Mittwoch, Mai 13, 2009

DE CORREOS.

CORREO: 4. m. Conjunto de cartas o pliegos de cualquier clase que se despachan o reciben. Martín está leyendo el correo.

Ayer, al llegar a casa, encendí el ordenador, meine Damen und Herren. Mientras ojeaba la correspondencia que Hermann, el portero, me había entregado, los correos electrónicos emitían un pitido antes de llegar a su destino. En el correo postal no encontré nada destacable; por el contrario en el otro me alegré de recibir noticias de tres «buenos amigos»: Clifton Savasta, Neda Boran y Roger Brickman. En realidad ignoro quiénes son, estimados parroquianos, pero en vista del interés que ese trío desconocido demuestra por proporcionarme «energia (sic) para tu miembro sexual», debo concluir que son personas que me estiman. Ahora bien, no tanto como Jennette Lemmert, una mujer que no sólo aumenta la potencia del miembro sino que asegura estar en posesión de la panacea para la bragadura. Yo estaba cansado, me apetecía despojarme del tedio del viaje con el primer Jack Daniel’s y un Lucky, y por ello releí los correos de mis «amigos» con más atención, y ninguna necesidad (lo reconozco), de la que merecen. Al final, ya cansado de «energia« (sic), «potencia«, «grosores» y otras cuestiones que harían las delicias de un pollicorto, eliminé los correos. Con todo, meine Damen und Herren, me conmovió el interés de ésas personas tan altruistas. Sin embargo, y ya que escribo sobre altruistas, no puedo dejar de referirme a nuestro siempre admirado José Luis Rodríguez, el Puma, ése hombre que se empecina en demostrarnos la inteligencia a media asta de la que hace gala. Él, al igual que Savasta, Boran, Brickman y Lemmert, también promete energía, potencia y cualquier idiotez que se le ocurra durante el trayecto comprendido entre el palacio de La Moncloa y el Congreso de los Diputados.
Nunca antes le vi tan patético, casposo, abollado, sarnoso y desvalido como en el debate parlamentario de ayer. Quizá la demostración está en la tendencia de Rodríguez a la perífrasis, la voz pasiva y las formas impersonales del verbo. Asimismo, las nuevas dádivas — no puedo utilizar el término «promesas» si me refiero a ZP, ni siquiera encuadrado en una metáfora— me emocionaron. Tan es así que al recordar la mención de ZP a «los brotes verdes» de la economía una lágrimas asomaron a mis ojos. No obstante, uno de los problemas de la sibila leonesa es que siempre encuentra brotes verdes; pero incrustados en la suela de los zapatos. De la variedad de ocurrencias variopintas e incoherentes de ZP, podemos destacar varios brotes del campo de alfalfa en el que se alimenta el zascandil sin par. Estoy convencido de que los padres españoles agradecerían más la gratuidad en los libros escolares que la entrega de un ordenador portátil al púber, aunque sospecho que los miles de portátiles ya están almacenados junto a las bombillas de Miguel Sebastián y demás artículos de merchandising del Gobierno de ZP. De la misma forma, desde que Aznar confesó que «hablaba catalán en la intimidad» no me había reído tanto hasta que ZP, con la facundia del palurdo, anunció una rebaja de dos mil euros para la compra de un nuevo vehículo. Al margen de la trampa que esconde el anuncio, es evidente que nadie se lanzará corriendo a comprar un coche nuevo en la actual situación económica española. De cualquier forma, el poco charme del paleto nos indica que él es un gorrón que invita a comer a la espera de que sea otro el que pague. No satisfecho con la orgía grotesca que protagonizaba, Rodríguez lanzó un sonoro eructo en forma de una reducción de impuestos para las pequeñas empresas que no reduzcan plantilla. Reconozco, meine Damen und Herren, que un olor pungente de chorizo y ajo se estrelló contra mi olfato, ya que anunciar rebajas fiscales a empresas que no obtienen beneficios y que poco pueden hacer por luchar en un mercado paralizado—mucho menos mantener el número de empleados— se me antojó algo tan exótico como la prosa de Pepiño Blanco y la prosodia de cabrera de Maleni. Sea como sea, estimados parroquianos, sospecho que ZP había tomado alguno de los remedios de Savasta, Boran o Brickman y estaba excitado, atolondradamente excitado, y decidió ceñirse el laurel de los gañanes con su anuncio estrella(do): ¡eliminar las desgravaciones fiscales por la compra de la primera vivienda! Una vez más, queridos lectores, demostraré mi bonhomía y no seré desconfiado, porque no creo que el palurdo pretenda con semejante pantomima reactivar el mercado inmobiliario para aligerar las carteras inmobiliarias de los bancos: ¿Quién comprará un piso en una época de restricción crediticia, inquietud económica e inseguridad laboral por obtener un beneficio fiscal cuando el precio de la vivienda bajará más que el monto de la desgravación?, ¿cuántas personas están en condiciones de comprar un piso con una renta inferior a 24.000 euros/año? En realidad, meine Damen und Herren, sospecho que estamos ante una nueva subida encubierta de impuestos. A pesar de todo, hemos de ser condescendientes con ese pobre mamarracho en su tinta; sí, sí, porque la estulticia de ése hombrecillo es similar a un saco vacío de harina: propinas un golpe y siempre cae algo.
No tengo por costumbre responder a los correos de Savasta, Boran o Brickman, pero ayer hice una excepción antes de borrarlos y les sugerí que la próxima oferta de potencia, vigor y energía la dirijan a José Luis Rodríguez, el Puma; un tipo que después de cada gatillazo explica que es la primera vez que le ocurre.

