Samstag, April 05, 2008

LONDRES, PARÍS, REUS.

REUSENSE: 1. adj. Natural de Reus. U. t. c. s.

Los habitantes de Reus (Tarragona) están tan orgullosos de su ciudad que acuñaron una expresión para demostrarlo: «Londres, París, Reus». Posiblemente ustedes, meine Damen und Herren, se pregunten qué relación guardan esas tres ciudades entre sí, o si todo se debe a los delirios de grandeza de los reusenses. La tríada obedece a un motivo que no deja de mostrar una cierta añoranza por las antiguas glorias: Londres, París y Reus eran los tres mercados en los que a mediados del siglo XIX se fijaban las cotizaciones del aguardiente y de los frutos secos.
Esta mañana, en el barrio berlinés de Mitte, pude observar una mezcla de delirios de grandeza, añoranza y quizá algo de aguardiente: la inauguración de la «embajada» de Cataluña; y yo con el frac en la tintorería, ¡qué desliz! La pompa y las circunstancias de tan egregio momento se alteraron cuando Pepe el Risas, también conocido por José Montilla, no dignificó el lugar con su augusta estampa. De todas formas no supuso ningún problema porque ése hombre es etéreo, es algo así como una presencia: «no le verá, no le oirá; pero ahí está…la presencia». Asimismo, el hecho de que una fotografía del Honorable colgase en una de las salas ya cumplía el mismo objetivo, se trata de un individuo que tanto en retrato como en persona transmite lo mismo: agonía; alguien debería aplicarle un desfibrilador, a lo mejor se llevan una sorpresa.
Ante la ausencia del sumo sacerdote, el hisopo inaugural corrió a cargo del inefable Carod Rovira, que ejerció de nuevo Otto von Bismarck de los catalanes. ¡Qué emoción, estimados parroquianos!, las lágrimas pugnaban por salir de mis ojos y la turbación esmaltó mi mirada. Sin embargo no pude dejar de sentirme ofendido por considerar que mi país no ejercía de buen anfitrión: Angela Merkel seguía enfrascada en una reunión fútil en Bucarest; el alcalde de Berlín «tenía otro compromiso»; y el homólogo del Honorable en el land de Berlín estaba dedicado a la siega del pepino. No obstante, acudió una funcionaria de medio pelo del ministerio de Asuntos Exteriores alemán (Außenministerium), encargada de las relaciones con Andorra y Bulgaria; que como ustedes saben son las potencias que marcan el pulso mundial.
El acto en sí fue más de lo mismo: la alegría de un gaudeamus a gastos pagados; los enchufados contentos por la bicoca; un brindis con cava; una lóbrega interpretación de Els segadors a cargo de una violonchelista que no pude evitar imaginarme desnuda, será por la apertura de las piernas; foto de rigor de la nueva kermés; y las ínfulas insustanciales de Herr Carod. Las ideas de ése extraño hombrecillo basculan entre la fe y la psicosis, y nos demuestran, además, que existe el oro puro y las baratijas. Sólo así puedo entender que el objetivo de la nueva «embajada» sea «establecer contactos al más alto nivel»; aunque no explicó para qué. Yo, sin embargo, creo que lo intuí: se trata de ayudar a José Luis Rodríguez, el Puma, ante el alud de mandatarios importantes que desean tratar con él; es un noble interés, meine Damen und Herren.
En vista de que presenciaría la misma falta de sentido del ridículo que observé en Frankfurt, decidí moverme entre los corrillos: es conveniente remover la basura. Allí encontré la excusa para la deserción del Honorable Pepe el Risas: ante las disputas intestinas en ERC y el temor a que sean los adversarios de Carod Rovira los que consigan la victoria —con la dosis de beligerancia contra el PSC que ello representaría—, se decidió conceder todo el protagonismo a Carod Rovira para que éste pareciera un hombre importante dentro del ejecutivo catalán y robustecer su mermada figura. ¡Las pantomimas nos persiguen, queridos lectores! Sin embargo, un individuo terció para recordar que la ausencia de Herr Montilla se debía a la sequía; yo supuse que a la de ideas, pero no: es la otra; cuando se trata con políticos catalanes siempre aparece «la otra» o «los otros».
En realidad la patochada no dio para mucho más: derroche de impuestos en una oficina de los barrios más caros de Berlín, llegar tarde adónde nunca pasa nada, la nació engrandecida, el som i serem renovado, y yo, al igual que Baudelarie, me enamoré de una mujer criolla camino de Calcuta: la violonchelista.
«Londres, París y Reus»; éso es cierto, pero fue en el siglo XIX. Para algunos el tiempo no transcurre o lo hace con una especial cadencia, la misma con la que el arco rasgaba las cuerdas del violonchelo: ¡qué bien tocaba!

