Dienstag, April 24, 2007

EL DANDI



DANDI: 1. m. Hombre que se distingue por su extremada elegancia y buen tono.

El abismo ideológico entre el PSOE y el PP se ha incrementado, meine Damen und Herren. Nunca antes las dos Españas se habían mostrado con semejante claridad; me temo lo peor, ustedes están al borde del abismo. Ahora comprenderán el porqué pienso así: mientras alguna concejala del PP decide desnudarse, el PSOE ha decidido cómo deben vestirse sus candidatos. La eterna lucha renace: el bien contra el mal; la devoción contra la herejía; el conocimiento frente a la ignorancia; las vestiduras se enfrentan a la desnudez.
El gran Pepiño Blanco se ha erigido en sosias de Karl Lagerfeld — versión pulpo a feira— y marcará la tendencia en la vestimenta de los que serán apiolados en la arena electoral. ¡Qué gran hombre es Pepiño!: modelo en todas las facultades españolas de Derecho; dechado de inteligencia y sabiduría; guía para todos los majaderos que aspiran a ganar 6.000 euros mensuales y, además de todo lo anterior, ¡creador de moda!
No sé si ustedes, queridos parroquianos, son conscientes de que nos encontramos ante el último hombre del Renacimiento: el mancebo domina todas las materias.
El postrer engendro que una mente tan… distraída, como la de Pepiño, ha sido capaz de crear es un Libro de Estilo. Propongo que lo que será sin duda alguna un incunable se encuaderne en piel clara, con abundante gofrado y dorados, ya que, transcurrido el tiempo, tendrá más valor que un ejemplar de las obras de Lope elaborado por Sancha o Ibarra.
En semejante trabajo literario, equiparable al blo hetedoroso de un cicloquímico, se recogen varias recomendaciones para vestir correctamente. Estoy convencido de que Beau Brummell y Oscar Wilde lo tendrían siempre a la puerta de su vestidor para orientarse sobre buen gusto, elegancia y donaire. Que Pepiño es un daltónico mental hace tiempo que lo sospecho, y la sugerencia que realiza sobre los colores adecuados es la constatación: gris, marrón y negro. El mensaje, una profecía sobre el PSOE, es claro: gris por su capacidad; marrón por sus éxitos; y negro por su futuro.
El compendio sobre el garbo elaborado por el rucio gallego abarca otras cuestiones: colores, texturas, estampados y complementos. Con el fin de no aburrirles, no ahondaremos en ellas. Sin embargo no podemos obviar algunas reflexiones. Me ha sorprendido que Pepiño, el Dandi, no haya sugerido otros temas: que sus candidatos sean honrados, defensores de las leyes, competentes, inteligentes, considerados y serios. Entiendo que no lo haga, ya que, si se aplicaran, ello equivaldría a despedir a la mitad del PSOE, comenzando por ZP, Pepe el Risas. También ha demostrado el concepto que los socialistas tienen de los españoles: éstos valoran el regalo por el envoltorio en lugar de por el contenido; curiosa forma de respeto.
Cuando alguien padece disentería verbal suele mostrarse generoso en sus «deposiciones»; como Pepiño, que quiso redondear la faena con una de sus famosas perlas: el PSOE fomentará la movilización y la participación, «porque es mucho lo que está en juego».
Es evidente: que él siga cobrando 6.000 euros mensuales. ¿Les parece poco?
Si Julien Sorel, el protagonista de la novela de Henri Beyle, confió en dos colores (rojo y negro) para ascender socialmente y no terminó bien, no creo que alguien que apuesta por la depresión cromática (gris, marrón y negro) lo consiga.
De todas formas, encargué una primera edición del Libro de Estilo de Pepiño Blanco; pero pedí la encuadernación en rústica, está en consonancia con el intelecto del autor: un dandi del siglo XXI.
Foto: Negro, gris y marrón. Vota P.S.O.E.

11 Comments:

Blogger El Espantapájaros said...

Aunque es difícil que a uno no le lleguen las vibrantes ondas del PSOE, y concretamente las de su destacado notable Blanco, no conocía esta nueva obra electoral, colosal creadora de imagen, justificadora a todas luces de su elevado sueldo, maleducadamente revelado hace nada. Pero tengo la sensación, la deprimente sensación, de que los colores que mencionas ya han sido ensayados en el mismísimo Zapatero, que, en sus queridos mítines (único espacio donde puede crecerse), suele aparecer con jerseys marrones y hasta con trajes totalmente negros (yo diría que, en esos casos, lleva chaquetas de terciopelo), o con jerseys grises de cuello alto. Desde luego, lo de depresión cromática no podría ser más acertado.

