Sonntag, November 25, 2007

EL BAYÓN

CUALQUIERA: 1. loc. verb. Ser de poca importancia o indigno de consideración.

Una de las secuencias cinematográficas más eróticas es el baile de Silvana Mangano en la película Anna (1951). Ah, meine Damen und Herren, la Mangano: ¡qué poderío! La escena del contraluz mientras se bambolea al ritmo de El Bayón y gesticula con las manos es…¡sublime! ¿Recuerdan la letra de la canción, queridos parroquianos?:
«Ahí viene el negro zumbón, bailando alegre el bayón…»
José Luis Rodríguez, el Puma, nos ha participado una importante noticia; importante para su familia, porque para el resto deviene en una auténtica tragedia: será el candidato por el PSOE en las próximas elecciones. No me ha extrañado, meine Damen und Herren, ya que un hombre que piensa que «cualquiera puede ser presidente de Gobierno» era lógico que se considerase capacitado para repetir; pero alguien debería explicarle que no es lo mismo «cualquiera» que «un cualquiera», como es él. No obstante, debemos reconocer que ha sido fiel a su afirmación, ya que ha llenado el escenario político y gubernamental de «cualquieras»; a cual más chusco. Gente con la preparación suficiente hay poca, por el contrario como el Puma existen millones: es lo que se denomina mediocridad. Pero seamos generosos, estimados lectores, el Puma no es un completo inútil, por lo menos sirve de mal ejemplo.
«Le pica la zambomba y baila su mujer, ahí viene el negro zumbón…»
Ahora el Puma pretende que continuemos observando su baile. Hasta la fecha, el PSOE y sus palanganeros se han esforzado en explicar el porqué no debe votarse a Rajoy; pero sería conveniente que comenzaran a explicar el porqué sí debe hacerse al Puma. En pocas semanas se cumplirá el aniversario de aquella frase que ha pasado a los anales de la historia: «Dentro de un año estaremos mejor». No es ésa mi percepción, ni tampoco la de millones de españoles. El castillo de naipes del Puma hace ya tiempo que se derrumbó, y ahora, mientras que él baila El Bayón, pretende extender el manto del olvido.
En las filas socialistas el nerviosismo campa a sus anchas, las encuestas, y no me refiero a la del CIS, indican que el PP conserva una ventaja de 6 puntos; y el momento de lanzar perdigonadas de mensajes es el oportuno: «El PP, para ganar, necesita caras nuevas», ¿tan nuevas como las de Rubalcaba, Solbes, De la Vega, Cháves, etc.? «El PP, si quiere ganar, debe modernizarse». Meine Damen und Herren, si de la mano de la modernidad llegan personajes como Pepiño Blanco, prefiero quedarme en la noche de los tiempos. Si ustedes se percatan, los socialistas propagan ideas contra el adversario porque ellos no tienen ideario alguno y fundamentan sus opiniones en la nada; pero así es el Puma: un sujeto que desplaza sus intereses hacia una irrealidad que articula a través de la prosodia pomposa del paleto. Me temo que el gran estadista leonés no es un mensaje sino un estado de ánimo: el del pordiosero.
«Y todos cuando le ven pasar, ¿chico, dónde vas?»
Rajoy realizó una propuesta moderna y realista en cuanto a la tributación: recaudación a través de impuestos indirectos que gravan el gasto demostrado y no la renta ganada. Los socialistas, por el contrario, prefieren lo de siempre: mayor presión fiscal y malgastar lo recaudado; son como chiquillos tardos. Un político resulta inútil si no habla de la realidad, pero el Puma, ante las nóminas escasas, el ahorro menguante y la cesta de la compra creciente, se limita a exhalar el aire divino que les ayudará a vivir mejor. Con todo y con eso, meine Damen und Herren, que el Puma diga tonterías no tiene más importancia, el problema es que lo hace en lugares donde asiste público. Pero a él no le importa, ya saben lo que diría: «Me voy a bailar el bayón».
Sin poderlo constatar, creo que el Puma baila con la misma habilidad que emplea para gobernar: ¿tendrá los pies planos?

Foto: Silvana Mangano durante los ensayos de Anna.

6 Comments:

Blogger Samuel said...

Ignoro las encuestas y de dónde obtiene usted esa visión tan optimista, pero el PP se está comportando de un modo excesivamente pragmático. Centrar su campaña en reducir los impuestos puede prodigarle buena imagen entre los ciudadanos, pero hay cosas que al menos a mí no me inspiran ninguna confianza.

Si no obtuviera la mayoría absoluta, que no será, ¿pactaría con CIU o PNV para gobernar? Todos sabemos al grado de extremismo al que han derivado estos partidos nacionalistas y también lo fácilmente que se amoldan a las circunstancias con tal de sacar tajada, sea con quien sea. Notarios aparte, mucho me temo que caigan en el chantaje nacionalista.

Yo creo que hay muchos ciudadanos que todavía no tienen claro qué clase de personaje es Zapatero y creen sus hueras expresiones grandilocuentes para deshacer las bazas electorales del PP. No sé cómo se ganan unas elecciones, tampoco me importa mucho, pero no sólo hay que hacer propuestas, sino denunciar con absoluta convicción la desconfiguración del modelo autonómico a lo largo de esta legislatura y resaltar la herida que se ha hecho a las víctimas y a quienes las apoyan al negociar con una banda de asesinos y aún no descartar posteriores encuentros. El PP debe decir todo eso, sin dejar de hacer lo demás.

