Dienstag, April 22, 2008

MITADES


MITAD: 1. f. Cada una de las dos partes iguales en que se divide un todo.

El 8 de septiembre de 1929, el periódico Münchner Neueste Nachrichten publicó una macabra noticia: Stephan Kaldaunen, de profesión carnicero, asesinó a su esposa en lo que fue un crimen pasional al descubrir que ella le engañaba con la dependienta de la tienda. Además, el luctuoso suceso estuvo aderezado con un componente…cómo decirlo…gremial— sí, eso es—, porque el carnicero asesino, valiéndose de su habilidad con los cuchillos, cortó a la difunta en dos mitades longitudinales. Leer las crónicas de la época en la actualidad resulta curioso por varios motivos: el hincapié que hacen en la perfección del corte, supongo que debido a ese amor tan alemán por el trabajo bien hecho; especifican que el cuchillo utilizado fue fabricado en Solingen, quizá en un anticipo del marchamo de calidad que implica el made in Germany; añaden una dosis extra de sordidez al asunto cuando se recrean en la relación lésbica; y aclaran que Herr Kaldaunen pretendía conservar sólo el lado derecho del cadáver, aunque éste no quiso explicar con qué finalidad. Sea como sea la duda persiste, ya que el criminal fue condenado a cadena perpetua— se le aplicaron dos atenuantes— e ingresado en un manicomio, donde una mañana de otoño decidió bajar al patio de una forma rápida: se arrojó por el hueco de la escalera; nunca sabremos para qué deseaba una mitad de su esposa.
Es evidente, meine Damen und Herren, que para determinadas cuestiones— la relación conyugal puede ser una de ellas— una mitad no sirve para nada; a no ser, claro está, que alguien se enamore perdidamente del perfil de su pareja. Algo que ustedes pueden comprender sin dificultad alguna a determinados miembros del PP se les antoja una empresa insalvable. Quizá sea porque también dominan el arte de Herr Kaldaunen y quieren despiezar la res: centristas, liberales, conservadores-liberales, conservadores, socialdemócratas-liberales-conservadores, yo pasaba por aquí, no sabe no contesta, a mí lo que me digan, ¿qué hay de lo mío?, etc.; en definitiva, tantos cortes como en una carnicería.
Una vez más, estimados parroquianos, ésa promiscuidad de ideas aflora los complejos de la derecha española así como sus incoherencias. Me resulta incomprensible que algunos de los que consideran que el apoyo de determinados medios a Mariano Rajoy ha sido un lastre difícil de acarrear ahora crean que la solución a los problemas del potaje conservador reside en la Evita mesetaria, una mujer cuyos avales, al menos entre los medios de comunicación, parten de los mismos que en teoría sobrecargaron el trabajo de Herr Rajoy. Asimismo, llenarse la boca con liberalismo, cuando no es como yo definiría la gestión de TeleMadrid, nos parece un cuento ya muy visto; al igual que criticar determinados sucesos que ocurren en Cataluña, pero que en Madrid, a pesar de repetirse, se silencian. El peronismo sólo funciona en un país tan a la deriva y aficionado a la milonga como Argentina o entre el rebaño de ZP: ¿tendré razón y esa mujer se considera la nueva Evita?, ¿saltarán a la comba del populismo y bailarán al corro de «la “patata” de la jugadora de póquer»? Si establecer paralelismos entre Tony Blair y el piernas de ZP resulta ridículo, comparar a Frau Aguirre con Angela Merkel o Margaret Thatcher es una demostración de delirio; alguno lo hace sin embargo. Ayer tuvimos un ejemplo: la vuelta al mundo en 59 segundos. ¡Impagable, meine Damen und Herren!: un rosario de ideas tan densas como el mercurio, y una sucesión de frases, cada una de las cuales significó un golpe para el oyente. Supongo que Evita versión 2.8 sabe que hablar mucho favorece que los demás te malinterpreten, pero demostrar la misma actitud que la esfinge de Gizeh ante cuestiones importantes y por parte de alguien que se postula— de malas maneras— para ocupar la presidencia del Gobierno español…no sé…es lo mismo que hace ZP. A lo mejor ahí radica el meollo del asunto: contrarrestar la propaganda con más propaganda y señalar la desvergüenza ajena mientras se oculta la propia.
Sea como sea, prefiero recordar la historia de Stephan Kaldaunen: las mitades no sirven para mucho, aunque él sí encontró una utilidad. El problema es que nunca la sabremos.

