Mittwoch, Februar 04, 2009

¿ZAPATOS O TOMATES?


ZAPATO: 1. m. Calzado que no pasa del tobillo, con la parte inferior de suela y lo demás de piel, fieltro, paño u otro tejido, más o menos escotado por el empeine.

Hoy estoy contento, meine Damen und Herren, ¡muy contento! Permítanme que comparta con ustedes el doble motivo de mi alegría. Ayer, ya mediada la tarde, mi zapatero me telefoneó para avisarme de que mi nuevo par de zapatos estaba terminado, y esta mañana, a continuación de un par de «gestiones de disimulo», me dirigí raudo a por ellos. Después de comprobar el buen hacer de Lajos y charlar con él durante un rato, decidí pasear. Mi deambular me condujo al mercado, y allí coincidí con mi verdulera favorita — no me refiero a Maleni Álvarez —, que me proporcionó la segunda satisfacción del día: 2 kilos de tomates sicilianos en rama. Era evidente, estimados parroquianos, que mi jornada transcurría entre alborozos. Tan era así que decidí sentarme en una terraza para beber una cerveza. Allí estaba yo, meine Damen und Herren, flanqueado por mi nuevo par de zapatos y mis 2 kilos de tomates, cuando una duda me asaltó: ¿Qué le lanzaría a José Luis Rodríguez, el Puma?, ¿zapatos o tomates? Deben reconocer, queridos lectores, que es una duda casi existencial, ya que la calidad de ambos objetos debería eximirles de un final tan triste: estampados en la cara de un gañán. Sin embargo, la vacilación persistía y decidí pedir otra cerveza hasta encontrar una respuesta: ¿zapatos o tomates?
La nueva moda de lanzar el calzado a los políticos es la demostración de que la humanidad se dirige hacia el Apocalipsis, pero no por el hecho en sí, sino por la calidad de los zapatos que lanzaron: feos, sucios, baratos y desgastados. ¡Qué poco charme, meine Damen und Herren! No se trata de encargar unos Lobb, Vass, Bálint o Klemann para después utilizarlos de arma arrojadiza; pero no cuesta nada, ya que los agresores aparecerán en los medios de todo el mundo, lustrarlos o incluso reparar las suelas antes del lanzamiento. ¿Zapatos o tomates?
Mi febril imaginación generó una imagen jocosa: la de los políticos dirimiendo sus diferencias en las reuniones a zapatazos. Si un enfrentamiento tan cruento se produjera, dos serían los políticos que llevarían las de ganar: Nicolás Sarkozy, el Jean Paul Belmondo de la política, y José Luis Rodríguez, el Puma. El francés porque sus zapatos, entre las alzas internas y externas y el tacón cubano que nos gasta, se convierten en armas letales; y nuestro siempre admirado ZP porque estoy convencido de que es un hombre al que le huelen los pies, «virtud» ésta que provoca que sus zapatos sean artefactos aptos para la guerra química e incluso bacteriológica. ¿Zapatos o tomates?
Sea como sea, meine Damen und Herren, ZP ya recibió un dúo de zapatazos en los últimos días, y uno de ellos es de los que duele; al menos a un pelele como él: la banca le ha pedido elecciones generales para el año 2010; no confía en el campanero que siempre repica a destiempo. Por otro lado, el incremento de desempleados ha conseguido que España sea el país que aporta más personas al porcentaje de paro de la U.E.: ¿Eso es la Champions League? Todo indica que nada cambiará, situación ésta que provocará que dentro de dos años casi el 26% de los españoles estén en el paro y no reciban subsidio alguno: ¿Así se demuestra la solidez de una economía? No obstante, ZP culpa a la banca del desastre financiero español, y en una demostración de que las dos tarde le cundieron, pide que aumenten los préstamos. ¿A quién, meine Damen und Herren?: ¿a parados, insolventes e inmigrantes sin ingresos?, ¿a los que deben consumir más mientras perciben salarios ridículos y se ahogan? Pobre ZP, ¡tan bobo como mentiroso! La banca española es consciente de las dificultades que tendrá el Estado español para colocar la emisión de deuda del presente año, algo que si no consigue, implicará la quiebra del mundo feliz de nuestro querido ZP y un colapso social de efectos inimaginables. Ésas son las consecuencias de que un hombre que ni siquiera sabe lucir los zapatos adecuados — combina traje con mocasines— ostente la presidencia del Gobierno. ¿Zapatos o tomates?
Continué sentado en la terraza un buen rato, la duda persistía y yo necesitaba resolverla. Extraje un zapato de la caja y un tomate de la bolsa, cada uno de ellos me ofreció lo mejor de sí: Ante el olor a piel recién pulida y a madera de cedro de la horma, el tomate replicaba con aromas de tiempo y sol. En el siguiente asalto, la lucha se tornó feroz: El zapato presentó en sus líneas una definición tan rígida como rotunda, aunque no exenta de calidez y comodidad, mientras el tomate se pavoneó de su frialdad vítrea y de una piel que no era más que un velo que insinuaba los placeres que cubría. Encendí otro Lucky y dejé que una sonrisa morosa colgase de mis labios: no le tiraría nada a ZP. Además, meine Damen und Herren, sería algo inútil, porque no creo que se percatara de que algo impactó contra su rostro, ¡y mucho menos de la calidad del «arma»!; pero aunque sí lo hiciera, su reacción sería la típica en un hombre que no nació para ser inteligente: miraría al cielo con cara alelada y después diría una de sus frases: Es increíblemente raro que lluevan zapatos.

