Donnerstag, Februar 11, 2010

DE TAPAS.

TAPEO: 1. m. coloq. Acción y efecto de tapear.

Estoy contento, meine Damen und Herren: ¡me atiborro de tapas! Sí, ya saben, ese alimento que es a la gastronomía lo que nuestro siempre admirado José Luis Rodríguez, el Puma, a la inteligencia: un poquito. Asimismo, estimados parroquianos, redoblo mi alegría por otro motivo: veo Madrid con otros ojos. Bueno, de hecho son los mismos—venían con la cabeza—, pero ahora los dedico a observar en lugar de mirar. Mi último descubrimiento fue el mercado de San Miguel, junto a la madrileña Plaza Mayor. ¡Qué deleite, queridos lectores!; aún babeo al recordarlo. Con todo, fue el hallazgo de uno de mis alimentos favoritos el que provocó que mi mirada quedase clavada en un mostrador: ¡las ostras! Les reconozco que son mi perdición, meine Damen und Herren. Paseaba junto a K. bajo la estructura metálica erigida en 1916 cuando mi olfato anticipó lo que mi paladar remachó un instante después: el olor evocador de esos moluscos tan malcarados pero sin embargo tan sabrosos. En vista de que el lugar ofrecía otras viandas que yo deseaba probar, pedí tres ostras— calibre grueso, normandas— y una copa de un ambarino gaillac. Añadí sólo un par de gotas de limón para contrarrestar el sabor rotundo, ferruginoso y salino de la ostra Sorlut, y las devoré con la fruición del que sabe que puede viajar a través del paladar. K. me observaba divertida, disfruta con la pasión que imprimo a esos pequeños placeres mundanos y la expresión que esmalta mis ojos—entre pícara y telúrica— cuando me relamo por anticipado. Frente al puesto de ostras, un abacero amanerado cantaba las excelencias de su mercancía: ¡encurtidos! No pude resistirme, estimados parroquianos, me encanta participar en esa orgía de sabores que surge de la combinación atávica de las aceitunas, las berenjenas, los pimientos, los tomates, el vinagre y la salmuera. Asimismo, acepté la sugerencia del pisaverde y me metí entre pecho y espalda dos copas de manzanilla La Guita. De cualquier modo, queridos lectores, la oferta era tan variada en los diferentes puestos—embutidos, quesos, etc .— que no quisimos privarnos de comprobar la solidez de esa promesa de sabores y gustos. Descubrí una pescadería en uno de los extremos del mercado. Con una capa de hielo por mortaja y catafalco, un rape me miraba. Les reconozco que es un pez feo; aún así, disfruto con el sabor y la textura de su carne. Ahora bien, para disfrutar de feos y texturas, nada mejor que evocar la figura de nuestro siempre admirado José Luis Rodríguez, el Puma, un hombrecillo que nunca alcanzará la categoría de rape y debe conformarse con la de merluzo. El mercado que montó Rodríguez para vender sus tapas deviene en el ágora del ridículo, meine Damen und Herren, porque el sandio ya no sabe qué explicar: introduce el jamón en salmuera; de sus ostras emana un tufo a cloaca que atontaría a un perro—Pepiño es de otra raza, puede soportarlo—; confunde el vinagre con el vino y una caña de cerveza con una muestra de orina para analizar; sus quesos son paseados en procesión por una cofradía de gusanos—Frau Salgado es la virgen naturalmente—; y a la hora de presentar la cuenta, pretende timarnos. ¡Menudo tapeo, queridos lectores! Sea como sea, meine Damen und Herren, desde Europa miramos a España con envidia. Sí, sí, no se sorprendan, porque la solidez de la economía española es tal que ustedes se han permitido el lujo y alarde de salir de la crisis en varias ocasiones; casi tantas como Rodríguez se sacude la pollita después de…«pensar». No obstante, estimados parroquianos, podemos considerar que más de tres sacudidas se convierte en pajeo, en «pelar el plátano», «sacudir la sardina» o «afilar el sable». Tan sana costumbre a la que Rodríguez está abonado—el pajeo mental— le ha convertido en una payaso sin gracia alguna y en la escupidera de la política internacional, en unas nalgas abiertas en las que cualquier menesteroso puede practicar el arte del «mete y saca»; de la enculada que diría un castizo ¡Qué poco charme! No logro imaginarme la cara de Rodríguez, el Dos Tardes, cuando alguien le explique el porqué del diferencial con el bono alemán, la dificultad para colocar la deuda española, la desconfianza que genera la gestión de esos desventurados al frente del Gobierno de España, las consecuencias que tendrá esa huída hacia adelante en forma de gasto público desmesurado, los millones de parados y la imposibilidad de recolocarlos, la velocidad a la que se derrumba la economía española, y los peligros que encierra demoler el tejido social de la clase media y el empobrecimiento de las familias españolas. Yo le observo con atención, meine Damen und Herren, deseo averiguar hasta dónde es capaz de llegar un tipo que sólo persigue permanecer en el sillón y ofrecer sus tapas, esas pequeñas porciones de dislates, ignorancia, demagogia y embustes. No desprecien a priori las tapas de Rodríguez, queridos lectores, porque él tiene buenos cocineros. Nada mejor para poner a prueba a nuestros paladares que escuchar a Leire Pajín y al filólogo vocacional de Pepiño: ¡una conspiración contra España y el bobo de Coria! Créanme, desde que leí La máquina de follar, de Charles Bukowski, no me había reído tanto.
Lo que más me agrada del tapeo es la posibilidad de tantear diferentes sabores, y eso nos lo proporciona Rodríguez y la caterva de tardos que le rodea. Es cierto que echo de menos a algunos (Chacón, Aido, etc.), pero el resto se empecinan en llenar la barra del bar con sus declaraciones y el suelo con el serrín que brota de sus palabras e intelectos. Celestino Corbacho, por ejemplo, satura nuestras papilas con esa prosodia más propia de un restaurante de polígono industrial y demuestra el diámetro de sus tragaderas cuando es desautorizado una y otra vez por la tapa de mojama de Elena Salgado. No obstante, no debemos olvidar que en cualquier bar de tapas encontraremos un elemento indispensable: el palillo. Ese papel lo ejerce Frau De la Vega, y no es porque pinche—sus ideas hace ya tiempo que se convirtieron en romas— sino por esas piernitas, más propias de un canario, que la avellanada enfunda en esos pantalones para sordomudos (podemos leer en…los labios).
Estoy de nuevo entre ustedes, queridos lectores; aunque si me lo permiten, continuaré con el disfrute de las tapas en el mercado de San Miguel; sobre todo de las ostras Sorlut. Sé que nunca encontraré una perla en ellas, meine Damen und Herren, porque las perlas, en forma de disparate encurtido en imbecilidad, sólo hay un tipo que las elabora: me temo que no soy yo.

