Mittwoch, April 18, 2007

¡MÚSICA,MAESTRO!


Aunque no soy una persona especialmente dotada para el baile, reconozco que me gusta contemplar esos programas de televisión en los que los famosos se lanzan a la pista: me entretienen. Ayer, sin ir más lejos, ZP, el Gandumbas, acudió a uno de ellos para bailar con tres parejas diferentes: Gloria Lomana, Juan Pedro Valentín y Alfredo Urdaci, cuya presencia exacerbó mi morbo por contemplar el reencuentro. En los primeros momentos ya me percaté de qué baile escogería cada uno para danzar con ZP. Gloria Lomana, mujer de extraña mirada y expresión, se marcó una samba en el peor estilo de la escuela Mangueira. La asimétrica hembra había estudiado los pasos y memorizado la canción, pero los movimientos no eran espontáneos y se percibía que contaba cada uno de ellos: tenía la cabeza en otro sitio.
Juan Pedro Valentín, con elegante frac aunque los acharolados zapatos todavía olían a chapapote, se deslizó sobre la pista a ritmo de vals. Serio, con la cara enmarcada y gesto circunspecto, ejecutó los tres pasos obligatorios y continuos sin apoyar el talón en el suelo: elegante, muy elegante; ¡alles Walzer und viel Vergnügen! Sin embargo, los giros del vals se realizan en sentido contrario a las agujas del reloj, algo a lo que no está habituado el Sr.Valentín, y esa falta de costumbre hizo que se mostrara dubitativo en alguna ocasión: «La verificación del alto el fuego,¿fue un error?» No planteó una pregunta, dio el pie para el comienzo de un monólogo que hubiera despertado la envidia de Segismundo. Después, con el torso inhiesto, continuó con el ritmo ternario.
Alfredo Urdaci hubiera escogido un rock & roll— por las sacudidas—, pero se decidió por el tango; sabe que a ZP le apasionan las milongas. A pesar de la sugerente música de bandoneón, la pareja no hizo saltar chispas. Urdaci quería arramblar, estrechar la carne de la pareja —desconozco las intenciones—, y largó una pregunta, precedida de largo preámbulo, sobre las negociaciones y el rearme de ETA. ZP flexionó una de sus piernas y se zafó: se justificó ante la presentadora y después fue él quien giró la cabeza con brusquedad: «Entiendo que te cueste olvidar ciertas cosas». Eso es lo malo del tango: a simple vista parece erótico y vistoso, pero cuando tu pareja de baile tiene halitosis desearías comenzar una sardana. En un estilo más propio del barrio de Lanús, ambos continuaron el chito. Cuando el acordeonista ya tenía los dedos agarrotados, se produjo el mejor paso: «Vamos a seguir, lógicamente, combatiendo», avisó ZP, con su meñique erguido. Antes, por eso, hizo otro monólogo— Cinco horas con Mario, en esa ocasión—, durante el cual miraba a los otros dos bailarines. Por el contrario, cuando pronunció su sentencia miró a Urdaci. La explicación es lógica: le incomodó percibir que la mentira que había dicho no tenía credibilidad alguna ante Urdaci. Creo que todos ellos se equivocaron a la hora de escoger el baile, ya que ZP siempre se mueve al mismo ritmo: el del pasodoble. Ya saben, pasos adelante y pasos atrás. Rodríguez se comportó como es habitual en él: redundancias, perogrulladas, reiteración, tedio y pomposidad de paleto. Así y todo, creo que los asistentes se esforzaron en no pisar a la pareja. Es comprensible, ya que pisando juanetes los invitados no acuden. De todos modos, parece que el Fred Astaire leonés se ha aficionado a esto de la danza y quiere organizar un baile con Rajoy en el mes de junio. Yo no iría, a no ser, claro está, que la puntera de mis zapatos estuviera reforzada. Y es que para bailar bien es importante la pareja. Por ése motivo yo nunca bailaría con Baltasar Garzón: no respeta…los tiempos, va con el paso cambiado. Si ustedes, meine Damen und Herren, han tenido fortuna con su par, ¡bailen, bailen sin parar!: ¡Alles Walzer und viel Vergnügen!

APOSTILLA: Les recomiendo la lectura del escrito de Alfredo Urdaci cuyo enlace encontrarán en la columna correspondiente. Me ha hecho reflexionar: ¿Será ZP espeleólogo? Es lo suyo: simas, oscuridad, frío húmedo, soledad y eco.
Foto: Aznar bailaba mejor.

12 Comments:

Blogger El Espantapájaros said...