Foto: Zapatos de Nicolás Sarkozy (los de la derecha): Si te dan en la oreja, ahí te dejan.

14 Comments:

Blogger Mary White said...

Huevos podridos. Es un clásico.

8:53 vorm.  
Blogger El Espantapájaros said...

Antes de nada, gracias por los extensos comentarios que escribiste en tu anterior artículo para responder a diversas cuestiones. Los leí todos y, desde luego, son muestra del respeto a tus lectores y de que aquí nunca va a faltar información y opinión justamente medidas.

Hay que reconocer que los zapatos de Sarkozy son impresionantes y letales. Y luego está todo ese juego de que si Sarkozy significa también Zapatero, y por eso se lleva bien con nuestro Zapatero... En fin, las típicas coincidencias de las que hace gala el estadista, estilo "Me parezco a Obama porque los dos tenemos dos hijas y nos gusta Borges".

Hace no tantas semanas la culpa de la crisis la tenía Bush. Ahora, los banqueros, los malvados y avariciosos banqueros. Es absurdo. La posición del Gobierno no puede sostenerse: si de veras son los bancos los que han creado el problema dando dinero a quienes no debían, no se les puede exigir que incurran otra vez en el mismo error y, encima, en una situación de completo deterioro de la economía, con un paro disparado y un entorno de completa incertidumbre. Tiene que haber otras posibilidades, pero Zapatero está empeñado en su demagogia y en sus políticas de saldo.

Aun así, a no ser que la presión sea muy grande, no veo a Zapatero convocando elecciones anticipadas. Él se va a aferrar al poder aunque todo se esté desmoronando. Y el PP, ahora mismo, no tiene fuerza para combatirlo. Casi se podría decir que es un escenario de vacío de poder... o de inteligencia de nuestros políticos.

12:34 nachm.  
Blogger klausiño said...

Muy Brillante!, opino tambien que lo mejor es lanzarle huevos podridos, tal y como Mary White sugiere.
Si no tienes inconveniente voy a "cortar y pegar" este magnifico relato y reflexion sobre "zapatos y tomates" en algun otro blog, con tu enlace.
Yo leo tus hilos habitualmente, desde que descrubri a JOe Black a proposito del 11-M. Creo que describiste la verdad en un grado no inferior al 80% (la sentencia se quedo en un 5%)

2:30 nachm.  
Blogger Samuel said...

Ya sabes lo que pasa después de lanzarle un par de zapatos a un político; aumenta la demanda como la espuma. Yo sugiero ir más lejos y además de zapatos y tomates lanzarle ladrillos y algunos automóviles. Si ZP quiere solucionar la crisis, al menos debería presentarse voluntario para servir de blanco a las nuevas campañas de marketing de las empresas a punto de quebrar.

Un saludo.

4:38 nachm.  
Blogger Aguador said...

Mein geehrte Freiherr van Orton:

Yo ya me andaba maliciando que este hombre no iba a terminar la legislatura. Ciertamente, la "culpa" de la crisis la tenía "Bush". Bien. Ahora está Obama, a quien los progres se han apresurado a elevar a los altares de la progresía (ya lo están empezando a bajar), y no solamente la crisis sigue, sino que AUMENTA. Ahora la culpa la tiene "la Banca". Esa "malvada Banca" a la que él socorrió raudo y veloz tras una "escena del sofá" que no desmerece en nada a la del Tenorio. Cuando ese argumento le falle, veremos cuánto tardará en buscar otra Sündenbock, que mucho me temo será el "Partido Payudá"...

