Mittwoch, Mai 30, 2007

EL CURRANTE


BUSTRÓFEDON: 1. m. Manera de escribir, empleada en la Grecia antigua, que consiste en trazar un renglón de izquierda a derecha y el siguiente de derecha a izquierda.

De nuevo, meine Damen und Herren, el insomnio me acorrala contra el colchón. Las horas de la noche transcurren y me gustaría conciliar el sueño, pero ése desvelo crónico me lo impide. He probado varios remedios caseros para conseguir dormir: memorizar discursos de ZP; reproducir en bustrófedon los libros de Baltasar Garzón; ponerme un pijama azul e interpretar arias de Carmen; o copiar con plumín los anuncios de «relax» de El País. En este cuarto intento hay algo que no he comprendido: feminismo, violencia de género, progresía, leyes de cuota, ganancias y prostitución. Sigo sin entenderlo. Al final, y con los dedos manchados por la azulada tinta, he decidido buscar cuál era el problema, para, más tarde, encontrar la solución. ¡Mano de santo! Mis desvelos los producía el futuro de Pepiño Blanco. Sí, meine Damen und Herren, parece mentira; pero no la causa de mi vigilia, sino que semejante rucio pueda tener futuro. Ahora que las elecciones municipales y autonómicas han concluido, aunque no sus consecuencias, imagino que la fiscalía retomará el tema de las comisiones cobradas por los socialistas en Ibiza y autorizadas por el inefable Pepiño: eso dicen las buenas lenguas. El gandumbas que siempre luce esa mirada de los mil metros— como buen gallego— intuye que en función de cómo continúe el tema (aunque nos lo podemos imaginar) deberá trabajar. Él, por si acaso, ya ha lanzado uno de los mejores faroles que he visto en mi vida: «tengo varias ofertas que estoy estudiando». No dudaremos de su acrisolada formación ni de sus innatos talentos. Sin embargo, algo nos puede ayudar a formarnos una idea concreta del amplio abanico de posibilidades que se abre ante él: «el blo heterodoso». Descartada la posibilidad del «negro» por aquello de la Alianza de Civilizaciones, creo que puede ser un magnífico currículo y una envidiable tarjeta de presentación. Sus célebres comentarios no sólo demuestran en su contenido torpeza, sino que en cualquier escuela pueblerina le hubieran suspendido. Pero es que el pobre Pepiño escribe acorde a su prosodia, y algo mucho peor: de la misma manera que piensa. Creo que el nuevo Robert Musil galaico es el creador de un nuevo estilo: la sintaxis patética. Tomemos un ejemplo: «efeto». Esa inusitada y llamativa manera de vocear provoca que se piense inmediatamente en Pepiño. Sin embargo nadie está tan autorizado a pronunciar de esa manera como él, ya que, aunque resulta inquietante, dice mucho de sus dotes y capacidades: simpleza altanera, hechuras de paleto revenido e ideas pedestres del más sustancioso de los iletrados.
Ustedes pueden pensar, estimados parroquianos, que deduzco demasiado de una curiosa manera de pronunciar o escribir y que ya es suficiente condena la que cumple ése acabado personaje para, además, tener que soportar los comentarios de este modesto feuilleton. Ojalá estuviera el individuo tan derruido como su prosodia vergonzante; pero en la España de ZP, el Cátedras, todavía le veremos al frente de un ministerio: el listón está muy bajo. Por todo lo anteriormente expresado, creo que Pepiño debe ojear las páginas de los periódicos y buscar los anuncios que terminan con el siguiente aviso: «inútil presentarse sin experiencia». El entrecano cumple todas las condiciones: es inútil y no tiene experiencia: ¡ése es el empleo al que debe aspirar! De todas formas ustedes ya saben lo que ocurrirá si le rechazan: un «conflito».
Foto: ¡Vosotros lo que queréis es que trabaje!

8 Comments:

Blogger El Cerrajero said...

La esperanza de Pepino Blando se centra en el hecho de que, en la Expaña de Rodríguez el Traidor, se puede ser mujer sin necesidad de operarse.

Esta es la única solución que veo: que Pepino sea ministra de cuota.

Peor que Calvo, Mandatela Alvarez, Salgado, esTrujadillo o Nabrona seguro que no lo hace.

4:16 vorm.  
Blogger HartosdeZPorky said...

¡Que buen corazón!. Desvelarte por Pepiño, esa rata de cloaca corruta...

7:47 vorm.  
Anonymous Anonym said...

buen post.

4:26 nachm.  
Anonymous KENWAY said...

¡Pero bueno!, dejo de leerte dos días, y me encuentro con que, al ponerme al día, vas a dejarnos sin tus acertados escritos.
Imagino que ya no habrá otra opción, así que sólo queda decir:
¡Hasta luego, AMIGO!

3:56 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

CERRAJERO:

No se me había ocurrido, amo de las ganzúas; pero ahora que lo dices...

4:52 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

HARTOSDEZPORKY:

Si es que en el fondo soy buena persona, pero...muy en el fondo.
Saludos.

4:53 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ANÓNIMO 04:26

Gracias.

4:53 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

KENWAY:

Saludos, querido Kenway: hacía tiempo que no sabía nada de ti. Así es: dejaremos reposar una temporada JOSEPHSPLATZ. Es una lástima porque me quedan muchas ideas en el tintero, aunque sería más exacto decir "en el teclado". Dos o tres escritos más y finalizaremos esta primera etapa. Gracias por tus comentarios e interés, querido Kenway.

4:59 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home