Donnerstag, Juni 24, 2010

EL JUEGO DE TU VIDA (1).


TELEVISIÓN: 1. f. Transmisión de imágenes a distancia mediante ondas hercianas.

Durante este periplo español, meine Damen und Herren, también encontré tiempo para hurgar en la basura y los contenedores. Disculpen, quise escribir…«para mirar la televisión». Entre toda la bazofia que rezumaba la pantalla, destaco un programa chacinero que elevaría a la carta de ajuste a la categoría de obra maestra: El juego de tu vida. Semejante comistrajo visual sólo puede emitirlo ese vertedero llamado Tele 5. Las reglas del concurso, por llamarlo de alguna manera, son claras y estrictas: el concursante vende su dignidad y sentido del ridículo a cambio de dinero. Con todo, estimados parroquianos, reconozco que algunos de los concursantes no tienen nada que vender u ofrecen mercancía averiada; auténticos saldos. Contemplé la faena que hicieron con un tipo cuyo físico me recordó al de Luis Roldán. Sí, ya saben, queridos lectores, otro de esos socialistas que nos impartió una lección magistral sobre Matemáticas: nos demostró que a los tan manidos «100 años de honradez» les sobran los ceros. Frente al sosias de Roldán estaban la madre, una hermana y un amigo que…cómo expresarlo…tenía apariencia de disfrutar cuando «se bajaba a la fuente para beber del caño»; un «maestro fallero» en definitiva. Estoy convencido de que sólo utiliza la «ganzúa» para…«abrir puertas traseras». Ustedes ya me entienden, meine Damen und Herren: ¡sin charme! Las preguntas que formulaban a bocajarro al pollo estaban aderezadas con los comentarios jocosos de la presentadora: «¿Te lo estás pasando bien?»; «Te lo tomas con alegría». Sin embargo, meine Damen und Herren, cuando transcurrió un cuarto de hora, los telespectadores y los familiares del sosias entendimos cuáles eran sus virtudes: putero redomado; ladrón (robaba dinero a su madre para gastárselo con señoritas que «fuman y cruzan las piernas»—supongo que si el precio es el adecuado también las abren—); ex presidiario; embustero; acosador de sus amigos para que se dejaran sodomizar. Sin palabras, estimados parroquianos: ¡una auténtica vida ejemplar! Ahora bien, me resultaron más agresivas las justificaciones que la sinceridad del mancebo, una probidad que su vecindario convertirá en mofa y maledicencia. No obstante, meine Damen und Herren, mientras observé cómo ese hombrecillo se hundía en la mierda y salpicaba a sus familiares, no me privé de recordar a nuestro siempre admirado José Luis Rodríguez, el Puma; un tipo que razona con el método Braille. ¿Se imaginan qué papelazo haría Rodríguez si acudiera a El juego de tu vida? Les confieso que al imaginarlo comienzo a salivar, queridos lectores. Los paseos por Tele 5 de Pepiño Blanco, ese filólogo vocacional con pinta de rucio, y de José Bono, el padre Cojonciano, demuestran el ínfimo nivel de los que les gobiernan, estimados parroquianos. Les ruego que no establezcan comparaciones con el programa de Bruno Vespa— Porta a porta— en la RAI. Resulta triste y cutre que mientras a ustedes les mienten y la economía española se precipita al averno del que nunca salió— un regreso en definitiva— Rodríguez continúe con su vuelta al día en ochenta mundos; siempre los suyos, claro está. Supongo que es el privilegio de los genios, meine Damen und Herren: reflexionaré sobre ello. Sin embargo, estimados parroquianos, y ahora que nadie nos lee, me permito compartir con ustedes una cuestión, quizá inquietud: ¿Es Rodríguez el único culpable de la situación española? No sé, no sé; pero mi intuición me indica que «el problema español» tiene más calado; tal vez el que le falta a ése pobre chichipan. Estoy convencido de que los gobernantes españoles rara vez se preocuparon por ustedes, porque si así fuera, no habrían permitido las históricas tasas de desempleo estructural ni los porcentajes abrumadores de empleo temporal y de…«parados a tiempo parcial» (economía sumergida). Asimismo, si aderezamos la ensalada española con una pizca de «productividad misérrima», añadimos dos medidas de «sistema educativo de puta pena», espolvoreamos dos cucharaditas de «modelo productivo desfasado y caro» y vertemos un chorrito de «políticos de chicha y nabo», tendremos el país idóneo para un cipayo como nuestro admirado Rodríguez y los soplagaitas que le acompañan en ese minueto para orquesta de cámara. Aunque para artistas de la cámara nadie mejor que el pollo al que la presentadora de El juego de tu vida cocía a fuego lento. Tan era así que por un momento pensé en el martirio de San Lorenzo, meine Damen und Herren; ya saben: «San Lorenzo, en la parrilla, les decía a los judíos: dadme la vuelta, jodíos, que tengo los huevos fríos». Sin embargo, para martirios el que sufrió el amigo del sosias de Roldán cuando la presentadora formuló una pregunta: «¿Es cierto que has practicado sexo anal con algún amigo?». La lividez de la cara del pollo contrastaba con el fulgor que esmaltó la mirada de la madre; un brillo que ahogó un lacónico «sí» y el gesto cabizbajo de la anciana.

Foto: Dos telespectadores hurgan en la programación de Tele 5.

1 Comments:

Anonymous Sigo por las ramas said...

Los ZoziataZ se han especializado en 'El jugo de tu vida', es decir, en exprimir hasta secar a los expañolitos.

Hablando de aficiones anales, destacan esta semana Pajín y Bibiana defendiendo el burka.

Y la semana que viene suben el IVA.

Pakagarse.

6:23 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home