De todos modos, estoy con la tesis del amigo Espantapájaros: ZP se aferrará al poder, igual que Felipe González. Con la diferencia de que, como dice él, el PP ahora mismo no tiene fuerza suficiente para enfrentarse a él. Fuerza que nacería de su convicción y de sus principios, caso que los tuviese. Pero no es el caso, desgraciadamente. Otra cosa es que Rajoy sea partidario de la estrategia de dejar que el enemigo se ahorque con su propia cuerda; pero ya está tardando mucho.

Ahora habrá que esperar que ZP, si es que pierde las próximas elecciones (sean éstas cuando sean), no deje tierra quemada al que venga, ya sea Rajoy o Rosa Díez.

Ya lo dijo Agustín de Foxá (refiriéndose a Franco): "El día que se vaya, menuda patada le van a dar en nuestro culo".

Saludos,
Aguador

7:00 nachm.  
Blogger Joven Madrileño said...

Pues zapatos, tomates, lechugas y lo que se quiera, él lo vale. Como dice Aguador, antes fue Bush, y como parece que ya no cuela porque ya no está de presi, le toca el turno a los bancos.

¿Cómo se puede pedir que presten más dinero? Como bien dices, ¿a quién? ¿A un parado? ¿A un extranjero que sabe Dios si se irá a su país y te dejará el pufo? Si ya están alarmados por la morosidad, cómo estarían si hiciesen caso al pirómano de ZP.

Saludos

4:53 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

MARY WHITE:

Tienes razón, Mary White; pero con los huevos— frescos o podridos— tengo un problema: no soporto tocarlos. Los huevos, junto con los lácteos, me producen repulsión. ¡Agggggggggg!
Saludos.

11:21 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ESPANTAPÁJAROS:

De nada, estimado amigo, ya sabes que es un placer. Tienes razón cuando señalas lo ridículas que resultan las comparaciones que ZP establece. Ahora bien, me sorprende que todo se limite a lo “estético” o “externo”. ¿Dónde cree ZP que moran el talento, la inteligencia y la preparación? En definitiva, otra de sus majaderías. Esa presunta pugna entre Gobierno y bancos es interesante al tiempo que guarda similitudes con algunas otras de las pamemas que ZP ha representado. Las cajas de ahorro las dejo fuera de la discusión porque su estructura tan politizada casi las convierte en entidades financieras nacionalizadas. Si lo recuerdas, flagelador de cuervos hambrientos, en la serie Sideways, creo que en el escrito sobre Cremona, expliqué que el problema de la banca española es de solvencia. En España todos se endeudaron mucho, hasta la banca, que tuvo que recurrir al dinero extranjero para poder prestar a los españoles. Aunque yo no lo haría, no lo critico, ya que en una situación en la que se llegó al interés real negativo no supone mayor problema. El problema es que la situación ha cambiado. Los bancos necesitan la ayuda del Gobierno para solventar sus problemas de liquidez, sin embargo aceptar esa ayuda comporta rebajar la posibilidad de los chanchullos políticos-financieros a los que la banca española es tan aficionada. No descarto que antes del verano el Gobierno decida intervenir varios bancos; por lo tanto, antes conviene “salvarles la cara” ante los ciudadanos, y nada mejor que aparentar un cierto enfado para de esa manera dar una imagen de firmeza por parte de un gabinete ministerial en coma.
Un ejemplo claro es Botín, un tipo al que considero el banquero del PSOE. Por ése motivo, que sea Botín el que se erige en portavoz de la “línea dura” de la banca me da mala espina, muy mala espina. Si la guerra es ejercer la política por otros medios, la actitud de los bancos en la actualidad también es otra forma de ejercer la política. ZP necesita llegar al 2010 como sea, ya expliqué que ostentar la presidencia de la UE y alguna que otra pamema son sus mejores bazas. Ante de eso, sin embargo, tiene citas electorales en la agenda, cuyos resultados le interesan mucho; me atrevo a escribir que incluso más que a Rajoy: el campeón debe luchar siempre más por conservar el título; el aspirante puede relajarse. Ante una derrota, ¿quién pierde más, quién cambia su condición?: ¿el campeón o el aspirante? Una parte de la banca desea el relevo de ZP, así como miembros del PSOE. Aunque muchas crean que Botín desea castigar a ZP, lo cierto es que Botín es el airbag de ZP ante el choque con el resto de bancos. Por cierto, Espantapájaros: ¿a qué se dedica Rubalcaba? No sé, le veo apagado en los últimos días. ZP deberá anticipar los comicios, su posición, al igual que la de los españoles, se complicará más, mucho más. Sin embargo, el majadero tiene una ventaja: las franquicias autonómicas. Sí, sí, no te sorprendas; son franquicias polivalentes que tanto sirven para sostener nichos electorales u hostigar al enemigo como para recaudar más “impuestos estatales” a través de ellas.
Saludos.