Y, por cierto, siguiendo con la tendencia de aciertos simbólicos, después del grandioso lema "Miramos adelante", ahora Blanco, en otro ejercicio para ganarse el pan, se ha sacado de la manga un "Haremos más" que, sin duda y sin dificultad, se puede prestar a muchas bromas e interpretaciones.

Por favor, ¿dónde habrán quedado esos lemas, tipo "Cien años de honradez", y esas chaquetas de pana de los ochenta? No conozco el libro de estilo en el vestir del PSOE, pero me preguntó si incluirá el uso de la famosa pana.

Un saludo

8:13 nachm.  
Blogger El Cerrajero said...

Mienmano ha encontrado los modelos perfectos para la paleta cromática de Modas Pepino.

9:42 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ESPANTAPÁJAROS:

El pobre Pepiño se gana el sueldo haciendo de perro pastor: controla el rebaño, lo desplaza, lo introduce en el redil, ladra para ahuyentar, etc. Acepto que la imagen de un político tiene cierta importancia, pero no debería ser todo. A ZP, esa especie de "ninot indultat", lo recomponen a marchas forzadas.
En cuanto a los lemas, creo que éstos resultan "coherentes" con la política ejercida. "Miramos adelante" cuando han cimentado una gran parte de su legislatura en la Guerra Civil, en memórias históricas, juicios durante el franquismo, etc. No tienen un programa claro y se dedican a improvisar sobre la marcha.
"Haremos más": Deberás reconocer, asusta gorriones, que sinceros son. Es para temblar. Al de los "cien años de honradez" me temo que se le cayeron algunos ceros.
¿Dónde está la pana? Si te refieres a la tela, desapareció a al misma velocidad a la que los "honrados" descubrieron las ventajas del traje sastre. Ahora bien, supongo que estás enterado de que en algunos países de Sudamérica la palabra "pana" define al compinche de alguien. Si es con ése significado, el PSOE sigue lleno de...pana. Es más, me temo que nunca se desharán de ella: los socialistas españoles nunca cambian.
Saludos.

1:58 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

CERRAJERO:

La comparación es buena, pero no sólo por la paleta de colores que propone Mienmano. Fíjate y verás como ZP poseé las condiciones del trío calavera: la ceguera y debilidad de Chamberlain; el sentimiento de iluminado, salvapatrias y redentor de Adolf Hitler; y la cicatería, hipocresía y mentira perpétua de Stalin.
Si es que para los gustos se hicieron los colores,amo de las ganzúas.
Saludos.

2:05 vorm.  
Blogger Samuel said...

Estos tíos se han creído que somos imbéciles. Ni colores, ni sonrisas, ni métodos del perfecto parlante van a sanear su imagen de embusteros, sino confirmarla. Como si se quiere vestir de seda, Pepiño se queda.

Hace poco me sorprendió que me enviaran una carta del Ministerio de Educación donde la ministra Cabrera me tuteaba y me llamaba "querido amigo". En lo del tuteo hay opiniones, pero con respecto a ese vocativo cariñoso me parece algo insultante. Los políticos querrán estar cerca de mí, pero yo no, oiga ¡cuanto más lejos, mejor! ¡Y las manos quietas!

Los eslóganes, en publicidad, tienen algún sentido. Pero si el producto es malo, toda la campaña publicitaria se vuelve contra él. En política, sólo son un pasatiempo para alimentar a los de la secta y hacer pasar un rato divertido a los periodistas mientras nos tomamos el café.

Un cordial saludo.

7:14 nachm.  
Blogger Violeta said...

Este Pepiño es impresionante... el hombre se está currando el sueldo y cada día nos sorprende con algo nuevo!!!

Si van a poner el negro de moda... por favor que le regalen a ZP una corbata NEGRA LISA, porque basta ya de ir a los funerales o actos en que hay que ir de luto, con una corbata de lunares!!!!!!

Saludos ;)

8:30 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

SAMUEL:

Eso es lo indignante: que os tomen por idiotas. Les preocupa más el impacto de la imagen que el desgaste que ocasiona su comportamiento.¡Increíble!
El pobre ZP se cree que todavía está en la España de los 80, cuando todo era "buen rollo", "modernidad","al loro y a colocarse", "los descamisados", y "dejaremos España que no la conocerá ni la madre que la parió". Que las sociedades evolucionan es evidente; pero el PSOE sigue anclado en el populismo paleto, trasnochado, costumbrista y de baja estofa que entonces "entusiasmó". Yo de un político espero que sea un buen gestor de los recursos que yo le proporciono con mis impuestos; no que sea mi amigo,a éste ya me lo busco yo. Sin embargo discreparé de algo. En el mundo publicitario, el eslogan es básico. ¿Cuántos artículos han sido catapultados al éxito con independencia de su calidad o utilidad? Me atrevería a decir que muchos. De la misma manera, cuando los políticos se comportan como publicistas, demuestran el concepto que tienen de la política: un producto más a vender con independencia de la calidad. Triste, muy triste.
Saludos.

