Samstag, Juni 28, 2008

WIENER CHRONIKEN / MELANGE

MARRANO, NA: 2. m. y f. coloq. Persona sucia y desaseada. U. t. c. adj.

Debo felicitarles, meine Damen und Herren, fue una gran victoria; además la gesta tuvo el atrezo adecuado para la furia española: rayos, truenos y esa variedad cromática del atardecer vienés en el que un cielo anaranjado cede el paso a uno violáceo: ¡la ira de los dioses sobre el estadio Ernst Happel! Ahora, sin embargo, les toca perder ante Alemania, algo que confiere dignidad a la derrota (admito menciones sobre mi madre: no se preocupen, es lavable).
Mi corto periplo vienés me resulta un bálsamo que atenúa mi cansancio y me procura, a su vez, gratos momentos. Esta tarde me encontraba en el café Tirolerhof, un lugar que frecuenté durante mi época estudiantil en Viena, cuando algo rompió la armonía del lugar: ¡Manolo Escobar y su canción Que viva España! Increíble pero cierto, estimados parroquianos. En un principio pensé que el subconsciente y la resaca me jugaban una mala pasada, aunque presté atención y salí de dudas cuando el estribillo del Porompompero retumbó con ese descaro hispano junto al templo de la música: la ópera de Viena; ya que el café Tirolerhof se encuentra a escasos metros de ella. Me asomé a la puerta del local y descubrí que todo se debía a una furgoneta repleta de españoles— de Santander en concreto—, que estaba coronada por dos altavoces y banderas con la silueta del toro de Osborne. No pude más que sonreír, meine Damen und Herren, hasta que la presencia de Franz, uno de los camareros, me obligó a recuperar la seriedad. El grupo de hinchas aparcó en la Führichgasse, justo delante de nosotros, y comenzaron un pasacalle al que la gente se unía. Sé que Franz lo esperaba, pero yo no quise exhibir una mueca desaprobatoria y tarareé la archiconocida melodía. Sin embargo, cuando escuché el fragmento de la canción que menciona al «cateto de tu hermano», no pude más que acordarme de nuestro querido José Luis Rodríguez, el Puma: el cateto entre los catetos, la persona que provocará con su maléfico embrujo que ustedes pierdan ante Alemania.
Existen tres elementos que nos indican cómo es un hombre: sus zapatos, sus amigos y la mujer que le acompaña. Yo, en un alarde atrevido, añado una cuarta: los nombramientos que realiza. Sí, queridos lectores, porque sólo a un sandio se le ocurre proponer como ministra a esa extraña mujer que siempre luce un porte desaliñado, incluso alérgico a la higiene, que es Bibiana Aído. Siempre que la veo imagino que su ginecólogo necesita guantes de soldador y un escoplo para realizar la citología anual; o algo peor: sus salvaslips pueden utilizarse de tabla de surf. ¡Qué poco charme, meine Damen und Herren! No obstante, es en el manejo del idioma donde esa pobre infeliz nos demuestra el criadero de champiñones en el que estudió. Su prosodia marrana parece automática, pero no es así: es meditada; y eso es lo preocupante. Por el contrario, nos ayuda a entender que detrás de cada palabra existe un mundo extraño y que la imbecilidad se cierne sobre nosotros. Acepto que la utilización de un idioma es un pozo de ingenio, pero hacer de la incultura la praxis de su oratoria sólo nos demuestra que Bibiana Aído (no sabemos adónde), como ministra de Igualdad, pretende igualarnos a otro prócer de las letras españolas: Pepiño Blanco. Además, y en el colmo del estilo «tócame Roque», ambos no tienen reparo alguno en plasmar, mediante sendos blogs, el infantilismo cutre y garrulo que les caracteriza. Intuyo que Bibiana Aído (sigo sin saber adónde) es una gran lectora de novela gótica inglesa, una experimentadora del lenguaje capaz de alcanzar un nivel de profundidad increíble y que realiza, en cada una de sus frases, un elogio a la complejidad. Es por ello que Bibiana, la mujer que con toda seguridad luce un Picasso en sus bragas, se hurga la nariz y se rasca el ano para después olfatear el dedo espeleólogo, ama a las palabras; y éstas, a ella. Con todo y con eso me estoy enamorando de la manceba, meine Damen und Herren, porque me recuerda a la Beatriz de Dante, que nos ayuda a saber cómo es el infierno: el de los analfabetos, claro está.
¡Qué pensamientos más raros provoca escuchar el Porompompero en el café Tirolerhof!

Foto: Café Tirolerhof (NvO 2008)


9 Comments:

Blogger H said...

Pobre mujer... A mi me da lástima. Tan joven e inexperta.

8:21 vorm.  
Blogger Ignacio said...

Precisiones precisas:
"Que viva España" es un pasodoble....Alemán. Es canción y éxito en Alemania de uno rubio con barba y acordeón en los setenta; Escobar sólo lo cantó en Español.
¿a que no sabias esto?

Segunda precisa precisión:
Con ésta frase:
us salvaslips pueden utilizarse de tabla de surf.

has conseguido que mi elevada misoginia se dispare hasta cotas inimaginables: me costará volver a permitir que una mujer goce de mis encantos.