11:22 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

KLAUSIÑO:

Gracias, Klausiño. Por cierto, el otro día me olvidé de darte la bienvenida a Josephsplatz. Sí, sí, dispón a conveniencia, los habituales ya saben que el feuilleton es como una barra libre: cada uno coge lo que desea o le apetece. ¡El 11-M!, un tema que se diluye en el desinterés de los españoles con la misma lentitud con la que el terrón de azúcar desaparece en una taza de café. De todas formas es lógico, Klausiño, es lo que se denomina “razones de Estado”. Saludos.

11:22 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

SAMUEL:

Coches, zapatos, alimentos…¡más que un acto de protesta es un acto de beneficencia! Ahora bien, Sr.Director, yo nunca le lanzaría el par a ZP: él lo aprovecha todo. Aunque si fueran dos zapatos, serían del mismo pie y de modelos diferentes. ¡Qué ingenuo soy!: ¡LOS APROVECHARÍA TAMBIÉN! No estoy muy enterado, pero algo escuché sobre una campaña de carteles y pamemas parecidas, con un coste de 60 millones de euros. ¡Ahí tienes la solución a la crisis, Samuel!: con ése importe puede darse a cada español algo más de un millón de euros. ¿Crisis?, ¿dónde está la crisis?
Saludos.

11:23 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

AGUADOR:

Me sorprende el amor por Obama de la izquierda española, aunque supongo que se debe a la tradicional ignorancia de la que hace gala el sector progresista de la sociedad española. Votar en USA no es sencillo, Aguador, ni barato. Constar en el censo electoral obliga a muchos trámites y a un dispendio que puede alcanzar más de 600 euros. Bush, o los que estaban detrás de él, timaron las elecciones a Al Gore, y para evitarlo de nuevo, necesitaban incorporar más electores al censo. Ahora bien, muchos de éstos provienen de estratos sociales bajos y con poco nivel adquisitivo. ¿Quién pagó los trámites y a las empresas de “voluntarios” encargadas de aligerar todo el proceso? En fin, más de lo mismo pero con distinto color. Israel necesitaba un cambio en la presidencia de su principal aliado (no me refiero sólo a la figura de Bush ya que éste no podía optar a otra relección), creo que es la primera vez en la historia en la que USA no tenía interlocutores para intervenir en el conflicto de Oriente Medio, ya que las relaciones con Siria, Irán, etc. estaban maltrechas, muy maltrechas; y a Israel le interesa alguien que pueda hablar, o por lo menos lo aparente.
Todos se aferran al poder, pero la situación de ZP se tornará insostenible. De igual forma, Aguador, el hecho de convocar elecciones es el viejo truco para taponar lo que algunos denominan “conflictividad social”. La cifra real de parados en España ronda los 4.500.000. A la que aparezca el iluminado de turno y haga sus números para después explicar que el número de parados coincide con el de inmigrantes, los problemas de verdad comenzarán. Ya no le digo nada cuando la bolsa de personas que no reciben prestación alguna se incremente. Creo que los alemanes presenciaremos el resurgir de la inmigración española, ya sabe, Aguador: ¡Vente pa’Alemania, Pepe!
Aunque no lo parezca, tanto Rajoy como ZP están tranquilos porque saben que en las elecciones que se avecinan el voto de castigo estará repartido entre ambos, con lo que el equilibrio se mantiene. Si yo fuera Rajoy, haría lo siguiente: presentaría una moción de censura (sé que es un arma de doble filo) y en el discurso reconocería que sé que la tengo perdida de antemano, pero ése mismo gesto debería utilizarlo para señalar al resto de partidos como cómplices de un majadero al tiempo que también los responsabilizas de las consecuencias. El tema tiene más añadidos, pero creo que ya capta la intención. Ahora bien, ¿le interesa al PP? No creo, en la actual situación económica española nadie puede hacer nada. ¿Rato?, serviría para eso….para pasar un buen rato. Todavía recuerdo cuando juraba y perjuraba que con el paso al euro los precios no se incrementarían, que el Gobierno vigilaría muy de cerca el incremento de precios y el redondeo, etc. Asimismo, la huída del FMI al ver lo que se avecinaba es todo un manual de intenciones. Sea como sea, Aguador, los políticos como ZP siempre dejan la tierra quemada, además vierten sal sobre el terreno para convertirlo en yermo. Por otro lado, Aguardor, el personalismo histórico de la política española dificulta la natural y lógica alternancia. Fíjese en el PSOE; ¿quién es el relevo de ZP? En la otra orilla más de lo mismo. No hay alternativas, y si existen…en fin…obtenga sus conclusiones. La actitud de Rajoy es la adecuada, al menos de momento. No olvide que también es el presidente de un partido político, el 2º partido español, y su obligación también es mantener la cohesión de un partido que representa un % importante de los españoles. Aun así, considero que Rajoy está capacitado para conseguir la presidencia del Gobierno; pero no lo está para mantenerla. Aznar no hizo bien su “trabajo”; sé que usted me entenderá.
Saludos.

