Montag, Februar 12, 2007

LA MATRIOSKHA DE AZNAR


Siempre me han gustado esas muñecas rusas huecas cuyo interior alberga otras de menor tamaño: matrioskhas o mamushkas.
La «confesión» de José Mª Aznar respecto a su error sobre las armas de destrucción masiva en Irak me ha parecido una matrioskha que guarda varios elementos: sinceridad, mentira, necesidad e interés general. Sin embargo, el Sr.Aznar vuelve a vender como una verdad lo que él sabe que es un embuste. Debo considerar ésa opción o bien catalogarle de ignorante.
La política exterior de USA siempre se ha basado en entremetimientos que eran la réplica a extrañas agresiones. Desde el acorazado Maine hasta las armas de destrucción masiva no ha cambiado nada, todo se repite: intereses permanentes. Pepiño Blanco, el mayor historiador desde Tácito y Suetonio, se aprestó a mostrarnos su inmenso caudal de inteligencia al acusar al Sr. Aznar de ser el responsable de los 600.000 muertos que ha ocasionado la intervención militar. Ese pobre aldeano debería saber que un gran número de los fallecidos se debe a luchas intestinas. El conflicto de Irak es un ejemplo claro de lo que se denomina guerra de doble visión: la de los que viven la conflagración y la de los observadores. De la misma manera, Pepiño Blanco es lo que se denomina un miope dual: en sus ojos y en su intelecto.
El mundo anglosajón nunca ha comprendido la mentalidad árabe, aunque en ocasiones surgieran individuos, como T.E.Lawrence, que sí lo hicieron pero que debieron traslapar sus ideas bajo la fidelidad a su patria. El auténtico enemigo de USA no era Irak, sino que es, y lo sigue siendo, Arabia Saudí. En dicho país sí que existe una de las peores armas contra occidente: el wahabismo y los petrodólares. ¿De dónde se creen ustedes, meine Damen und Herren, que obtienen los insurgentes los fondos y las armas necesarias para «zanjar cuentas»? La presencia americana en Irak se utiliza de forzado nexo entre los rivales, pero su auténtica motivación es matarse entre sí: chiíes contra sunníes, mientras los salafistas hacen algo y los kurdos esperan el mejor momento para intervenir. Cuando la balanza se inclina a favor de los chiíes, Arabia inyecta armas, dinero y tropas a los sunníes, ya que lo último que desearía la monarquía árabe es compartir frontera con sus enemigos religiosos. Para que todo sea más claro les pondré un ejemplo: de los dólares que USA paga a Arabia — su principal proveedor— por el petróleo, los americanos saben que una parte importante se utilizará en contra de su ejército. Es una cuestión de delicados equilibrios, intereses económicos y un complejo tablero sobre el que desarrollar la partida. Por ello, cuando ZP y Pepiño Blanco se empecinan en opinar sólo nos demuestran lo de siempre: todo les viene muy grande.
Retomemos el tema del Sr.Aznar. El anterior presidente del gobierno necesitaba un aliado con el que poder contrarrestar el eje franco-alemán en Europa. Sólo existe uno que ofrezca las suficientes garantías: USA. La filial europea de Norteamérica, Gran Bretaña, la dejaremos de lado: ellos todavía están pagando el desembarco de Normandía. George. W.Bush estaba dispuesto a ayudar a España, pero la remuneración era participar en Irak. En la vida se paga en algunas ocasiones, por el contrario en la política siempre. ¿Hizo bien Herr Aznar? Yo creo que sí, y debía referirse a ello cuando dijo lo siguiente: «era lo más conveniente para España». A pesar de la alta dependencia energética española del exterior, el petróleo árabe no es tan importante como para USA, ya que los principales suministradores son Méjico,Rusia y Nigeria. Las reservas de crudo iraquí son básicas para USA con el fin de asegurar su estabilidad económica y el mantenimiento de sus reservas estratégicas de petróleo ante una futura tensión con Arabia Saudí, tan simple como eso; el resto son excusas malas: democratizar países, derrocar dictadores o pacificar zonas en conflicto.
Aunque los políticos tienen grandes privilegios, demasiados en mi opinión, hay uno que les está vedado: no siempre pueden explicarlo todo. El motivo es de una simpleza que asusta: ¿podría entenderles la gente?
Las matrioshkas más caras pueden llegar a contener hasta 20 más. Si ustedes, queridos lectores, deciden abrir la muñeca rusa de sus reflexiones, comprobarán que ése número queda corto. Antes de destapar la primera deben armarse de sinceridad y saber lo siguiente: por cada dólar que aumenta el precio del petróleo la economía de un país desarrollado se resiente un 0,5% y en el caso de una nación en desarrollo un 3,5%. Algo tan abstracto puede traducirse en crisis, recesiones, inflación, despidos, nulo crecimiento, etc. Ya sabíamos que no existían armas de destrucción masiva, pero a mí me gusta conducir y encender la calefacción en invierno. No lo olviden, siempre debemos pagar.

9 Comments:

Blogger El Cerrajero said...

# Nicholas ¿has leído 'The Company' de Robert Littell?

7:40 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

CERRAJERO:

No, no lo he leído. ¿De qué trata?

1:22 vorm.  
Anonymous Anonym said...

Orton criticando a Aznar

12:10 nachm.  
Blogger Marta said...

Salvo en la categoría, uno es de ficción. El de Von Orton es un artículo soberbio, aunque hay alguna cosa que no comparto, pero para eso tengo que leerlo una segunda vez, reflexionar, y disponer de tiempo para comentar, no de una clase de francés en diez minutos.

Un abrazo.

3:45 nachm.  
Blogger El Cerrajero said...

# Nicholas, trata de la historia de la CIA y te va a gustar el personaje de Torriti ^_ ^

Creo que están haciendo una película de la novela, espero que no la caguen, que lo harán.

6:35 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ANÓNIMO 12:10

Me permito sugerirle que lea el escrito detenidamente.

12:55 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

MARTA:

Gracias, Marta. Espero tus comentarios.
Saludos

12:56 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

EL CERRAJERO:

¿La historia de la CIA?, interesante, muy interesante. Repásalo, hombre de las llaves, y mira si escribe algo sobre el año 1973 y el PSOE. Si es una historia auténtica, debería explicar que la CIA, junto al financiero alemán Flick, comenzó a proporcionar fondos al PSOE. El motivo era claro: USA sabía que la "oposición más activa" al franquismo había sido por parte del partido comunista y afines. Por lo tanto, era lógico pensar que después de la muerte de Franco tendrían un mayor protagonismo. Para evitar algo así en el sur de Europa, la CIA prefirió mover otras teclas: Willy Brand y su socialdemocracia, Flick y generosas aportaciones económicas para que al morir Franco el PSOE pudiera ocupar un nicho importante dentro de la izquierda española. Recuerda que hasta la fecha los socialistas españoles habían desaprecido por completo del mapa político español. Es lógico: estaban medrando en la maquinaria del Movimiento. Ojea el libro de nuevo. Si no explica algo así, me temo que es una historia incompleta. Aunque, claro, en según qué "trabajos" es mejor no explicarlo todo.
Saludos, amigo.

1:11 vorm.  
Blogger El Cerrajero said...

# Nicholas, ya sabes lo que decía Mister X 'ni flick, ni flock' xD

9:04 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home