Dienstag, Juni 17, 2008

REGATES

REGATE: 3. m. coloq. Escape o evasión hábilmente buscados en una dificultad.

¡Menudo gol, meine Damen und Herren!: una auténtico cañardo que se clavó en la escuadra. El juego fue deslucido, para qué negarlo; pero el público beodo sólo quería espectáculo y goles. Destacaría la férrea defensa que convirtió en un baluarte el área y la ingenuidad del contrario a la hora de atacar. Asimismo, el árbitro hizo el ridículo una vez más —¡ y van unas cuantas!— con unas decisiones que lo señalan como alguien con sed de protagonismo. Disculpen, estimados parroquianos, caigo en la cuenta de que ustedes pueden interpretar que me refiero al partido entre Alemania y Austria; pero no es así: escribo sobre las últimas perpetraciones políticas de nuestro estimado y siempre alabado José Luis Rodríguez, el Puma (q.D.g.m.a.). Mientras yo recorría mi diagonal, ZP se prodigó en el regate del cojitranco y la finta del tetrapléjico; es decir, el drama del que se sabe pobre y mediocre pero se niega a asumirlo y se sustenta sobre la tríada mágica: imaginación, cara dura y pocos escrúpulos.
El primer regate fue la detención de la denominada cúpula de ETA; ya saben, queridos lectores, esa organización a la que descabezan cada cierto tiempo; algo así como el que acude a la peluquería para lavar y marcar. Lo cierto fue que nuestro admirado Puma no tenía ni idea de qué hacer ante el nuevo atentado (ya sé que no es ninguna novedad) y aplicó el artículo primero del manual de la política del día a día: organizar un festejo. Para ello nada mejor que detener a los únicos que la policía española tenía vigilados— los negociadores— y vender la falsa idea de que el Gobierno controla la situación. No quisiera ser mal pensado, meine Damen und Herren, y desecharé la idea de que ZP persigue una reacción cruenta de los terroristas porque sabe que un enemigo común une a los españoles, acalla las críticas y difumina los problemas cotidianos: ése es el segundo artículo del manual.
Otro de los regates es la «huelga salvaje» de los transportistas, o al menos de una minoría. En realidad se trata de una huelga por encargo que persigue algunos objetivos: demostrar que el gabinete sabe gestionar las crisis; desviar la atención de los españoles de los temas que de verdad incomodan al Gobierno; disipar la idea de que los sindicatos están amansados a golpe de prebendas y tragan con todo cuando es la izquierda la que gobierna; y enseñarnos que la denuncia social es un objeto más de consumo que hasta ZP necesita para recubrirse con la pátina de gran estadista. Una vez más evitaré mal pensar e ignoraré que la repetición de los bloqueos después del verano perseguirá facilitar despidos de las grandes empresas para que el Gobierno puedo culpar de ello a la «huelga salvaje» y no a la crisis que continúa negando con pertinaz fanatismo. No se sorprendan de lo que leen, meine Damen und Herren, el principal instigador de las acciones de protesta es un individuo que preside una asociación que siempre estuvo a partir un piñón con el PSOE: los favores, con favores se pagan. Si ustedes se percatan, queridos lectores, en ambos regates la única preocupación de ZP fue asegurar la cobertura mediática, no los resultados de sus acciones. Nosotros, sin embargo, no olvidamos que el gran estadista es un sujeto que evisceraría a un polígrafo y que es un prototipo imprescindible, aunque todavía no sabemos para qué.
No obstante, ZP, el director idóneo para una escuela de autistas, regatea dos veces más: renace la extrema derecha; las encuestas le son desfavorables. Con semejantes añagazas, el Puma demuestra que los grandes cómicos no siempre son grandes dramáticos. De nuevo, estimados parroquianos, realizaré un esfuerzo por no ser mal pensado, ya que la extrema derecha española, durante la Transición, estuvo manejada a capricho de los socialistas mediante los afines que tenían en el ministerio del Interior. Quizá ése sea uno de los capítulos más oscuros de esos años de incertidumbre. Con todo y con eso, el nuevo intento socialista no es novedoso, ya que el PSOE intentó algo semejante cuando permitió y alentó la creación del GIL (el partido de Jesús Gil). El trueque era evidente: el GIL resta votos al PP y los socialistas permitieron a Gil convertir a Marbella en la nueva Sodoma y Gomera de la corrupción. Sin embargo algo no salió bien, meine Damen und Herren , porque el experimento le costó al PSOE perder municipios en la Costa del Sol. Quizá se debiera a que el votante potencial de un partido extremista y populachero se encuentra entre la masa socialista, y no en las filas del PP.
Respecto a las encuestas negativas…¡más de lo mismo!: un intento de todos los que han confiado en ése esperpento político para salvar la cara y recuperar algo de la credibilidad perdida. ¿En qué perjudican ahora esos resultados adversos a ZP? Regates y más regates, teatro en el teatro. ¡Y todo por no saber chutar!