Lo que importa es que pierda ZP; en eso está de acuerdo una parte del electorado del PSOE y por eso debe mostrársele que la derecha no titubea en denunciar lo que muchos creemos el problema fundamental. Son extremadamente utilitarios y a veces se olvidan de que no basta con llegar a fin de mes. Y suponiendo que eso sólo sea un incentivo, viendo cómo hablan algunos tipos del PP, ¿cómo sé yo que esta gente no caería en otro cierto toma y daca con los nacionalistas?

Un cordial saludo,

Samuel.

4:13 nachm.  
Blogger El Cerrajero said...

# Samuel, esa es la gran pregunta ¿estará el PP a la altura de las circuntancias? Hoy por hoy se quedan más que cortos.

# Nicholas, la cantera de tarados que tiene el P$o€ es inagotable, tanto que podemos encontrar especímenes aún peor que Rodríguez el Traidor, que ya es decir.

Sin ir más lejos, esta misma semana hemos podido comprobar que Maleni le da vueltas a Z.

12:00 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

SAMUEL:

Yo tuve un profesor de estadística que siempre comenzaba el curso de la misma manera: «Aplíquense en mi asignatura y podrán demostrar lo que quieran». A estas alturas de la película, todos sabemos que las estadísticas y sondeos forman parte de la campaña electoral y son una herramienta de manipulación; sobre todo las encargadas por partidos políticos, periódicos u organismos oficiales. Por el contrario, existen otras encuestas que son promovidas por gobiernos extranjeros, círculos económicos o empresariales, u otro tipo de…organismos oficiales. No obstante, éstas también son conocidas por los partidos políticos implicados. Podríamos resumirlo de la siguiente manera: unas son para consumo interno; y las otras, para el trabajo. En un escrito anterior ya expliqué que existe un grupo importante dentro del PSOE dispuesto a defenestrar a ZP. El Puma sabe que sus adversarios están en las filas del PP, pero también conoce que sus enemigos se encuentran en los escaños que tiene detrás. La parte interesante de la política no se encuentra en las tribunas ni en determinados medios de comunicación, sino entre las bambalinas; y ésa zona siempre es invisible para el común de los mortales. ZP abrió muchos frentes de batalla, estiró sus líneas de suministro y cubrió el frente con pocos efectivos o de escasa calidad. El PP ganará las elecciones, pero no se verá obligado a pactar con nacionalistas; ya que, en el intermedio de la función, ZP caerá de la presidencia. Entonces, los dos grandes partidos— los socialistas con un nuevo líder— iniciarán un movimiento de tenaza para desprenderse del dogal que les oprime: nacionalistas y minorías. Podría resumirlo con la siguiente expresión: borrón y cuenta nueva. Si usted se percata, estimado director, las dos formaciones políticas ganarían crédito ante sus electores y podrían revestirse con la toga del «sentido de Estado». Si todo sigue su curso, serán los nacionalistas catalanes, por ejemplo, los que tendrán que hablar castellano en la intimidad, no Rajoy. De aquí a marzo, observe las reacciones de los partidos bisagra: ahí tendrá una orientación. Rajoy sabe que su ventaja le permite ser discreto, no necesita grandilocuencia. Ahora bien, tampoco debe dormirse en los laureles ya que ZP y toda su maquinaria de iluminados acortarán la distancia con diferentes estratagemas. Rajoy sabe que no todo se reduce a impuestos, y por ello prometerá otras cuestiones que a los españoles, independientemente de su ideología, les interesan: Código Penal, inmigración, reformas constitucionales, etc. Entiendo su pesimismo, pero no olvide que los medios de información parcelan la realidad, y los ciudadanos expresarán su pensamiento mediante los votos: es el último reducto. ZP ha perdido las elecciones y lo sabe, forzará la máquina pero será inútil.
Saludos.

2:31 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

CERRAJERO:

Precisamente para que el PP esté a la altura de las circunstancias y supere sus evidentes carencias, será un determinado sector del PSOE el que acudirá en su ayuda. Es una inversión o cumplir aquello de «hoy por ti y mañana por mí».
Esa caterva de ignorantes y arrivistas es la que sostiene a ZP, por eso están dispuestos a todo por aprovechar un poco más de la oportunidad sobre el escenario. No te preocupes, amo de las ganzúas, que el Puma será un mal sueño el próximo mes de abril.
Saludos.

2:32 vorm.  
Blogger El Cerrajero said...

# Nicholas ¿has visto a Bono sonriendo y dándole las gracias al Traidor por dejarle que presida la Cámara Alta si ganan la próxima legislatura y, a la vez, aceptando ser el padrino del libro crítico contra Z?

Dos caras de una misma moneda. Moneda de la saca pública, por supuesto.

4:24 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

CERRAJERO:

Las intenciones de Bono hace ya tiempo que son evidentes. ZP y sus fieles temen más a los enemigos que tienen dentro del PSOE que a los adversarios políticos.

8:59 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home