Foto: El cuaderno de ideas de ZP.

15 Comments:

Blogger Samuel said...

Lo curioso de este hombre es que, de una forma u otra, siempre consigue salir del paso. Los titulares se los gana a golpe de embustes de los que después ya nadie se acuerda, pues el periódico de ese día ya lo vendieron y mañana lo que interesa es un nuevo embuste que venda otro periódico. Rajoy no estuvo mal, pero le faltó algo más de garra: creo que no da abasto para tanta mentira. Se limitó a darle unas lecciones de política que ZP no le pagará, cuando debiera haberle dejado por imposible. ¿Qué es eso de "rectifique", en vez de "márchese, señor Zapatero"?

Saludos.

8:09 nachm.  
Blogger Ignacio said...

Has vuelto fuerte Nick. Al menos alegras el teenage wasteland que empieza a ser la blogsfera.

9:26 nachm.  
Anonymous Anonym said...

Vuelve Vd. un día antes de lo prometido y con bríos renovados. Por lo demás, a la hinchada de Rodríguez le encanta ese discurso hueco trufado de mentiras; si hubiese balado durante toda su intervención habría tenido el mismo balsámico efecto sobre sus huestes. Es lo que hay.

11:10 nachm.  
Blogger Violeta said...

Qué bueno comprobar que te ha sentado bien ese paseo en Vespa (y la vuelta)!!

Aquí sube todo, menos lo que tiene que subir. Ya ni los rayos uva disimulan :S

Besos...

11:50 vorm.  
Anonymous van said...

Bienvenido a casa.
Rajoy no estuvo mal, estuvo peor. Dios no le dió la virtud de la oportuninidad, nuestro admirado embustero se burló de el como el que se burla de un disminuido intelectual. Cuando el embustero le sacó el 11-M, era el momento de desprenderse de la muleta y sin ningun papel decirle unas cuantas cosas. Cosas sencillas, como hablarle de matematicas. Sumar a los muertos del atentado, los del piso y a estos el GEO y a los anteriores todos los heridos y despues sus familiares, para terminar diciendo que en lugar de burlarse de ellos se burlase de su madre, pero ,al parecer, Rajoy hace tiempo que dejó de tener sangre, o talvez se sienta culpable, o sufre algun sindrome...o simplemente es realmente imbecil y nuestro mentiroso acertó a asi tratarle.

11:20 nachm.  
Blogger El Espantapájaros said...

