Freitag, März 02, 2007

EL REGRESO

REGRESAR.- 2. intr. Volver al lugar de donde se partió. En América, u. c. prnl.

De nuevo entre ustedes, meine Damen und Herren. Tuve buen viaje, corroboré lo que ya imaginaba y conseguí Lucky Strike a un precio más barato que en Berlín: ¡Qué curiosa es la globalización!

CERRAJERO.- Gracias, amigo: tuve cuidado con todo. También te agradezco que hayas engrasado las bisagras de la puerta de JOSEPHSPLATZ. Mi vecina Traudl, una anciana que aplaudió a Hitler, von Krosigk, Adenauer, Erhard, Kiesinger, Brandt, Schmidt, Kohl, Schröeder y cualquier canciller que le garantizase su tranquilidad, ya me ha explicado que observó a un individuo trajinar las cerraduras. Han quedado perfectas.

VIOLETA.- ¡Quién fuera planta! Hasta el cactus que tengo junto al ordenador ha florecido. Gracias por cuidar de ellas en pleno trabajo de opositora.

KENWAY.- Yo no hago ayuda humanitaria, no creo en ella: me dedico a mirar para luego explicar. Te hice caso y he regresado antes del 7 de marzo. Siempre me llevo un portátil, pero suelo estar cansado y no me apetece escribir más; prefiero mirar y disfrutar de otra manera. Supongo que beberías una cerveza de la nevera, ¿no es así?

ESPANTAPÁJAROS.- Mi fiel amigo, agradezco tus buenos deseos. Celebro que te gustase Lighthouse Family. Tengo todos sus CDs, que son pocos, ya que decidieron separarse.

MARTA.- Si te gusta la Luna no olvides que mañana habrá un eclipse. Compruebo que escuchaste los CDs de Lighthouse Family; me alegro, lo bueno hay que compartirlo. ¿Te gusta el vodka?, lo pregunto porque veo que es la botella que más ha bajado de nivel. En cuanto a la biblioteca ya me he percatado de que has estado curioseando: bien hecho, los libros nos indican la personalidad de alguien. Falta uno; no importa: quédatelo, escogiste bien. Yo soy de los que piensa que existen dos tipos de tontos: los que prestan libros y los que los devuelven. Para no quedar como un tonto, es mejor pasar por generoso. Gracias por tus buenos deseos.

Me alegro del regreso, y les agradezco los cuidados de JOSEPHSPLATZ, DAS BERLINER FEUILLETON.
Photo: Ni cholas Van Orton después de comprar bebidas para la cena del sábado.

7 Comments:

Blogger Ignacio said...

Algunos nos alegramos de la vuelta.
Y volveré a postear tu imagen; me lo acabas de sugerir.

12:48 vorm.  
Blogger Marta said...

Dieser Kommentar wurde vom Autor entfernt.

3:32 nachm.  
Blogger Marta said...

En fin. ¡Welcome home! Espero que haya recargado sus baterías. ¿No ve qué fiesta de globitos le teníamos preparada? Por cierto, anoto que el eclipse de ayer fue precioso. Tuve la fortuna de divisar un cielo limpio desde la ciudad, y aunque debo confesar que -bajo mi estado de aniñado entusiasmo para con estos acontecimientos- algún arrebato tuve para derribar un par de edificios que me impedían ver alguna que otra posición de la luna. Pero la mayor parte de él trascurrió visible. Y hermosísimo. A ver si dentro de un par de décadas tenemos salud (y paciencia) para contarlo de nuevo.

Y el minibar, ejem. No bebo casi nada, así que revise usted la lista de huéspedes que me temo que alguno se ha colado. Eso no significa que no sea el minibar un excelente lugar para hacer percusión, lo que me fascina. Los tomos se los devolveré casi intactos, se lo prometo, en cuanto el perro se digne a retirar sus colmillos de la edición de la Teoría de la Relatividad que confundió con una caja repleta de huesos de pollo -ahora agujereada. Fue un placer disfrutar de su mansión.

3:34 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

IGNACIO:

Gracias, Ignacio. Disponga de todo lo que encuentre en JOSEPHSPLATZ.
Saludos.

6:09 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

MARTA:

Gracias por la bienvenida. ¿Baterias recargadas?, al revés: los vasos se han comunicado y las pilas no acumulan suficiente energía. Disculpa por la velada acusación, me equivoqué. En cuanto al eclipse yo no pude disfrutarlo: una inoportuno cielo nublado y una pequeña precipitación me lo impidió. No pasa nada, seguro que habrá más eclipses. Por el contrario disfruté de mis amigos. Sí, sí, la excusa del perro...
Saludos

6:16 nachm.  
Blogger El Cerrajero said...

# Marta, que picaruela ¡una fiesta con globitos! ^_^

# Nicholas, bienvenido seas a esta tu casa --que le hemos okupado a traición-- y más si trae material para la fina ingesta.

9:09 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

CERRAJERO:

Sí, amigo: cuando el gato no está, los ratones se divierten.

Gracias.

8:59 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home