APOSTILLA: Me alegro del reencuentro, meine Damen und Herren.



Foto: Necesita un audífono más grande.

22 Comments:

Blogger Mary White said...

¡¡Cuánto bueno por aquí!! Se te ha echado MUCHO de menos, Nicholas. Entre miembras, camiones, oposición partida y arrejuntada, sentencias judiciales, y demás faltaban tus comentarios.

¿Todo bien?

10:07 nachm.  
Blogger Ignacio said...

Creo que faltan elementos en esa jugada hay más jugadores y algunas cartas bajo las mesas, además de las pistolas de rigor.

Algo me huele muy mal, tengo una conmoción en la fuerza.


No se quien decía anteayer que no volverías.

11:01 nachm.  
Blogger Sinblancaporelmundo said...

Lúcida apreciación sobre los "éxitos policiales" de z.

Interesante análisis de la huelga propiciada y tutelada por z, pero vista por la opinión pública como una huelga que el gobierno no puede controlar.

Me he perdido en eso de que "la extrema derecha española, durante la Transición, estuvo manejada a capricho de los socialistas mediante los afines que tenían en el ministerio del Interior", así como que "la extrema derecha está de nuevo aquí". Sinceramente, ¿quién es la extrema derecha? ¿la de Soraya y Gallardón?

11:05 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

MARY WHITE:

¡Mi pelirroja favorita! Me alegro del reencuentro, Mary White. Todo fue bien, aunque estoy algo cansado y con la moral un poco baja; algo lógico por otro lado. Yo también pensé en el feuilleton cuando me enteré del esperpento que continúa representando nuestro querido ZP. De todas formas se lo agradezco, él es la luz que ilumina mi tenebrosa inspiración. Aunque con algunos días de retraso, creo que podré sacar punta a determinadas cuestiones.
Saludos.

3:48 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

IGNACIO:

¡Claro que faltan más elementos, Ignacio! Deja que me ponga al día y desgajaremos la mandarina de ZP, ya sabes: la que más atufa los dedos.
Nunca me despediría a la francesa, estimado amigo. El respeto por los lectores es una constante en mi trabajo, y por extensión en el pasatiempo (que me ayuda a mantener mi español) que constituye Josephsplatz. Anuncié mi regreso para mediados de junio…¡y aquí estoy!
Gracias y saludos, Ignacio.

3:49 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

SINBLANCAPORELMUNDO:

