Freitag, Oktober 05, 2007

EL COCODRILO



SET: 2. m. En el tenis y otros deportes, parte o manga de un partido, con tanteo independiente.

René Lacoste (1904-1996) demostró una gran elegancia y talento sobre las pistas de tenis. Sus indiscutibles dotes le ayudaron a ganar siete torneos de Grand Slam en categoría individual y tres en la de dobles. Sin embargo, nunca pudo obtener el auténtico Grand Slam ya que el torneo australiano se le resistió. Por su curiosa manera de moverse sobre la pista y la tenacidad que demostró, sus adversarios, aunque nunca enemigos, le bautizaron con el sobrenombre de Cocodrilo. Tan era así, que su mejor amigo, Robert Georg, le bordó un cocodrilo sobre las camisas de juego. Pero si sobre la tierra batida o la hierba Lacoste dejó patente su inteligencia, fue en los negocios donde la prolongó: en 1933, una vez retirado, creó su propia marca de ropa deportiva ( Société Chemise Lacoste), cuyo emblema era la imagen de su apodo: un cocodrilo.
ZP, el Lagartijo, ni es hábil ni tiene inteligencia; sigue haciendo de la escasez una doctrina y de la bobería un pentagrama donde escribe melodías sincopadas que pretende vender por sinfonías mozartianas. Ése pobre hombre, meine Damen und Herren, todavía no ha entendido que en la vida no hay ni premios ni castigos, sino consecuencias.
La última campaña de los socialistas españoles es patética y nos da la herramienta para comprender lo que es el crepúsculo de un imbécil contado por él mismo. El resultado, no obstante, es dramático: el idiota enfrentado a su triste destino. Con todo y con eso lo preocupante no es el burdo intento, sino el pensar que todavía existen personas que son receptivas a ese tipo de majaderías: la mesnada socialista. Si la ironía es un reducto de la inteligencia, la burricie es el baluarte de un político tan mediocre y nefasto, que sólo puede entenderse si conocemos su contexto.
El mes de marzo se acerca y con él las elecciones generales. ZP, el Barrenero, ha comprendido que no las ganará, se mueve de un lado al otro de la pista con el afán de llegar a todas las bolas para devolverlas con efecto. Pero sigue sin comprender que los reveses que ha sufrido han marcado su futuro, y mucho nos tememos que de forma irremediable. Esa extraña forma de jugar — sin subir a la red, golpes liftados y escasos de potencia, lento en los desplazamientos laterales y con un saque muy justo en el que rara vez entra el primer servicio— no es la mejor manera de ganar un partido. El público, además, se ha percatado de que la raqueta de Rodríguez está descordada y las pelotas desgastadas. A mí no me preocupa el espectáculo ridículo que presenciamos; pero sí el intento de passing shot, a la espera de una volea, que ZP, el Polonio, intenta: provocar la reacción de ETA. Deberán reconocer, meine Damen und Herren, que resulta llamativa la inactividad contra los terroristas durante tres años y que ahora, precisamente ahora, se quiera remontar el marcador para forzar el tie-break.
No quisiera pensar que con ello se busca que el partido de individuales se convierta en uno de dobles. De todas formas, no debemos olvidar que ZP, el Sagaz, siempre ha convivido en una curiosa simbiosis con los terroristas: forman parte del contexto para comprenderle. Un atentado oportuno serviría como esa lluvia que detiene el encuentro y rompe la racha del adversario: la lona cubriría la tierra, el público debería distraerse y los jueces de línea se retirarían a cubierto.
El partido de gran estadista leonés ha sido malo, y él sabe que no puede ganar un torneo de Grand Slam. ¿Qué puede hacer entonces? Distraer, despistar y discutir cada punto para romper la concentración del adversario; sin embargo hasta en eso en un patán. No creo que un vídeo en el que lo llamativo es el símbolo de René Lacoste sirva de mucho. Me interesa, eso sí, qué pensará la compañía fundada por el tenista francés respecto a la mofa que hace de sus clientes una campaña tan absurda como estéril. René Lacoste, campéon y caballero sobre las pistas, no diría nada: abriría las fauces y engulliría al lagartijo. Punto, set y partido.

Foto: René Lacoste. Wimbledon 1925.

12 Comments:

Blogger El Cerrajero said...

De los vídeos reptileros me quedo con este xD

Creo que cada día somos mas los que le cantaremos a Rodríguez el Traidor, a pleno pulmón, hasta luego cocodrilo...

9:05 nachm.  
Blogger Violeta said...

A mí ese video me parece patético. Evidencia que cuando ya no se tienen argumentos, lo que queda es el insulto y ridiculizar al otro.

Esperemos a ver al matchpoint

Besos ;)

11:10 vorm.  
Blogger Marta said...

Creo que alguien ha demandado a alguien. O eso he leído en algún lugar de algún país.

Saludos entrañables, berlinés!

12:13 nachm.  
Blogger El Espantapájaros said...

Sí, la empresa de Lacoste estudia emprender acciones legales por el uso negativo que se hace de su marca.

Lo cierto es que, viendo el vídeo, no sé cuál de los dos personajes me resulta más desagradable, si el pijo medio descerebrado o la progresista gorda, adoctrinada y fea. Ya puestos, los socialistas podrían haber enseñado una muestra más decente de las mujeres que componen sus filas. Convendrás conmigo, Van Orton, en que ni gusto tienen para eso. ¿Qué pretenden con una propaganda así?