Gracias por el enlace al documental de Telemadrid. Aunque en pantalla pequeña, pude verlo bastante bien. Indescriptible Rosa Regás, con la bandera española de fondo, hablando casi con añoranza del imperio mediterráneo catalán y sus glorias.

No me perdí la entrevista a Zapatero en Antena 3. Por lo común, el Presidente suele aburrir con su cháchara, y cuando lo entrevistan todo es muy vano, general, ambigüo. Una sosez. Sólo sabe usar su sonrisa y hacer movimientos de maniquí. Ni siquiera fue capaz de responder claramente a los requerimientos finales de la presentadora, cuando le preguntó si iría a Antena 3 a disputar un debate con Rajoy. Urdaci lo describe acertadamente en el artículo que recomiendas: Zapatero es un pozo sin fondo... ¿de estupidez? Y fue precisamente Urdaci la razón fundamental de que viera la entrevista. El morbo nos puede.

Un saludo

10:27 nachm.  
Blogger Violeta said...

No lo vi porque para escuchar más de lo mismo... mejor leer una novela.

Qué tal la conversación con tu amigo médico? Alguna conclusión interesante?

Saludos ;)

10:52 vorm.  
Anonymous Anonym said...

ORCO EL MAYOR CABRON DE LA HISTORIA QUE DEFIENDE A MANIPULADORES C.C.O.O. C.C.O.O. C.C.O.O. C.C.O.O. ERES UNA ASCO DE PERSONA

12:38 nachm.  
Blogger Samuel said...

Cogí la entrevista al final, aunque no me esperaba gran cosa. A Urdaci ya lo conocemos, aunque imagino que tuvo mucha más delicadeza que Gabilondo con Rajoy. Con todo, las entrevistas con los políticos suelen dejar bastante que desear. Nunca dicen nada satisfactorio, se van por los cerros de Úbeda y, si insistimos, ellos tienen rollo para rato. Es como entrevistar a las paredes.

ZP es especial en esto de hablar mucho y no decir nada. No sé si es consciente de ello, pero si el pobre es así inspira una gran lástima. Es el prototipo de la ceguera y su ingenuidad es una broma demasiado pesada como para tolerarla.

Un saludo.

4:19 nachm.  
Blogger El Cerrajero said...

A mi Rodríguez el Traidor me pareció que no estaba ni para ponerse a pedir limosna en la calle, tal eso le provocó lástima a los periodistas y lo dejaron que largara su homilía de borrachuzo tabernario sin interrupirle... no fuera a perder el hilo y empezar de nuevo xD

10:35 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ESPANTAPÁJAROS:

De nada, torturador de gorriones hambrientos. Lo de Rosa Regás lo achacó a la demencia senil, ya que la demencia literaria ya la ha demostrado hace tiempo. Si no te importa, querido amigo, hazme un favor: la próxima vez que ZP aparezca en televisión fíjate si tiene hilos unidos a sus manos.Yo creo que sí, pero no he podido confirmar la sospecha. Buen artículo el de Alfredo Urdaci.
Saludos.

12:49 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

VIOLETA:

Pues sí, la conversación fue interesante. En los próximos días escribiré sobre ello.
Saludos, bella flor.

12:50 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ANÓNIMO:

Una pregunta, querido: ¿Usted estudia en la Universidad Politécnica de Virginia?
S.A.L.U.D.O.S. Y G.R.A.C.I.A.S.

12:53 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

SAMUEL:

Es lógico que Urdaci demostrará "más delicadeza", ya que Gabilondo habla al dictado y se debe a los que le pagan. Es triste contemplar semejante declive. En fin, él sabrá.
No crea, estimado director, que no me compadezco de ZP. Cuando le veo en "acción" siento vergüenza ajena. De todas maneras no achaque todo a la ingenuidad. Ciego, absoluto; ingenuo, no; broma pesada, mucho.
Saludos.

1:02 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

CERRAJERO:

Discrepo de ti, amo de las ganzúas:pedir limosna en la calle es su lugar: son igual de pesados y reiterativos. Yo creo que entrevistar a ZP es como jugar al frontón contra ti mismo: aburrido.
Paciencia, Cerrajero, que le queda poco.
Saludos.

1:07 vorm.  
Blogger El Cerrajero said...

Ojalá no haya que esperar sentado xD

12:01 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

CERRAJERO:

Debes sentarte para no caerte con las carcajadas que soltarás. ZP toca fondo, y con él toda la caterva de "excelsos".
Saludos.

2:39 vorm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home