Zapatero expone una batería de parches y los medios de comunicación le ensalzan. En realidad fue un debate penoso y sin pulso, y es verdad que a Rajoy se le volvió a escapar vivo un Zapatero empeñado en huir hacia adelante arrasando con todo y dejando la economía española hecha unos zorros.

En mi opinión, Rajoy podría haberlo hecho mucho mejor. Ya no sé quién es el impotente.

Por lo demás, las propuestas de Zapatero se reducen a más gasto que no valdrá de nada y a castigar a la clase media eliminando la deducción del IRPF para la compra de la primera vivienda. Pero claro, de algún sitio tiene que ahorrar.

Suerte en este nueva etapa al frente de "Josephsplatz". Leer tus artículos es siempre reconfortante.

1:22 nachm.  
Anonymous bardodelmar said...

Bienvenido de nuevo, sr. Van Orton.
Delicioso, otra vez, su artículo.
Empiezo a desesperarme cuando intento calcular las posibilidades de que el PP desbanque a este impresentable del gobierno.
Aunque este acontecimiento se diera por fin, la desesperación se torna en angustia cuando intento vislumbrar la probabilidad de que el PP pueda poner freno a las crisis (soy de los que piensan en que a la crisis material le está acompañando otra intangible pero más devastadora) que nuestro pueblo padece.
En muchas ocasiones nos ha dicho que su "feuilleton" no pretende ser una "publicación seria". Pero yo, si me lo permite, quisiera apelar a su bonhomía y aun a su amor por nuestra tierra:
¿Qué podríamos hacer los ciudadanos corrientes para "concienciar" a nuestros representantes de que no aguantaremos por mucho tiempo este "sin-vivir"?
Yo ya no confío en casi nadie "de dentro". ¿Alguien, desde fuera, podría alcanzarnos algo para agarrarnos?
En fin, muchas gracias de todas formas.

2:18 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

SAMUEL:
Ya sabes, estimado colega, que en el periodismo actual todo es efímero, muy efímero. Los titulares de ayer ya no tienen ninguna validez hoy, ¡qué digo!: ¡ni tres horas más tarde! Aunque muchos consideran que los políticos no obtienen todo el provecho de las “nuevas tecnologías de la información”, la realidad es otra: son duchos en su manejo. Ahora bien, actúan así porque saben que la sociedad es conformista y poco exigente. ZP es mal funámbulo: patoso, sin sentido del equilibrio y padece de vértigo. Sin embargo y a pesar de actuar sin red, no se preocupa; él se limita a bosquejar— es lo que algunos denominan “mentir”— para que sean otros los que den forma a sus dislates amorfos.
Rajoy debería apretar el acelerador, confiar en el resultado de las elecciones europeas no le servirá de mucho, ya que el resultado entre PP y PSOE será escaso y además se trata de unos comicios que no despiertan interés en los electores. Asimismo, “la red”— medios de comunicación y afines— ya se encargará de vender la caída de ZP como un triple salto mortal con tirabuzón, rascada de huevos por el camino y mirada a la galería con el dedo sobre la ceja. Sea como sea, Sr. director, es difícil contrarrestar a un mentiroso compulsivo: te lo digo por experiencia (además era una mujer). Saludos.

3:00 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

IGNACIO:
Me encanta la alegría, galáctico, aunque soy un tipo serio. Si la blogosfera se convirtió en un Teenage Wasteland, sólo existe un hombre capaz de arreglarlo: ¡Roger Daltrey! Saludos, Ignacio.

3:01 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ANÓNIMO 11:10
Es cierto: disculpe mi impuntualidad. Para el percal con el que trata ZP son innecesarios hasta los balidos, con situar en el estrado a un muñeco de cera sería suficiente; incluso un holograma. Como usted bien señala, “es lo que hay”. Saludos.

3:01 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

VIOLETA:
Bueno…reconozco que en Vespa no fui, bella flor. Sin embargo el viaje me sentó bien, aunque estoy un poco cansado. Cuidado con los rayos UVA: ¡son demoledores! Con el magnífico bronceado facial que proporciona Intensive, de Lancaster, ¿para que cocerse como San Lorenzo en la parrilla? Besos.