Es un vídeo para "hooligans", eso está claro, una broma más, como lo del misil que destruía el dirigible de Rajoy. A ningún español de bien le va a molestar lo de "mariconas". Y, como dice Pablo Molina en un artículo en "LD", ¿a qué Constitución se refieren? ¿A la del 78... o más bien a la del 31? Ironizando, Molina llega a decir que es errónea la respuesta de la chica a quién es el personaje defensor de los derechos humanos y de la paz, pues no es Gandhi, sino obviamente Zapatero.

También Arcadi Espada ha hecho referencia al vídeo. Concluía que la izquierda puede llamar subnormal a la derecha con cosas así, pero, se preguntaba, ¿podría el PP responder con algo de igual calibre, o sea, ridiculizando de esa manera a cualquier progresista ignorante, guarro y peludo? Espada afirmaba en su escrito que no, porque el progresista respondería: "Tú tienes la culpa de que yo sea tonto".

Un saludo

5:09 nachm.  
Anonymous Anonym said...

te sientes aludido? El que se pica ajos come.

6:07 nachm.  
Blogger Samuel said...

Muchos compañeros de clase socialistas estaban de acuerdo conmigo en que el vídeo era una bazofia irrespetuosa de muy mal gusto. Lo malo no es que retraten los tópicos de la derecha, sino que la chica ponga carita de niña buena y repelente que se sabe la lección de memoria. Está claro que para estos niñatos la política del partido es un dogma de fe. ¡Pobrecillos, tan jóvenes!

Pero lo más triste es que, sin darse cuenta, nos están dando a elegir entre la secta de los pijos y la de los borregos. A los que no nos gustan las sectas no nos convencen de que Educación para la Ciudadanía es muy buena. Porque... ¿era eso lo que pretendían, no?

Un cordial saludo.

5:50 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

CERRAJERO:

Alfalfa al pesebre y distracción; sólo pueden ofrecer eso.

9:41 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

VIOLETA:

Lo curioso es que algo tan simple sea para promover los valores cívicos. En fin, esas cabezas bienpensantes sabrán. ¡Ah, el mach-point! No te preocupes, bella flor: el resultado te sorprenderá.
Besos y ánimos.

9:42 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

MARTA:

Lo ignoro, pero no me extrañaría. De todas formas, no comprendo cómo desconocen que con los logos e imágenes corporativas de una marca no debe jugarse: son la tarjeta de visita de una compañía. Una muestra más de la demagogia socialista.
Saludos, pucelana.

9:42 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ESPANTAPÁJAROS:

En varias ocasiones escribí que la izquierda española es ignorante y vive de viejos tópicos. La sociedad española es horizontal en cuanto a su configuración, al contrario que otras, como la anglosajona, que son verticales. A estas alturas de la película intentar representar a un pijo sólo porque lleva un «polo» Lacoste es la demostración de que esos mamarrachos viven anclados en la década de los 70. Catalogar de zafia a una campaña semejante es darle categoría. El PSOE, desde hace muchos años, no tiene mensaje ni ideología clara; bueno, una sí: llenarse los bolsillos. Los socialistas no han entendido que entre la España de 1982 y la actual media un abismo; sin embargo, es entre sus filas y en la parte más populachera de sus votantes donde todavía no ha llegado la evolución de vuestro país, látigo de gorriones famélicos. Con campañas semejantes, lo único que consiguen es demostrar su estulticia y el poco respeto que tienen por los españoles. Mientras que el resto de democracias europeas se mueven por políticos que solucionan problemas, mensajes claros, romper con vicios y tópicos más anticuados que el esculpido a navaja, el PSOE sigue en su túnel del tiempo. España hace tiempo que se modernizó, pero los socialistas españoles siguen atrasados: ¿será que les interesa un electorado cateto? Si es cierto que detrás de la pamema de Lacoste se encuentra Pepino Blanco, mi sospecha está confirmada: es el topo del PP en el PSOE.
Soy consciente de que te debo el escrito sobre la refundación del PSOE. Lo cierto es, querido amigo, que todavía dudo sobre si debo escribirlo.
Un saludo.

9:43 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ANÓNIMO:

No puedo darme por aludido por varios motivos: mis «polos»« son Burberry ( no necesito tanto colorido); mis camisas sport son Ralph Lauren (hace años que las utilizo y el modelo Blake me encaja como un guante a una mano); y las camisas de vestir me las hace a medida Herr Kaufmann, un sastre de la vieja escuela que tiene su establecimiento en Charlotenburg. En cuanto a los ajos no creo que sea necesario que piquen. Siempre que puedo compro ajos españoles — para mí los mejores—, y le garantizo que sabor y aroma dan mucho; pero picor…
«Polos» y ajos: cuestión de gustos, aunque no de alusiones.

9:44 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

SAMUEL:

En su comentario coexisten dos auténticas perlas, Sr. director: coincidencia con el antagónico después de una reflexión y la aceptación del dogma de fe. La primera me satisface, ya que es la esencia de la democracia; sin embargo, la segunda me desagrada: es lo propio del concepto de democracia que tiene el PSOE. Que sean precisamente los cachorros socialistas los que han creado semejante memez me indica una cosa: desde su pueril militancia tienen una imagen distorsionada de la realidad; supongo que ello forma parte de la preparación para acometer cotas más altas, como ocupar el puesto de Pepino Blanco. El PSOE nunca cambiará, por lo tanto intentan otra estratagema: moldear a la sociedad para que sea ésta la que encaje en ideas y proyectos que están desfasados. ¡Qué cruz!
Saludos.

9:45 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home