Todo forma parte de la pantomima de ZP. Aunque él se permite el lujo de actuar de ésa manera porque sabe que juega con el favor y complicidad de los medios de comunicación.
La extrema derecha española no existe en la actualidad, es otro de los timos; como el centro democrático. Durante la Transición, dos líderes políticos — Manuel Fraga y Santiago Carrillo— se comprometieron a neutralizar a los extremistas de la derecha y la izquierda, respectivamente. Carrillo utilizó una técnica de absorción para integrarlos en el PCE, a sabiendas, eso sí, de que con el devenir del tiempo esa masa social pasaría al PSOE. Fraga, por su parte, utilizó los recursos que todavía tenía en el Estado: infiltración y control de los resistentes del búnker. Más tarde, ese ente abstracto al que podemos denominar « el Estado» entendió las múltiples utilidades que esa extrema derecha infiltrada y controlada tenía (algo parecido ocurrió con determinados grupos terroristas). Antes de proseguir debo indicar algo: los tutores de la Transición tenían como objetivo la creación de una democracia española pero con una izquierda moderada en el poder; no de forma inmediata, claro está. Sigo. Para vencer determinadas reticencias y a su vez controlar a los que de verdad sí constituían un peligro incómodo (militares sobre todo y algún sector policial) se utilizó a la extrema derecha para mostrar a la plebe que todo no estaba conseguido; ya me entiendes: ¡que viene el lobo y nos morderá los hueverillos!
Te señalo un par de ejemplos aunque existen muchos más: los sucesos de Montejurra y el asesinato de unos abogados laboralistas de la calle Atocha. En ambos casos, el largo brazo de los servicios secretos (nacionales e internacionales) estaba presente, y en el segundo, incluso, todo obedecía a una estrategia para vencer las reticencias de Adolfo Suárez para legalizar determinados partidos políticos, o acelerarla. Eso explica la autoría de un neofascista italiano ( a sueldo de la CIA), Carlo Cicuttini, en los asesinatos; algo que salió a la luz casi una década después. ¿Me creerías si te explico que determinados atentados atribuidos a ETA no fueron cometidos por los terroristas vascos? Es un poco la repetición de lo que ya conocemos: combinar en la dosis adecuada alarma social, bien general y miedo. Hasta principios de la década de los 80, los socialistas mantuvieron una muy buena relación con los antiguos empleados de Carrero Blanco, ya sabes: el CESED. José María Benegas (PSE) podría escribir un libro de muchas páginas sobre ello. Cuando los socialistas llegan al poder, heredan algo más que un Gobierno: todas las tramas, chanchullos y montajes que «el Estado» había organizado. ¿Por qué desecharlas si pueden ser útiles en el futuro? De hecho las utilizaron a conciencia, y el tema del GAL es el mejor ejemplo. Asimismo, el famoso «Estado», con la aquiescencia de los socialistas, las utilizó para el montaje del 23-F. Debes tener presente, Sinblanca, que algunos ( monarca, policías, políticos, empresarios, etc.), durante la Transición, ya sabían que la jugada final era la entrega del poder a los socialistas, por ello se posicionaron con ventajosa e interesada premura a los pies de Isidoro, y si éste, aun sin gobernar, pedía determinados favores…pues ya sabes: todo por la patria y un futuro ascenso.
La tan cacareada extrema derecha presentó la misma resistencia a su desaparición que un trozo de mantequilla ante un cuchillo candente: ¡todo era un montaje exagerado!, ¡el lobooooooo y nuestros huevillooooos!
En la actualidad, ZP entona el motete de la extrema derecha para activar el voto de la extrema izquierda, si es que algo así existe todavía. El fenómeno de Le Pen, en Francia, obedeció a una maniobra de Mitterrand para restar votos a la derecha. Sin embargo, ése taimado político cometió un error de bulto: muchos de los votos de Le Pen se cosecharon entre los votantes socialistas y comunistas. ¿Por qué?, muy sencillo: ellos son los que luchan por el mismo territorio que los inmigrantes, una de las grandes bazas de Le Pen.
Si existe alguien en España interesado en la creación de un partido de extrema derecha, ése es ZP, y lo agradecería por varios motivos: deslegitimar la opción política del PP al vincularla a los radicales, restar votos al PP (eso cree el inféliz) e impedir con ello la alternancia política y continuar con el aviso ya conocido: el lobo y los hueverillos.
Redundo para enfatizar: no existe la extrema derecha en España, y mucho menos encarnada en personajes como Soraya y Gallardón.
Saludo y perdona la extensión.

3:50 vorm.  
Blogger Gwen said...

Te veo en forma.¿La diagonales siguen en su sitio?

6:37 vorm.  
Blogger Sinblancaporelmundo said...

De perdonar la extensión, nada, me encanta. Impagable su larga explicación.