Foto: Encurtidos en el mercado de San Miguel. NvO (2010).



20 Comments:

Anonymous Sigo por las ramas said...

Hace unos días estuve tapeando en el mercado de San Miguel. Todo muy rico aunque con el mogollón de italianos chillones y japoneses en manada que rumiaban por allí, aquello tenía una cierta atmósfera Blade Runner.

7:28 nachm.  
Anonymous Anonym said...

Después de leer su último post creí que era un adiós, pero me alegro que solo haya sido un hasta luego.

Como ústed predijo ya ha empezado la movida en Irán.

9:25 nachm.  
Anonymous Anonym said...

No puedo evitad emocionadme con esta entrrada!!! Muy pomita

11:13 nachm.  
Blogger jose said...

Herr Van Orton, leo y releo Némesis.
Si le es posible, amplíe lo que crea oportuno. El 11-M no es cosa pasada, es presente para buena cantidad de españoles entre los que me encuentro. Saque tiempo libre si le es posible.
Un abrazo.

10:10 nachm.  
Anonymous Van said...

Bienvenido a casa Nico.
Para Jose: Ayer oí en la cope a un coronel, creo, que ha escrito una novela sobre el 11-M. Luego diré el titulo y la editorial.

3:45 nachm.  
Anonymous Van said...