1:07 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

VIOLETA:

El papel que Pepiño representa en el PSOE es el viejo truco del policía bueno y el policía malo. ZP siempre es talante, comprensión, utiliza la ponderación, nunca rompe la norma. Por el contrario, Pepiño es el que saca espuma por la boca y rebuzna después del fin de semana. Algo parecido a lo de Fraga y Verstrynge. La diferencia es que Fraga ya se bastaba por sí solo para decir lo que quería. Olvídate de los lunares, que después del Libro de Estilo, ZP sabrá cómo utilizar el guardarropa.
Por cierto, bella flor: esmérate y aprueba las oposiciones, que es necesario un cambio en la fiscalía española.
Saludos.

1:15 vorm.  
Blogger Violeta said...

En esas estoy... Se hará todo lo que se pueda ;)

11:07 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

VIOLETA:

Suerte en tu próximo intento. De todas formas te recuerdo un refrán: El que hace lo que puede no está obligado a hacer más.
Saludos y mis mejores deseos.

2:00 vorm.  
Anonymous Anonym said...

EL OPORTUNO ALZHEIMER DE PASCUAL MARAGALL.



Rafael del Barco Carreras



¡Claro!. Así se disculpa la apostasía, la deserción. Y lo dice ante las cámaras horas después del impacto de ROMPER EL CARNÉ. Corría el rumor desde hace meses, dicen la televisión y los políticos. Yo lo ignoraba, no pertenezco a los ENTERADOS, a quienes manejando conceptos le declaran a uno LOCO O CUERDO según convenga. Para el PARTIDO, metido en varias roturas de carné, un alivio que su máximo dirigente en Cataluña no “esté del todo bien”. Y él, en persona, lo suelta ante las cámaras con esa sonrisa de siempre, esas hendiduras en la cara que a su hermano Ernesto se la convierten en adusta, sin atractivo, y a él en agradable y simpático, ELEGIBLE.

Ya me perdonarán si en mi vulgar entender la vida, de hombre raso y arrasado, de la calle, acostumbrado y endurecido por la MENTIRA DE LOS PODEROSOS, NO CREA EN ESE ALZHEIMER. No pueden, SU CLAN, el Partido, o como se quieran definir esas oficinas de COLOCACIÓN, fábrica de GENIOS o denostados, según intereses, decirme ahora que TIENE ALZHEIMER, disculpándole sus errores, y hasta, como dice Alberto de Calle 1440, homenajeándole.

Si para mentir, creando mi culpabilidad hace veintisiete años, afianzando las finanzas del Partido, capitalizado con el dinero del BANCO GARRIGA NOGUÉS, manejado por el franquista JAVIER DE LA ROSA (atrapado en su desmesurada ambición), y hasta colocándose él, su amigo SERRA, y los suyos, a la cabeza de la POLÍTICA NACIONAL con lo de sus CIEN AÑOS DE HONRADEZ, estaba cuerdo, ahora en que se tiran los trastos a la cabeza, cuando se pueden descubrir muchos flecos de la GRAN CORRUPCIÓN, no pueden montar una campaña atribuyendo a unas neuronas de más o de menos esa ROTURA DE CARNÉ, o los errores y horrores acumulados. En una palabra, DESACREDITARLE, como tan bien consiguieron merecidamente con su financiero De la Rosa, y tantos otros. Y lo siento por lo que de verdad pueda tener, pero sin callarme que las neuronas se afectan por infinidad de conocidas y desconocidas causas, y grandes o nefastos políticos las tenían alteradas desde antes del éxito de sus CARRERAS, sin olvidar que los ídolos o líderes unas veces se hacen por si mismos y otras los fabrican.

Un mafioso italiano, de los de verdad, buen compañero de cárcel, me decía que si a él o los suyos en ITALIA les hubieran hecho algo así, no viviría nadie. Yo, no solo no contemplé convertirme en un asesino vengador, sino que los QUERÍA VIVOS Y CUERDOS, para que de sus peleas surgiera la verdad, como sucedió entre Piqué Vidal y Pascual Estevill. MI PÍRRICA VENGANZA, en mínima parte, muy mínima, lograda, pues aun los hay EN LIBERTAD, MUY RICOS, PODEROSOS y GOZANDO DE SIMULADA HONORABILIDAD.

Ver, www.lagrancorrupcion.com

12:39 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home