Samstag, April 28, 2007

DE CABRAS Y MONTES



Esta semana ha sido ajetreada: demasiado trabajo, excesivas obligaciones y poco tiempo. Podría definirse como un lapso por el que he desfilado a salto de mata. Además, y para redondearla, me encontré a un viejo conocido, oculto detrás de uno de esos arbustos. Con la faca al cinto, el trabuco apuntándonos, polainas de piel de cabritilla y enfajado, nos hemos topado con el Curro Jiménez de Lugo: Pepiño Blanco. ¡Menuda sorpresa, meine Damen und Herren! A su espalda me pareció vislumbrar al Algarrobo, el Estudiante y el Gitano; pero la noche se cerraba y no pude distinguirlos con claridad. Supongo, por eso, que en los próximos días podrá vincularse cada apodo con el personaje. Sin embargo, queridos parroquianos, esa nueva faceta bandolera del rapaz no puede comprenderse sin observar al auténtico artífice del engendro: ZP, el Siete Muelles. Ya saben que nuestro querido Rodríguez es un hombre rápido, muy rápido; parece que quiere pulverizar el record que obtuvo el PSOE de Felipe González y establecer una nueva marca: visitar más páginas del Código Penal en sólo cuatro años. Creemos que anda por buen camino.
Volviendo al rucio gallego, debo confesarles que nunca he visitado su famoso blo heterodoso: El cuaderno de Pepe Blanco. Imagino, por eso, que sus páginas estarán unidas por una espiral. El porqué es evidente: una curva que gira sobre un punto y se aleja de él; pero no mucho, ya que siempre estarán unidos.
Esperamos con ansiedad que ZP, el Rehúses, nos brinde dos frases que forman parte de la historia del PSOE: «Pongo las manos en el fuego por Pepiño»; y después, cuando el desagüe rebose, «yo me enteré por la prensa». De todas formas debo confesarles que no espero grandes sorpresas, ya que con los socialistas en el poder, los estamentos fundamentales de una sociedad siempre estarán mangoneados, avasallados o inválidos. Tampoco voy a fingir un pasmo que no siento; ¿acaso el PSOE no se ha comportado siempre de la misma manera cuando ha gobernado?
Después de que la «Ley de Matrimonios Homosexuales» (sic) fuera aprobada, ZP dijo que la promulgación de la nueva norma serviría «para construir un país más decente». No creo que algo así provoque más decencia en el espíritu de una nación, aunque sí más humanidad. De todas formas, ya conocemos las extrañas asociaciones que «la privilegiada mente del gran estadista leonés» crea. Debemos considerar a ZP un ideólogo póstumo, ya que sólo después de su muerte y transcurridas varias generaciones, los mortales podremos apreciar la esencia de los conceptos que se esfuerza en transmitirnos. ¡Qué privilegio ser sus contemporáneos!
La decencia de un país debe medirse por la honestidad de sus políticos, y, en ese punto, España no ha ganado nada, ha retrocedido.
El presente escrito es más corto de lo habitual por un motivo: si escribimos sobre PSOE y corrupción, caeremos en pleonasmos, redundancias, repeticiones y en el aburrimiento.
Siempre se comportan de la misma manera que las cabras: tiran al monte; al igual que los bandoleros.
Foto: El Sr.Blanco y sus chanchullos.

8 Comments:

Blogger El Espantapájaros said...

Nunca mejor dicho. En efecto, la cabra tira al monte y, por tanto, el PSOE vuelve a su salsa, a su naturaleza, a donde mejor está, que no es otro lugar que el podio que revalida su título de partido político español más corrupto de la historia, por supuesto nunca regenerado o arrepentido y siempre capaz de volver a las andadas. Parece que Blanco no está tan conforme con su sueldo como parecía. De todos modos, si no se hizo auténtica justicia en el pasado, en los tiempos de Gonzáles, menos se hará ahora, cuando diría que estamos todos dormidos y resignados.

Un saludo

3:12 nachm.  
Blogger Samuel said...

Señores, estamos siendo injustos con el Sr. Blanco. Como ustedes saben, sufre un insoportable acoso por parte de la extrema derecha. ¡Tratan de desprestigiarle! Igual pasa con el PSOE, al que algunos medios de comunicación tratan de demonizar a toda costa... ¿cómo no se dan cuenta?

Si el Sr. Blanco no se conforma con su sueldo es porque en su partido no le han enseñado esas muestras de resignación cristiana. En semejantes viveros de corrupción, lo raro sería que se mantuviese pío.

Un saludo.

9:45 nachm.  
Blogger Violeta said...

Yo lei un par de veces su blog hace tiempo y...
1) No creo que lo escriba él
2) Son todo críticas al PP y no lei ni una sola propuesta, proyecto... nada!!
3)Para hacer un comentario tienes que esperar que te lo admitan, y entonces ellos lo publican... Viva la libertad de expresión!!!

Gracias por escribir... a pesar de que estuvieras tan liado!!! He echado de menos la palabra y su definición... ;)

11:14 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ESPANTAPÁJAROS:

Yo no creo que los españoles estén "dormidos y resignados". Lo que estáis es sobrepasados por el calibre de la desfachatez de ZP y sus vasallos. También existe miedo y desorientación. Le guste o no a Rodríguez, su forma de llegar al Gobierno no ha sido olvidada, y marca, además, toda la legislatura. Cualquier político inteligente hubiera acometido, después del trauma de las últimas elecciones generales, una legislatura tranquila y sosegada, sin grandes sobresaltos. Por el contrario, la actitud del PSOE y ZP sólo provoca tensión, enfrentamiento y cerrazón. El motivo es claro: necesitan la movilización. Yo creo que la sociedad española todavía está noqueada.
Saludos.

9:02 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

SAMUEL:

Pues tiene usted razón: un alma bondadosa, con la ingenuidad que otorga la incultura, ha sido malbaratada por los "corrutos". Pero hay algo que no me queda claro: a Pepiño le acosa ¿la extrema derecha? o ¿la derecha extrema? Yo creo que se acosa él mismo con su majadería: ¿Majadería extrema? o ¿extrema majadería?
Saludos.

9:09 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

VIOLETA:

A mí me resulta imposible separar la obra del autor. A no ser que por otras cuestiones deba hacerlo, nunca leo nada de un escritor cuya personalidad me resulta insufrible. Su forma de hablar es patética, es un maltratador del lenguaje. No obstante, sé que una cosa es el habla y otra la prosa. Por ése motivo, creo que los grandes escritores son los que pueden forjar una escritura independiente de su habla. Sin embargo, sé que en el caso de Pepiño, suponiendo que fuera él quien escribe en su blo heterodoso,eso no seria así. Si leyera algo del rucio, estoy seguro de que no me "dececionaria" a pesar de su "ortodosia".
Tienes razón, Violeta, no escribí la palabra y su definición. En el próximo escrito pondré dos.
Saludos, bella flor.

9:19 nachm.  
Blogger El Cerrajero said...

Cuando juegan a bandoleros, Pepino Blando se pide ser El Estudiante.

9:45 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

CERRAJERO:

Sabía que lo dirías. Si es que te las pongo "a huevo".jajajajaja.
Saludos.

2:08 vorm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home