Por otra parte; no se como odias tanto a la literatura inglesa. Simplemente estos no han leido jamas un libro; ni la cartilla. Es la navaja de ockam (en aleman la navaja de ockamauer)no busques más allá cuando es tan evidente: son imbéciles. Pepiño el de lospalotes, zp, Rajoy, Camps, son idiots savants, imbéciles, y ya está.
Y bueno te remito a mi post: basado en un analsis mediante el método paranoico crítico, España gana este campeonato. Necesariamente.

8:28 vorm.  
Blogger braincrapped said...

Menos mal que el salvaslip solo le da para surfear y así quedan en una superficie limitada sus tonterías, porque ¿te imaginas que usara con alas y la tuviéramos revoloteando sobre nuestras cabezas?

4:10 nachm.  
Blogger El Espantapájaros said...

No me interesa mucho el fútbol, pero si España pierde, Zapatero no se quitará jamás el gafe de encima, si es que ya no está suficientemente probado que lo es.

En cuanto a Mi Hembra, yo ya sólo sé que nos están robando con semejante Ministerio de Propaganda y que su titular no da pie con bola. Pero creo que es la maniobra que buscaba Zapatero. La chica hace tantas tonterías, que en las de él se fijan menos. Es un comienzo.

2:00 nachm.  
Blogger braincrapped said...

Finalmente la selección española consiguió ganar a pesar de Zapatero xD

7:28 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

H:
Compruebo que eres un alma caritativa, H. Aído (espero que no vuelva) no me despierta ninguna lástima, porque si alguien no está capacitado para un trabajo — en su caso lo evidencia a diario— lo honesto es renunciar al puesto, y no andar por las ramas del árbol del ridículo. Me quedé corto en lo que pienso de la «miembra».
Saludos.

2:02 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

IGNACIO:

No, no lo sabía. Yo creía que el compositor era holandés. Respecto al uso del salvaslip, no debes ser tan drástico en tu decisión. Ten presente que me refiero, ¡en exclusiva!, a la miembra. Existen muchíiiiiiiiiiimas mujeres que hacen un uso correcto del elemento en cuestión; pero Bibiana…Bibiana…no sé…¡me da mala espina!, ¡ y eso que yo soy un amante del bacalao en sal! (Estimadas lectoras: no tengan presente mi garrulería aunque sí mi amor por la gastronomía española). Piensa que entre los hombres también existen tipos alérgicos a la higiene, de esos que cuando el médico les dice que deben hacerse un análisis de orina, heces y sangre, dejan los calzoncillos sobre la mesa del galeno.
Yo no odio a la literatura inglesa, es más: considero a Evelyn Waugh uno de los mejores prosistas del siglo XX. Ahora bien, sí es cierto que los políticos actuales son unos incultos de tomo y lomo; en realidad son páramos intelectuales donde sólo crecen malas hierbas. Intuyo que eres un buen lector, estimado Ignacio; pero los políticos actuales utilizan la lectura como forma de realce personal, una derivación del marketing político. Ahora que se acercan las vacaciones estivales, volveréis a escuchar la lista de libros que se llevan esos catetos para leer durante sus vacaciones. ¡Todo es pura filfa!, porque un buen lector no sólo comprende conceptos, sino que es capaz de crearlos y expresarlos. ¿Conoces algún político español que pueda acometer semejante reto? Ten presente que nuestras vidas están cruzadas por el contexto social y nuestra psicología, y esos políticos sólo se adaptan al contexto social: lo ramplón. Prometí no desvelar el nombre del político, pero conozco un caso en el que individuo en cuestión sólo lee resúmenes de libros que un asesor de imagen le pasa: me consta que no es el único. No quiero imaginarme lo que puede resultar una conversación con Pepiño sobre hermenéutica, interpretación y exégesis. Ante algo semejante, preferiría ser el encargado de cambiarle el salvaslip a Bibiana: lo malo, si breve...
Saludos.

2:03 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

BRAINCRAPPED:

Revoloteará sobre vuestras cabezas porque ésa es su misión: mariposear. La pobre no da para mucho más, el problema es que desea establecer un nuevo record de idiotez. Creo que anda por buen camino.¡Enhorabuena por el título!
Saludos.

2:04 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ESPANTAPÁJAROS:
Buen juego de palabras: «mi hembra». Los políticos españoles son muy feministas, ¡todos!, pero mientras que en otros países una mujer puede disfrutar de dos años de baja maternal (en Alemania puede llegar a cobrar hasta 1800€/mes, depende del salario), España sigue anclada en los cuatro meses: ¡qué maravilla, carne para la guardería o para la suegra! Sin embargo, ninguna de esas idiotas que creen las pamplinas de los políticos dice nada al respecto. ¡Ista, ista, ista, Zapatero feminista!, aunque los otros no le van a la zaga. Supongo que el cuatrimestre es algo aceptado a perpetuidad, porque…¡hasta Letizia, la Seca, lo cumplió! Feminismo de andar por casa en bata y zapatillas. ZP en vuestro dios, y Bibiana su profeta. ¡Alguien da más!

2:04 vorm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home