Crimen de Estado.
(Editorial Sial)
Arturo Vinuesa.
Coronel de Estado Mayor retirado,dr. en Ciencias Politicas y experto en Oriente Medio.
Saludos.

4:32 nachm.  
Anonymous Anonym said...

Qué buen que volviste Nicholas!!

1:04 vorm.  
Blogger Aguador said...

¡Qué bueno que volviste, Mein Freiherr! Gruss' Gott! :)

3:58 nachm.  
Anonymous Anonym said...

http://lumerkoz.edu good material thanks http://www.comicspace.com/paroxetine/ fallen http://soundcloud.com/propecias fruitless http://www.comicspace.com/buspar/ materialize literacys http://www.comicspace.com/avandia/ democrats http://barborazychova.com/members/Buy-Nolvadex.aspx pretext

11:34 vorm.  
Anonymous van said...

El jefe se ha fugado con la rubia y nos ha dejado aqui, con los recuerdos.
Con lo interesante que debe ser saber por que capitulo merodea, o las dudas que tiene con uno u otro personaje.
Como es tan meticuloso, no quiere mostrarnos sus dudas, por algo es aleman, y mucho menos pedirnos sujerencias.
No tiene tiempo que perder, y si lo tiene, lo perdera con la rubia. Que para eso está enamorado.
Bueno, cierro aquí el libro de quejas y reclamaciones.
Hasta otra, amigos del jefe.

10:40 nachm.  
Anonymous Anonym said...

Horton, vuelveeee!!!!

11:12 nachm.  
Anonymous Sigo por las ramas said...

Don Nicholas desapareció un 11-F, igual que España se acabó un 11-M.

1:09 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

SIGO POR LAS RAMAS:

El único inconveniente con los japoneses es que como te descuides les pisas: ¡son tan menudos! Banzaiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Haz como yo: prescinde de los italianos y dedícate a las italianas. Jajajajaja. No desaparecí, estimado simio, es que me tomo todo con más calma; pero las italianas…
Ciao caro! (y no es una insinuación).

5:47 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ANÓNIMO 09:25

Son pausas, anónimo, nada más. La política exterior de EE.UU. tiene un hueso duro de roer con Irán. No sólo por el papel que Irán juega en Oriente Medio—de hecho le corresponde, es una potencia regional—, sino por el apoyo que le presta China, la necesidad que USA tiene de “pactar” la retirada de sus tropas de Irak, etc. El ataque a Irak fue un error estratégico, tanto de USA como de Israel, que no está dispuesto a que las reglas del juego—monopolio nuclear— cambien en la zona. Les guste o no, los judíos deben aceptar que el lloriqueo, el racismo, la arrogancia y la arbitrariedad no son buenos consejeros en la arena de la política internacional. Por más que USA e Israel financien a la oposición iraní, nada cambiará; excepto las reglas del juego y el número de veces que cada jugador tira los dados. Equilibrios, todo son equilibrios. Saludos.

5:47 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ANÓNIMO 11:13


Pepiño, ¿eres tú?

5:48 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

JOSE:

Mi opinión al respecto la expliqué en la serie ¿Conoces a Joe Black? No cambiaría ni una coma de lo que escribí entonces. Un abrazo.

5:48 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ANÓNIMO 01:04

Gracias, anónimo. Saludos.

5:48 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

AGUADOR:

Gracias, Aguador: voy y vengo. Saludos.

5:48 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

VAN:

Gracias por la información que proporcionas, Van. Libros, periódicos, tertulias y programas sobre el 11-M; bueno, supongo que cada uno se gana las lentejas como puede o sabe. En ocasiones, Van, las mejores páginas de la historia de un país son las que no se leen. No me fugué, no: esos “grilletes” los acepto a gusto. Es cierto que “el trabajo” me ocupa más tiempo del habitual, pero voy contrarreloj y no quiero que las prisas desmerezcan el resultado; difícil combinación. Más adelante explicaré algo al respecto. Saludos, Van. Por cierto: no me encontré a Ada.

5:49 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ANÓNIMO 11:12

¡Ya estoy aquiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii! Saludos.

5:49 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home