APOSTILLA: Este ha sido el último escrito sobre el PP hasta que su situación se clarifique. Ustedes saben que este feuilleton se dedica a exaltar las virtudes de uno de los grandes estadistas que la historia mundial genera cada milenio: José Luis Rodríguez, el Puma. Me preocuparé de él: otros deberían imitarme.

FOTO: Empiezo a creerlo.

7 Comments:

Blogger Violeta said...

No podría haber empezado mejor esta entrada... soy una adicta a los Forensic Files!!!!

A Marianin le cantaría... "I wish I could say all the things that I should say
Say 'em loud say 'em clear
For the whole wide world to hear"

1:19 vorm.  
Blogger Caco said...

El medio cuerpo... ¿ Para hacer el esquinero de su biblioteca? Aunque también puede ser que cuando te acostumbras a dormir con alguien al lado... es diícil quitarse la costumbre. El tener al lado sólo medio cuerpo le ahorraría los problemas con el ancho de la sábana y la manta por la mengua de superficie a tapar.

Prepárate, amigo Nicholas, a recibir palitos por lo de Evita. Es muy popular en la blogosfera. La pifiaron los dos y sólo hubo palos para Gallardón. Yo, como sé positivamente que no gobernará, intento ver si Camps dará la altura o habrá que tirar para el sur que son los que más peso tienen en votos en el PP. Estoy de acuerdo con tu entrrrtrada Herr Nicholas

2:59 vorm.  
Blogger Caco said...

Ah ! Olvidaba mencionar el exquisito gusto en cuanto al cuchillo. Me han dado platos gloriosos. Es duradero, gama versátil, perfecto. Eso es un tajo y no el rio

3:03 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

VIOLETA:

Podrías cantarle la canción, pero me temo que Herr Rajoy no tiene buen oído musical; es más, me atrevo a decir que determinadas frecuencias no las percibe. Es como aquel chiste en el que dos amigos se encuentran y uno dice lo siguiente: «Estás más gordo». El otro replica: «Sí, como una tapia».
La orquesta que ahora interpreta la pieza contra Rajoy hace ya tiempo que afinaba los instrumentos en el foso, pero Mariano no quiso enterarse: es duro de oído, el solfeo le aburre, no asistió a las clases de armonía y aborrece utilizar el metrónomo.
Besos.

7:26 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

CACO:

Al tratarse del lado derecho, sospecho que Stephan quería pasear con ella en coche, ya que de esa forma los transeúntes no observarían nada anómalo. Quizá pretendía pagar la mitad del importe de los billetes de tren, vete a saber. Haces bien en utilizar cuchillos de Solingen: son magníficos.
No creo que reciba palos, Caco: simplemente manifiesto una opinión sin que existan otros intereses detrás; además, al observar los asuntos españoles desde fuera, la objetividad está garantizada. Ya que en la respuesta a Violeta utilicé un símil musical, permíteme que continúe mi paseo por el pentagrama. Muchos de los miembros del PP desearían ser unos virtuosos del violín; el problema es que aprendieron a manejar las cuatro cuerdas y el arco con el método Suzuki, algo que les permite «tocar» determinadas piezas pero no interpretarlas; por eso el PP debe incrementar la orquesta con otros músicos que transmitan emoción y credibilidad a la pieza que ejecutan, y complementen a los elementos que en ocasiones desafinan. Fíjate que no diferencio entre orquesta sinfónica o filarmónica, porque lo importante es el resultado. Ahora bien, para acoplar a un grupo heterogéneo es importante el director, y más cuando el repertorio y el público que asiste a los conciertos también es heterogéneo: Evita 2.8 no da la talla, ella considera que por amenizar las reuniones familiares con su violín de segunda mano y canciones populares ya es una violinista reputada y que los principales teatros anhelan recibirla, pero no es así, conviene no olvidar que determinados auditorios son peores que el tendido 7 de la Monumental de Las Ventas. Formar a un buen violinista, siempre que el talento le acompañe, requiere al menos 10 años de formación y trabajo duro, muy duro. A lo mejor lo que necesita el PP para afinar a la orquesta son más ensayos y un director que haga como Karajan, que ensayaba ante el espejo los movimientos que ejecutaría; lo curioso, Caco, es que Karajan también tenía un repertorio de movimientos en función del público que le contemplaría: sabía venderse.
Saludos.

7:27 nachm.  
Blogger Ignacio said...

Link

8:42 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

IGNACIO:

Ya sabes, estimado Ignacio, que en Josephsplatz siempre tienes barra libre y una mesa reservada.
Gracias y saludos.

8:50 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home