Lo que yo no entiendo es si los Servicios Secretos y todos los poderes fácticos se infiltran y requeteinfiltran, tiran de la cuerda para que determinadas cosas pasen -incluso usan el terrorismo en dosis precisas- para impedir que los extremos desbaraten el nuevo régimen "democrático" cuya culminación y consolidación sería la toma del poder por los psocialistas; y sigo, lo que no entiendo es cómo no se han infiltrado también en los partidos naZionalistas que son el verdadero cáncer de España desde hace treinta años.

Por otra parte, si usted me habla de chanchullos y tramas del Estado heredadas por el PSOE, ahora me explico cómo los dos partidos "nacionales" -da la risa, la verdad, usar hoy en día ese adjetivo referido a España- son uña y carne en la actualidad para dar carpetazo a todo lo referenete al 11M.

Sabemos que ha sido una chapuza de sumario y una chapucísima de juicio. Sabemos que -de nuevo- los Servicios Secretos y la policía tenían confidentes tanto en los acusados vivos como entre los muertos de Leganés. La principal prueba, los trenes que explotaron, fueron DESTRUIDOS convenientemente días después del atentado... etc, etc, etc.

Herr Van Orton, háblenos del 11M. Desde ese atentado han sucedido cosas muy extrañas que pretenden cambiar este país tanto como después de la muerte de Franco. ¿Quién planea ese atentado? ¿Quién lo ejecuta? Como dijo Don José Mari -al cual desde hace unas semanitas se le comió la lengua el gato-: "Quienes lo planificaron no se esconden en desiertos lejanos, ni en montañas remotas".

8:30 vorm.  
Blogger El Espantapájaros said...

Van Orton, has sido fiel a tu cita: dijiste a mediados de junio y aquí estás, justo a tiempo. Como siempre, sólo decir que me alegro de tu regreso y que he disfrutado del artículo inaugural de la nueva temporada.

Creo que llegas en un momento crucial: el congreso del PP, las dos conferencias de Zapatero para fingir que trabaja algo, el agravamiento de la crisis, etcétera. Materia para comentar no va a faltar.

Un saludo

6:42 nachm.  
Blogger H said...

Un placer leerte de nuevo...

9:59 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

GWEN:

Te lo agradezco, Gwen. Las diagonales van bien, aunque estoy algo cansado y deseo que la próxima tarde en llegar. Me espera otro viaje, pero lo utilizaré para descansar: ya veremos.
Saludos.

10:13 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

SINBLANCAPORELMUNDO:

¡Claro que lo hacen, estimado amigo!, conseguir información es la esencia de su trabajo, y dar forma a esos datos es tarea de analistas. Permíteme, de nuevo, un ejemplo: la entrevista de Carod Rovira con los dirigentes de ETA. Ése es un tema curioso porque abre varias puertas: ¿seguía el CNI al dirigente de ERC o mantiene bajo vigilancia a la cúpula de los terroristas? Si se trata del primer caso significaría que se controla a miembros de partidos democráticos, y si se trata del segundo ¿por qué no los detiene si están controlados? Ricemos un poco más el rizo: sólo cuatro personas del entorno de Carod Rovira conocían sus planes e intenciones. Curioso, ¿no te parece? Es una cuestión de equilibrio político: todos pueden hacer sus más y sus menos, pero lo importante es el equilibrio del sistema.
Compruebo que te interesa el tema del 11-M, algo lógico por otro lado. Déjame que lo piense, nunca actúo al mandato del impulso. Además es un tema del que derivan implicaciones a muchos y diferentes niveles. De todas formas, si decido hacerlo, el título será el siguiente: ¿Conoces a Joe Black?
José María Aznar: sí, hombre, ¡el mejor presidente de Gobierno de la derecha española! Quizá sea porque no ha tenido otro. Aznar, en el tema que nos ocupa, se comportó como un pardillo, y repitió, además, el mismo error que con el tema de los GAL: verse obligado a callar porque si la mierda flotaba identificaríamos algunos excrementos. ¿Por qué crees que Aznar se negó a desclasificar los documentos del CESID sobre el GAL? Muy sencillo: existían otros implicados que en aquel entonces formaban parte del PP. «Desiertos lejanos», ¡qué poético, ni Richard F. Burton lo hubiera expresado mejor! ¿Por qué no explica todo lo que sabe?, ¿tiene algo que ver con el plan para contrarrestar el desgaste que ocasionó la intervención en la guerra de Irak?, que era, por otro lado, una nueva versión del lobo y los hueverillos aunque con el mismo lobo de protagonista. Debes tener presente que el PP, efectivamente, hubiera ganado las elecciones, pero no con mayoría absoluta. Si Aznar dispone de más información, debe explicarla, aun a riesgo de enfrentarse a demandas por difamación o calumnia: ¿qué mejor estrado que un tribunal para dar repercusión a unas ideas?
Déjame que lo piense. Saludos.