3:02 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

VAN:
Muchas gracias, Van. Entiendo que la forma de ejercer la oposición por parte de Rajoy parece tibia; pero ten presente que el electorado que él necesita para derrotar a ZP es más permeable a las críticas contra ZP que realicen otros grupos electorales que las que pueda ejercer el líder del PP. Sin embargo, esa tibieza resulta en muchos casos incoherente con los mensajes del PP y algunas posturas de dicho partido. Te señalo un ejemplo: ¿qué votaron los diputados del PP cuando alguien propuso que el Estado recupere las competencias sobre enseñanza? Esas incoherencias demuestran que el PP confía en la fidelidad de sus electores, pero no debería fiar tanto a la paciencia, ya que lo que puede ganar por un lado lo perderá por otro. Mantengo el pensamiento de que las próximas elecciones se celebrarán en el 2010, o quizá los primeros meses del 2011, pero el resultado requerirá de un pacto entre los dos grandes partidos, y una vez realizada la componenda, procederán a modificaciones cuyo coste electoral no les preocupará ya que ambos, en cierta manera, ostentarán el poder.
Ya conoces mi postura respecto al 11-M: es un tema que es mejor olvidar. De vez en cuando aparecerá algo, sobre todo libros, pero sería conveniente que si las sospechas son fundadas alguien se acercara a la Audiencia Nacional y realizara otro tipo de trámite en lugar de acudir a presentaciones de libros que sólo buscan un beneficio económico y poco más. No deseo que confundas mi opinión con desidia o frivolidad, nada más lejos de mi ánimo; pero ninguno de los que podría hacer algo en España está por la labor. El porqué lo reflejé en los escritos que versaron sobre el 11M; por cierto: no cambiaría ni una coma. Saludos, Van.

3:02 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

EL ESPANTAPÁJAROS
Te remito a la primera parte del comentario a Van. El debate en sí me pareció la típica francachela entre amigos cuyo único fin es “echar unas risas”. Ahora bien, asusta gorriones, me quedo con un detalle: ¿por qué Durán i Lleida empleó ese enfoque en sus intervenciones?, ¿forma parte CiU de la pinza que el PP necesita para derrotar a ZP?, ¿veremos en el futuro cómo Rajoy también “habla catalán en la intimidad”? En definitiva: un debate para “echar unas risas” y varios pitillos, rascarse los huevos o incluso cascarse una “gallarda” y después escribir alguna parida a costa de esos garduños. Respecto a las medidas de ZP nada nuevo: filfa, pellizcos de monja, paja húmeda y pedos al viento. Tu mención al castigo a la clase media me parece atinado; no obstante yo voy más allá. Otros políticos comprendieron la importancia de crear una inmensa clase media, ya que es ella la que impone estabilidad al sistema y es el campo sobre el que fructifica la convivencia. Si se “elimina” la clase media, las posturas se radicalizarán, y eso favorece los dislates de políticos tan nefastos como ZP y algún otro. El mal político necesita librar la pelea en el campo de batalla del extremismo, ya que en él las decisiones se fundamentan en las emociones, que nunca son herramientas de cognición, en lugar de hacerlo mediante la razón. Seguiré con interés la agonía de ZP: parece un besugo que boquea sobre la lonja del mercado.
Saludos y gracias, azote de gorriones anoréxicos.