Foto: Estatua del Gral. Prim en Reus.

16 Comments:

Blogger Zololkis said...

Der Kommentar wurde von einem Blog-Administrator entfernt.

3:15 vorm.  
Blogger Gricelio Martin said...

Der Kommentar wurde von einem Blog-Administrator entfernt.

3:21 vorm.  
Blogger Ignacio said...

que bien tocaba......¿el violoncelo?

7:27 vorm.  
Blogger Dhavar said...

Qué cruel retrato! Debes volver a España cuanto antes, está claro que el clima de Alemania te da una horrenda claridad visual que aquí ya no se lleva.De todas formas, tenemos gafas ad hoc en abundancia.

10:14 vorm.  
Blogger Violeta said...

jajajaja Ignacio se me ha adelantado en la pregunta... aunque yo no la iba a hacer tan directamente!!! jajajaja

Estoy alucinando con tus últimas entradas ;O

Besos!!!

11:11 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

IGNACIO:

Intenté conseguir su teléfono, pero ya existe otro que mueve…la batuta. ¡Artistas, todos son iguales!

9:07 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

DHAVAR:

Demostrar la ridiculez de otro siempre resulta cruel, estimado amigo. Sin embargo, lo más ridículo no fue la actitud e ideas de Carod Rovira, sino la presencia de un representante de la embajada española que tuvo que escuchar como el líder de ERC se negó a que la bandera española también estuviera presente; o uno de los diputados ( Ciutadans) que gorreaban…,perdón, quise decir acompañaban, al séquito, que se negó a posar en la foto. ¡Hombre, pues para eso mejor no ir y ahorrar a los sufridos contribuyentes los gastos del desplazamiento! Todo en sí fue grotesco, y además la Generalitat demostró no conocer la idiosincrasia alemana, porque cualquier alemán sabe que el nacionalismo ha sido la causa de muchos de nuestros males y por ello se observa como algo…incómodo. En resumen: bicocas para unos cuantos enchufados que se dedicarán a tocarse la «pampa» en el barrio de Mitte.
Hasta los 18 años viví en España y nunca me he sentido un extranjero entre vosotros; al igual que los españoles nunca me lo hicieron sentir. Sin embargo, en los últimos viajes, algo ha cambiado. Desconozco si soy yo o tu país, pero cuando estoy más de una semana siento un cierto agobio, no sé…como una percepción difusa de que estoy en un escenario conocido pero en el que alguien ha cambiado partes del atrezzo. Es más, cuando regreso a mi patria, necesito un par de días de…descompresión; tú ya me entiendes.
Saludos.