11:23 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

JOVEN MADRILEÑO:

Bienvenido a Josephsplatz, joven madrileño. Si usted ha realizado algún curso de socorrismo, sabrá que acercarse a un tipo que se ahoga comporta muchos peligros: la desesperación incrementa las fuerzas. Es cierto que ZP se ahoga y que muchos perciben la fachada de cartón piedra del majadero. Ahora bien, los intereses de los ciudadanos en rara ocasión coinciden con los de los “auténticos poderes”. Los bancos españoles están acostumbrados al trapicheo que realizan en connivencia con los políticos, siempre ha sido así, y con el PSOE en el poder saben que su poder en la sombra está asegurado, siempre y cuando, claro está, entren al trapo de otras cuestiones. Al hilo de lo que expliqué a Espantapájaros, en esa disputa con la banca hay cuestiones serias y otras que forman parte de las pamemas de ZP. La economía española requiere cambios, y algunos de ellos provocarían un conflicto con determinados “estamentos”. Aunque fuera el PP el que gobierna éste también cuidaría mucho la porcelana de la tienda.
Saludos.

11:23 vorm.  
Blogger Mary White said...

¿La actitud de Rajoy es la adecuada? Yo creo que es la única que puede tener teniendo en cuenta cómo está su gallinero: las "niñas" no parecen muy largas de neuronas (Soraya, Cospe y la otra), los mayores en plena guerra (Esperanza y Gallardón) y los directores de sucursal autonómicos entre líos, escándalos y demás (en realidad como todos los de la cosa autonómica).

Rajoy no puede ser presidente del gobierno porque por sí solo no tira de nadie, y se ha rodeado de gente que no le ayuda nada.

Con lo fácil que se lo está poniendo el PSOE, Nicholas, ¿no crees que algo mejor si podía hacer?

12:00 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

MARY WHITE:
En el escrito Entreacto ya expliqué que Rajoy también debe luchar en el frente interno; quizá debería haber prestado más atención a sus compañeros, es decir: cortar cabezas. Ignoro el nº de neuronas de las Rajoy’s girls, pero mantengo el pensamiento de que Rajoy necesita un tipo cuya única dedicación sea manejar el látigo, tanto en el PP como con el Gobierno. El papel de la Evita 2.8 me resulta patético y un error a todas luces. Una vez más cometen el mismo error: confundir España con Madrid. Evita 2.8 es una versión de ZP con vagina y pechos. El numerito de los calcetines, su poco calado intelectual y una ambición desmesurada la convierten en mala compañera de viaje. Rajoy se creyó el mensaje de que las próximas elecciones eran una reválida del último congreso del PP, y eso provoca que no resguarde los flancos y sólo se preocupe de la cabeza de ataque. Necesita un desalmado que ponga orden, y mucho me temo que con Soraya y Cospedal no lo logrará. Saludos, pelirroja.

1:03 vorm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home