Mittwoch, Februar 07, 2007

EL METAFÍSICO


METAFÍSICA .- 1. f. Parte de la filosofía que trata del ser en cuanto tal, y de sus propiedades, principios y causas primeras.

Si hay algo que me duele en la vida, meine Damen und Herren, es ser testigo de una existencia malograda. Especialmente cuando ello se produce en el plano intelectual. Yo soy un hombre gris, sin grandes virtudes ni cualidades, y creo que nunca destacaré por nada. En cambio, procuro obtener el mejor resultado de las pocas cartas que la vida me ha entregado para jugar la partida del destino. Hasta la fecha no me quejo, aunque debo reconocerles que soy de los que piensa que la esencia de un juego es el juego en sí, y que el ganar o el perder son circunstancias que forman parte del mismo; pero no son el objetivo final. La naturaleza, en esa extraña ley de compensación que utiliza, me ha rodeado de unos amigos que poseen unas mentes brillantes: un forense berlinés; un catedrático de metafísica bávaro; un cantante de opera sudafricano; un sacerdote polaco; y un buscavidas español que gana más dinero que todos nosotros: un grupo heterogéneo. Una vez a la semana, los sábados si es posible, nos reunimos en mi domicilio para cenar. Después, mientras el espeso humo de los habanos tamiza la luz y la botella de coñac pasa de mano en mano, entablamos largas sobremesas que versan de temas varios. Es en ése momento cuando me alegro de comprobar que ninguno de mis amigos ha malogrado su vida: cada uno se dedica a lo que más dotado está.
Con José Blanco, el Ceñudo, me embarga el sentimiento contrario. Es lógico: semejante portento intelectual pierde su tiempo como segundo de ZP, el Neumas. También siento envidia, queridos lectores, ya que siempre me hubiera gustado entender los concetos a la primera; ser capaz iso fato de articular restallantes réplicas; de comprender hetedorosas disciplinas; observar el efeto de mis opiniones; y poner el aceto en las ideas que a otros les pasan desapercibidas. ¡Cuánto talento perdido!
Si algo tuviera que destacar del Sr.Blanco, y que es, sin duda alguna, una demostración de su inteligencia, es esa mirada turbada que luce cuando le preguntan algo: me recuerda a los ojos perplejos de las vacas cuando miran el desfilar de los trenes o a los humanos observándolas. Si no estoy mal informado, parece ser que el Ceñudo no quiso proseguir sus estudios de Derecho. Es normal, ése es el principal síntoma de que estamos ante un superdotado: al poseer tanto conocimiento se aburre en las clases; necesita algo más estimulante. Cada vez que tengo ocasión de leer algunas de las perlas de sabiduría que nos lega José Blanco, me siento afortunado; soy testigo de ese destilado de sapiencia que emana del ilustre gallego. Ustedes, estimados incondicionales, comprenderán la magulladura que sufre mi alma al contemplar el despilfarro de un pensamiento tan privilegiado en el erial que es el gabinete de ZP, el Bifurcaciones. Debo rebelarme ante la incapacidad de no poder moldear el tiempo a mi antojo para que pudieran coincidir en la misma época Heidegger, Andrónico de Rodas, Wittgenstein, Schlick y…Pepiño Blanco. ¿Pueden imaginarselo?, todos ellos debatiendo sobre el fundamentum absolutum inconcussum veritatis y saber que el colofón lo pondría el Ceñudo, que abriría nuevos horizontes con su conceto. ¡Impagable!
Por todo lo expresado anteriormente, me cuesta comprender las declaraciones del Sr.Blanco sobre la última manifestación de la Asociación de las Víctimas del Terrorismo y, en concreto, sus referencias al padre de Miguel Ángel Blanco. Aunque no descarto un tumor cerebral, creo que las palabras del Ceñudo y su miserable proceder sólo nos indican dos cosas: sufre de cáncer de alma o sabe que un chichipan como él nunca podría hacer carrera en otro campo que no fuera como segundo de alguien todavía más tonto que él, y en el PSOE, por supuesto.

APOSTILLA: Creo que en España están inquietos por la credibilidad del Tribunal Constitucional. No lo hagan: yo no me preocupo por algo inexistente.
Photo: Vivo sin vivir en mí, y de tal manera espero, que muero porque no muero...

7 Comments:

Blogger El Cerrajero said...

Es la primera vez que veo sacar tantas raciones de una babosa. Buen estilete y mejor pulso.

Yo no podría haber sacado tanto aprovechamiento de Pepino Blando.

3:19 vorm.  
Anonymous Anonym said...

genial genial genial genial genial genial genial genial genial genial
a tus pies Nicolas

2:06 nachm.  
Anonymous KENWAY said...

Muy bueno. Aprovecho para recordar a la audiencia el mote que tenía en la infancia, y que nos confesó en el blog de Urdaci, un antiguo compañero suyo. Le llamaban "Lupi" y "Lupita". Creo que le escuece un montón que le llamen así. Muy bueno.

2:45 nachm.  
Anonymous Anonym said...

pedante nazi de mierda

7:47 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

CERRAJERO:

¿Una babosa?, jajajajaja, nunca me se me hubiera ocurrido. He intentado sacar el máximo, pero tiene "escasa faena": tuve que esmerarme.
Saludos, hombre de las llaves.

12:26 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ANÓNIMO 2:06

Gracias x 10. Le agradezco su entusiasmo.
Saludos.

12:37 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

KENWAY.

Tienes razón, no lo recordaba. "Lupita", sugerente, muy sugerente. ¿Tipo Sodoma y Gomera?
¡Qué buenos tiempos los de MICROMEGA!
Gracias, Kenway.

12:40 vorm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home