3:02 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

BARDO DEL MAR (1):
Gracias, bardo. No creo que en la actualidad el PP tenga la panacea para resolver la crisis española. Además, el tiempo perdido por ZP en negar lo evidente dificulta las soluciones. No obstante, la cuestión es que durante estos años nadie hizo nada por cambiar la economía española, ni siquiera durante la época de Aznar. Creo que fue Oskar Lafontaine, a la sazón ministro de Finanzas de Alemania, el que le dijo a Rodrigo Rato “que si a su país le entregasen cada año en subvenciones el 2% del PIB él también presentaría unas cuentas saneadas”. Comparto tu opinión: España sufre otro tipo de crisis, no sé si de carácter social, carencia de valores o se observa en un modelo deformado de otras cuestiones. Te ruego que no te ofendas, Bardo, pero nunca antes como ahora España me ha parecido tan paleta. Es cierto que el nivel de vida de los españoles ha mejorado (ése tema da para muchos matices) y que vuestro país — el mío de adopción durante una época de mi vida aunque nunca mi patria— se modernizó. Sin embargo, vuestra idiosincrasia carpetovetónica se muestra incólume, inasequible a la evolución y al cambio. Te señalo un ejemplo algo frívolo, Bardo. La vista del Jean Paul Belmondo de la política—Nico Sarko— y la cupletista Bruni se redujo para muchos medios de comunicación (por no decirte todos) a algo parecido a las crónicas del papel cuché: los vestidos de la cupletista, la sonrisa de la cupletista, el duelo de culos con la otra actriz de varietés, cenas, visitas, boato y apaga y vámonos. A pesar del esfuerzo de todos los (des) informadores para transmitir el “buen rollito” entre el farallón de la inteligencia (ZP) y el faraón de París la realidad es otra, y España, gracias a esa poco elegante costumbre de ZP de pasear por el mundo con los pantalones en los tobillos, casi, casi se ha convertido en una colonia francesa. Los temas son muchos y variados: los corredores ferroviarios que marcan el futuro de España pero que controla Francia; el interés de Francia por ampliar su influencia hacia Hispanoamérica (conviene recordar que el término “Latinoamérica” es un invento francés); la tenaza que Sarko, junto a Berlusconi y el visto bueno de Merkel, creó para controlar al que él considera un auténtico idiota (ZP); la gestión de la crisis económica; Kosovo y Turquía; etc. Me pareció una cumbre de líderes repleta de hipocresía, cinismo, ambición y rendición prematura. No obstante, lo importante eran los culos, la altura de los tacones, los vestidos de Dior y los zapatos de Louboutin. Por cierto, alguien debería indicarle a la actriz de varietés— Frau Ortiz— que tanta plataforma en los zapatos ya cansa: cada uno es como es. Mientras escribo este comentario creo que la pamema hispano-gabacha da para mucho, quizá escriba algo sobre ella en Josephsplatz.

3:05 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

BARDO DEL MAR (2):
La primera pregunta que formulas me sorprende, Bardo, y el motivo sólo es uno: vuestros políticos saben que vosotros aguantáis lo que sea mientras las sevicias provengan del propio. En muchas ocasiones comparo la alternancia política española con los planes urbanísticos de Barcelona, una ciudad que siempre necesita algún hecho monumental para reformarse: Exposiciones, JJOO, etc. Quizá se deba a que las tragaderas de los barceloneses, al igual que las de los españoles, se amplían hasta límites insospechados cuando el capote que les muestran luce un color más vistoso. La alternancia política en España siempre está precedida por un suceso “traumático”: 23-F, corrupción y GAL, 11-M…¿No te resulta curioso, Bardo? A mí mucho, lo reconozco. No confío en que España y sus habitantes cambien alguna vez, ya que muchos, a pesar de presumir del “individualismo hispano”, como mejor están es en un rebaño y bajo la mirada atenta del pastor; la calidad del pasto es lo de menos, lo importante es lucir una lana bonita y balar sin desafinar. Durante mi juventud española me aficioné a dos autores que considero son los que mejor han reflejado la personalidad española: Blasco Ibáñez y Pérez Galdós. Hace ya tiempo que no releo ninguna de sus novelas, pero estoy seguro de que mantienen su vigencia. No tengo fórmulas mágicas, Bardo, no obstante la solución es una: dar la espalda a los políticos y ejercer algo tan democrático como es votar: no votar. Sé que en España algo así incluye muchos riesgos, pero en un momento u otro alguien debería dar el paso y mandarles a tomar por el…escaño. Sea como sea, Bardo, considero que existen dos generaciones de españoles que serán deshechos de tienta de la vida, seres irrecuperables cuya única misión vital será inflar los globitos con los que los políticos de la Carrera de San Jerónimo juegan. Es una lástima, pero…es lo que hay, Bardo. Saludos.

3:05 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home