez, El Puma. Al margen de los escotes de vértigo, las maravillas del botox y los recauchutados que algunas actrices lucen durante el paseo por la red carpet, mi interés se centra en el recuerdo que la Academia estadounidense tiene para con los actores que pasaron a mejor vida— algunos creo que ya la tuvieron mientras vivían—, y que titulan In Memoriam. Cada año, sin excepción, me ocurre lo mismo: al enterarme en ese momento del fallecimiento de un actor, me sorprendo: «Pensé que ya había muerto», suelo decir. Debe ser triste, queridos lectores, estar tan olvidado y que muchos te den por muerto. Supongo que se trata de una injusta doble muerte.
Con Felipe González, el Osolessensias, ocurre a la inversa: él falleció (en el plano político lógicamente) pero se empeña en pasearse por el mundo de los vivos para que éstos crean lo contrario: se ha convertido en un espectro. Muy preocupados deben estar en las cavernas socialistas por el resultado de las elecciones para desenterrar a esqueletos políticos que en cualquier otro país disfrutarían de solaces horas en un presidio o en el destierro. Cada vez que escucho al ceceante sujeto siento esa llamada profunda y vital de la naturaleza, de la jungla en concreto; de la jungla de corrupción en la que Felipe González convirtió a España y en la que los manilargos socialistas (disculpen el pleonasmo) aseguraron sus jubilaciones. Con su lenguaje…cómo decirlo…rural, sí, ése es el término, nos demuestra una inteligencia digna de ser estudiada, y en la que se mezcla la chulería con la chapuza, el trato desdeñoso a los votantes con la pura incapacidad. Quizá sea Herr González el mejor exponente de la confusión que demuestran los socialistas entre política y negocios. Sin embargo él siempre lo tuvo claro y a ello se dedica: vende las influencias que consiguió durante su gestión. Creo que estamos ante otro de esos mentirosos que engañan con el lustre de la izquierda española, que siempre fue una cantera inagotable de embusteros. Con todo y con eso, yo pagaría por contemplar un mitin a dúo de esos dos portentos que tantas similitudes guardan: son inventores de tragedias y fueron cazadores cazados en su propia red. Tierno, estimados parroquianos, muy tierno.
Mientras que para ZP la política es un viaje en una montaña rusa, Herr González debe observarla como una vieja sentada en la plaza de un pueblo: puede mirar pero no es conveniente que toque. La caterva socialista cierra filas y demostrará una vez más su endogamia, persigue lo de siempre: borrón y cuenta nueva o pelillos a la mar. Para lograrlo utilizan un motete ya conocido: «González es un activo para el PSOE y Aznar es un lastre para el PP». Imagino que el «activo» del Osolessensias al PSOE surgió de la rapiña de comisiones, sobornos y robos que él consintió y creó. Es cierto que Aznar fue un lastre: para él mismo; al menos durante su segunda legislatura.
Estoy convencido de que Felipe González todavía señala osolessensias, cuando debería comprender que la única obsolescencia de la actual campaña electoral es él. De todas formas es correcto que se recuerde a los viejos actores cuando fallecen, y para hacerlo nada más conveniente que una locución latina: In Memoriam; aunque sea por lo trincado.
Foto: Yo nunca seré obsoleto.

5 Comments:

Blogger El Espantapájaros said...

González está ahí, sudando la camiseta... Tienes razón al referirte a lo rural, a lo profundo, pues tales son precisamente los sentimientos que despierta González. Francamente, catorce años en el poder son demasiados para cualquiera, y ése se llegó a creer una divinidad, ¡y todavía pretendía repetir, pese al desgaste, el caos, la corrupción, la crisis! No digo que no tuviera su gracia como persona, un gracejo andaluz y un carisma de tasca y navaja, pero dudo mucho que sea un activo. Y ha quedado, no sé si con razón, como ejemplo de hombre de Estado izquierdista.

Me asombra, y mucho, la cantidad de recursos propagandísticos que ha desplegado el PSOE. Han echado el resto. Quizá no puedas apreciarlo en su totalidad, pero es bastante impresionante aquí: bonitos y emotivos anuncios hechos por Isabel Coixet, "mailing" reforzado con propaganda contra abstencionistas, fuerza mediática empleada al máximo... La campaña va a ser dura.

8:41 nachm.  
Blogger El Cerrajero said...

# Espantapájaros, el mejor marketing no vende un mal produZto.

Es muy preocupante --por las graves consecuencias-- que el P$o€ haya abandonado la razón para excitar las vísceras.

1:59 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ESPANTAPÁJAROS:

Estoy al corriente de todo. Es cierto que la campaña es dura; esta mañana, sin ir más lejos, me han confirmado que nuestro querido Pepiño y el magnífico equipo de campaña están desquiciados por dos motivos: el resultado del debate y la incapacidad para contrarrestar determinadas propuestas de Rajoy: creyeron que el líder del PP no se atrevería con determinados temas— tal como expliqué en Jamón berlinés—, y aunque intuían que la campaña sería reñida, ahora se encuentran con unas encuestas — las de verdad, no las que os venden— que indican la dificultad para que ZP salga de rositas. El PP ha sido hábil, y antes del comienzo…digamos que tocó las teclas necesarias para escuchar las reacciones de determinados partidos políticos ante una propuesta para establecer apoyos. Con todo y con eso, ZP lucha en varios frentes: el PP y la abstención son dos de ellos. El primero es lógico, pero el segundo es porque saben que sólo mediante una mayoría absoluta, que les permitiría desembarazarse de «los incómodos», podrían asegurar una legislatura de cuatro años al tiempo que lavan su imagen de cesión ante los nacionalistas. A nuestro estimado ZP muchos se la tienen jurada — dentro y fuera del PSOE— y a la mínima muestra de cansancio se lanzarán como una jauría para buscar su yugular. Sobre el debate está todo dicho, pero me pareció percibir que ese pobre hombre tiene algún problema consigo mismo: seguramente fueron las hostias que recibió; no sé.
Respecto a Felipe González…al pobre le cuesta digerir su salida por la puerta falsa: la política siempre es despiadada, sobre todo en España.
Saludos.

4:27 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

CERRAJERO:

En parte tienes razón, pero el marketing sí puede aumentar la valoración que tienen los clientes sobre un producto mediocre: ZP es un ejemplo de manual.
El hecho de que el PSOE abandonase la razón es porque cuenta con la complacencia y el disimulo de los demás partidos. Yo creo que es una táctica suicida y sólo válida si tienes plenas garantías de que alcanzarás los resultados en un corto plazo: me temo que no ha sido así.
Saludos.

4:28 vorm.  
Blogger El Cerrajero said...

# Nicholas, estoy de acuerdo en que un buen marketing puede vender, durante un tiempo, un producto defectuoso que sea novedad, pero cuando el producto ya es conocido por sus fallos, el mejor marketing no puede contrarrestar el más efectivo boca-oreja de toda la vida.

1:58 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home