9:09 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

VIOLETA:

¡Vaya, vaya, Sra.fiscal! ¿Qué te resulta alucinante de mis entradas? Son hechos conocidos por muchos que otros tantos se encargan de silenciar. Te explicaré algo más: Jordi Pujol publicó la primera parte de sus memorias (¡) en otoño. ¿Sabes por qué consta como uno de los libros más vendidos? Porque varios organismos vinculados a CiU compraron ediciones enteras para enviarlas de regalo durante las pasadas Navidades; el mutualismo catalán siempre funciona o devuelve los favores recibidos. Cataluña es una especie de Sicilia hispánica en la que rige la omertà; y Barcelona, su Palermo. No olvides que los catalanes siempre enfocan sus negocios como algo familiar, y por lo tanto es lógico que se perpetúe la gestión en las generaciones presentes o futuras.
Sería interesante que alguien investigase el porqué determinados jueces siempre encargan las administraciones judiciales a los mismos administradores, a pesar de que una de las partes propone otros de reconocido prestigio y experiencia, al tiempo que más baratos. No escribiré nada sobre los laudos arbitrales y los peritos, o el porqué determinados despachos de abogados alcanzan facturaciones increíbles a pesar del poco tiempo de actividad: quizá está vinculado a lo anterior y al éxito «asegurado». Adentrarse por determinados caminos catalanes es lo mismo que caminar sobre la rasputitza— el barro ruso del otoño—: avanzarás lentamente pero dejarás las botas clavadas en el fango, y al final te dolerán los pies y las salpicaduras deslucirán tu vestido.
Aprueba tus oposiciones, bella flor, asciende y cambia las cosas; si es que te dejan. Besos.

9:11 nachm.  
Blogger Violeta said...

Siento decepcionarte, pero si apruebo no creo que ascienda mucho (o nada) porque no me va ni el politiqueo ni el dorarle la píldora a la gente. Y ya sabemos que para llegar a lo más alto casi siempre es a base de colegueo y favores!!

:D

2:12 vorm.  
Blogger Dhavar said...

Nicholas:

te entiendo perfectamente.Yo hace tiempo que vivo aquí como entre extranjeros.Y en verano,cuando estoy con mi círculo de amigos de varios países, todos extranjeros, me siento más en casa que el resto del año.

12:24 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

¡Ya somos dos, bella flor! Tengo ganas de que apruebes para que nos expliques qué ocurre después.
Besos y ánimos, Violeta: ya falta menos.

2:40 vorm.  
Anonymous Espíritu de Cerrajero said...

Siento en el alma haberme perdido 'el' momento histórico y eso que me habría llevado mi mejor sábana a esa fantasmada.

7:44 nachm.  
Blogger Dhavar said...

Espíritu de Cerrajero:

Si eres tú manifiéstate XD! (es decir, el que tenía un blog que se llamaba El Cerrajero)

8:00 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ESPÍRITU DE CERRAJERO:

Lo cierto es que te lo pasas bien, espectro de las ganzúas. Sobre todo cuando escuchas las palabras grandilocuentes y sabes la miseria que esconde cada uno de ellos. Según me dijo uno de los invitados, el próximo mes de junio se celebrará el congreso de ERC, y Carod no las tiene todas consigo. De todas formas, si consideráis a Carod un exaltado, no te quiero ni explicar lo que ocurrirá en la política catalana, y por extensión en la española, si es Puigcercós el que toma el relevo.
Saludos al más allá desde el más aquí.

10:06 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

DHAVAR:

Ya se manifiesta, querido amigo; pero el limbo en el que debe permanecer hasta que su alma esté limpia le impide hacerlo de otra manera; después asistiremos a la reencarnación. De momento, Dhavar, creo que debemos favorecer su tránsito y permitirle que asuma su nueva condición: ¿te imaginas lo mal que lo debe pasar por no poder sacar punta a los acontecimientos que protagoniza nuestro querido ZP?
Yo mantengo una vela encendida para guiarle en su regreso; pero no perturbemos un camino tan difícil como el de la reencarnación.
Saludos.

10:07 nachm.  
Blogger Dhavar said...

Nicholas:

Ah, luego era él. Está vivo! Bueno, vivo no, en el trasmundo y regresando, que es gerundio.Sí, no le agobiemos que esos tránsitos son difíciles.
Saludos

12:25 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home