Mittwoch, Mai 09, 2007

ANGIE

El ascenso y popularidad de Angela Merkel no pueden comprenderse sin conocer la «magnífica» herencia que su antecesor en el cargo, Gerhard Schröder, legó a los alemanes: Crecimiento económico inferior al 1%; tasa de paro superior al 11%; incapacidad para afrontar los gastos sociales; agujero presupuestario superior a los 60.000 millones de euros, que el ministro de Hacienda se dedicó a esconder; creciente problemática social, consecuencia de la difícil integración de los inmigrantes (suponen el 10% de la población); descenso de la calidad de enseñanza; etc. Como pueden observar, meine Damen und Herren, lo habitual en la órbita socialista. Ahora bien, el canciller Schröder era muy simpático, risueño, con talante y huérfano de padre, que falleció en el frente rumano durante la II Guerra Mundial y al que nunca llegó a conocer. Ya que ahora Herr Schröder disfruta de un sosegado trabajo y de unos cuantiosos emolumentos, producto de sus buenas relaciones con Putin, le dejaremos tranquilo.
El camino hacia la Cancillería de Frau Merkel no fue sencillo: primero tuvo que imponerse dentro de su propio partido — C.D.U.—, a su protector— Helmut Kohl— y después constituir una forzada coalición con el S.P.D., Sozialdemokratische Partei Deutschlands. Una vez instalada en el número 1 de la Willy Brandt Straße, Angela demostró el porqué lo había conseguido: es pragmática; tiene habilidad para hablar claro; posee un profundo conocimiento del panorama político europeo; goza de una impresionante capacidad de análisis; y ha demostrado su sólida inteligencia, su innato instinto y su mesurada ambición. En sus primeros pasos en la arena exterior enseñó la pasta de la que estaba hecha, librando un pulso a Polonia y a la República Checa, oponiéndose a la entrada de Turquía en la U.E., y no vaciló en defender en China los Derechos Humanos, en detrimento de los intereses empresariales alemanes. En el plano doméstico, y en concreto en el campo económico, su política se mueve sobre el siguiente eje: Necesidad de crear un nuevo impulso económico; simplificar el sistema fiscal alemán; flexibilizar el despido en las pequeñas empresas para disminuir el paro; reducción de costes de trabajo; respeto por el libre mercado; y permitir diferentes escalas salariales a pesar de lo marcado en los convenios colectivos. A mí lo que más me agrada es su enfrentamiento con los ecologistas, esos que siguen anclados en el Atomkraft? Nein Danke y se dedican a llenar el medioambiente de humo con sus propuestas cada vez más imaginativas pero muy alejadas de la realidad. Sin embargo, y como cualquier otro político, Angela tiene su «pero». Es cierto que la productividad y la economía han mejorado, y que los beneficios empresariales marchan viento en popa. Sin embargo, para lograrlo ha sido necesario deslocalizar una parte de la producción industrial hacia países con menores costes sociales y acometer profundas reestructuraciones de las plantillas, situación ésta que, junto a la lentitud en la percepción de los beneficios prometidos, ha ocasionado un descenso de la popularidad de la canciller. Tampoco estoy muy convencido, aunque mi opinión no está formada del todo, por la búsqueda del Santo Grial que ha iniciado Frau Merkel: Reactivar la agónica e inoperante Unión Europea y desarrollar engendros tipo Dimensión Social de Europa. Me gusta el estilo de Angela Merkel, pero no ha podido demostrar grandes cosas, excepto su facilidad para contagiar su optimismo y energía. Supongo que el hecho de tener que gobernar en coalición con el S.P.D. es un pesado lastre que impide acelerar los procesos. Por ello creo que debemos considerar la primera legislatura de la canciller como una necesaria época de transición, y cuando lleguen las elecciones del 2009 podremos observar cuál es el camino: el año del despegue de Angela o su conversión en chatarra política. Así y todo, merece nuestra confianza.
Y ZP,¿dónde encaja entre líderes de la talla de Angela Merkel o Nicolás Sarkozy? No se equivoquen, meine Damen und Herren, personas como él siempre son necesarias: alguien debe vaciar los ceniceros y las papeleras, retirar los vasos y apagar las luces después de cada reunión. Hasta en la cofradía de los bobos existen las categorías, y algunos ocupan la inferior.

Foto: La bella y el bestia. «Thank you, thank you».

4 Comments:

Blogger El Espantapájaros said...

Gracias por haber atendido de forma tan generosa mi petición. La verdad es que no sabía mucho sobre Merkel, aunque siempre me resultó simpática y capacitada para sacar a Alemania del bache, sobre todo desde que Zapatero dijo de ella que era una "fracasada". Ahora veo que sus logros económicos son notorios, pese al engorro y el retraso que siempre supone gobernar en coalición con nada menos que el partido contrario. Supongo que eso también tiene mérito. Espero que, de seguir así, gane con holgada mayoría las próximas elecciones.

En anteriores comentarios hablabas del movimiento pendular político en Europa. En Francia, pese a que gobierne la UMP, Sarkozy es por sí mismo todo un nuevo partido y unas nuevas maneras y objetivos. En Alemania también ha pasado lo mismo. En Inglaterra, lo veremos más tarde, se acerca el retorno de los conservadores. La alternancia es positiva y sin ella no hay democracia. Así, también creo oportuno que en Italia haya ganado Prodi, si bien de esto puedo llegar a arrepentirme.

Sin embargo, la alternancia que se dio en España en 2004 fue forzada y provocada, antes que por una mala gestión o por un desgaste del partido en el gobierno, por unas circunstancias terribles y cuando el partido llamado a tomar el relevo, el PSOE, estaba escasamente preparado; sin regenerar, sin adecentar: necesitaba más batacazos para mejorar. a Zapatero, como acertadamente se ha dicho, le faltaban muchos hervores para ser el Sagasta que necesita España. Es por ello que creo necesaria la vuelta inmediatada del PP al poder, que no sería en ningún caso prematura, pues estos cuatro años de Gabinete Zapatero se están haciendo tan largos como si fuesen cuarenta.

Un saludo

1:17 nachm.  
Blogger El Cerrajero said...

El apellido de Schröder se compone de 'shrink' y 'joder' y el resultado no podía ser otro consecuentemente.

7:00 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ESPANTAPÁJAROS:

Alquien que tilda a Frau Merkel de "fracasada" es que no entiende nada y es un ignorante. Sólo hay que fijarse en su trayectoria para entenderlo, pero ya sabemos la solidez mental de ZP, que se alzó en su propio partido no por sus méritos sino por aquello de que "en el país de los ciegos..."
Si la ignorancia es atrevida, ZP la convierte en temeraria, casi suicida. En Europa es evidente que los partidos "tradicionales" han sufrido una evolución. Sin embargo, el PSOE sigue anclado en unos postulados que sólo servirían para un país como España. Saludos y ha sido un placer.

11:55 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

CERRAJERO:

Algo de razón tienes, ya que la personalidad de Schröder "encogió" conforme su gestión se mostró ineficaz, cuando no perniciosa para Alemania. Después, claro está, se dedicó a lo último que señalas: joder.
Saludos.

11:58 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home