10:13 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ESPANTAPÁJAROS:

Yo también me alegro, azote de estorninos codiciosos. Creo, y así me educaron, que la puntualidad forma parte de la educación. La ventaja de escribir sobre el gran estadista es que nunca falta materia prima; o materia de primo, que sería lo exacto.
Un abrazo, querido amigo.

10:14 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

H:

Muchas gracias. Intentaré mantener la velocidad de crucero habitual. Saludos.

10:14 nachm.  
Blogger braincrapped said...

Rodríguez el Traidor necesita un audífono mas grande, efectivamente, por lo que el apuesta por no usar ninguno.

My English es very bad. It’s a beautiful day xDDDDDDDDDDDD

10:48 nachm.  
Blogger Gwen said...

Pues descansa que es muy sano...pero ¿combinado con el blog a ritmo suave?

Está la cosa enrarecida,van Orton, aburrida... previsible...

11:03 nachm.  
Blogger Samuel said...

Qué bien, ya está usted aquí por estos lares y aparece por la puerta con puntualidad germánica. Permítame darle la bienvenida: ¡bienvenido!

Es cierto que se ha perdido lo mejor, pero no dudo que pronto nos pondrá al corriente de lo que pasa en nuestro país. Si llega a prolongarse más, habría encontrado a los políticos nadando en sus piscinas y retozando en sus camas mientras España arde.

No sé si la mal llamada huelga es por encargo, porque desconozco la capacidad del Gobierno para decirle hasta a los autónomos cómo y cuándo tienen que ocupar las carreteras y detener a los transportistas inocentes. No los creo capaces de organizarlo tan bien, la verdad. Pero hay varias cosas que están claras: los sindicatos subvencionados no sirven para nada práctico, al menos a los trabajadores; las fuerzas de seguridad tenían que haber arrestado desde el primer momento a los piquetes por coacción; el Gobierno tardó mucho tiempo en reaccionar; y ZP, cómo no, echará la culpa a los patronos del aumento del paro, aunque probablemente tenga cartas más creíbles en la manga.

Saludos cordiales.

12:41 nachm.  
Blogger Violeta said...

Welcome back!!! :D

2:00 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

BRAINCRAPPED:

Thank you, thank you.

4:37 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

GWEN:

¡Por supuesto! Te explicaré cuál fue mi error, estimada Gwen: firmé un contrato y acepté un adelanto por un «trabajo» que ni siquiera tengo en la cabeza y que debo entregar en diciembre.
Es lógico: verano, vacaciones, playa, etc. ¡El olor del salitre y las cremas bronceadoras!
Saludos.

4:37 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

SAMUEL:

Gracias por la bienvenida, Sr.director. El Gobierno no controla a los autónomos, pero sí a las asociaciones que les representan. Creo que todo es una farsa, y para que ésta tenga credibilidad, la cuerda debe tensarse lo suficiente, aunque nunca debe ahogar. Algunos sucesos lamentables aconsejaron mirar para otro lado, recoger velas y poco más. El único que puede echar un capote al Gobierno es…¡el Sabio de Hortaleza!
Saludos.

4:38 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

VIOLETA:

Muchas gracias, bella flor. Espero que los reveses no te marchiten.
Besos.

4:38 vorm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home