Dienstag, Dezember 12, 2006

UOMO D'ONORE DI COSA NOSTRA

MATÓN .- 2. m. coloq. Hombre jactancioso y pendenciero, que procura intimidar a los demás.

España y sus habitantes, con sus carpetovetónicos rasgos, me fascinan: alérgicos a la moderación; propensos a un enfrentamiento tan rápido como estéril; carne fácil para el charlatán de turno; monolíticos en su ideología; insensibles al engaño de los políticos; y huérfanos de la virtud de la comparación, que les permitiría comprender que lo que sucede en España no sería consentido en ningún otro país democrático europeo. A lo mejor ésa es la esencia de mi fascinación.
José Luis Rodríguez Ibarra, ese primitivo individuo de sencillo hablar y todavía más sencillo pensar, ha legado para la posteridad otra de sus perlas: «si no le tienen miedo a Pedro.J.Ramírez, que terminen con él de una vez; pero no lo harán…».
Creo que en ninguna democracia europea podría haberse producido una situación semejante: un político que sugiere, con ambiguos y peligrosos términos, la eliminación de un periodista independiente. Sobre el señor P.J.Ramírez se pueden decir muchas cosas; pero hay una que es irrefutable: no da puntada sin hilo. Asimismo, también se pueden decir otras muchas cosas sobre el señor Ibarra. De su gestión al frente del gobierno extremeño, que ha llevado a Extremadura a ser la región puntera de España, faro económico de Europa y tierra de promisión para la juventud española, no hablaremos. Pero de ese socialista mafioso — perdonen el pleonasmo—, largo y tendido. Ibarra y ZP, en sandunguera comandita, representan a ese socialismo español que se considera siempre en posesión de la verdad y con la moral legítima. Ambos son la demostración de que el P.S.O.E. utiliza los recursos democráticos y legales para llegar al poder; pero luego, al entender que las leyes son arcilla que ellos pueden moldear, manipularán y distorsionarán el marco jurídico para mantenerse en la poltrona a cualquier precio, sin reparar en actuaciones ilegales o cualquier tipo de estratagema que les sirva a sus bastardos fines.
El Sr.Ibarra, hombre de sensibilidad sólo comparable con la lija de grano grueso, se ha sentido «indefenso» ante las revelaciones de El Mundo. No entiendo dónde está la presunta indefensión, ya que los artículos 205 y 208 del Código Penal Español contemplan, respectivamente, los delitos vinculados con las calumnias y las injurias.
Además, y al tratarse de una autoridad, no es necesario que presente una querella criminal sino que una simple denuncia bastaría. ¿Acaso no confía el Sr.Ibarra en los tribunales? Sin embargo, y sin saber el motivo exacto, creo que los socialistas demuestran una cierta pereza a la hora de interponer las prometidas querellas. Sin ir más lejos, Rubalcaba, semanas atrás, también mencionó algo sobre «querellarse». Supongo que sus numerosas obligaciones no le han permitido hacerlo todavía; bien, seguiremos a la espera.
Volviendo al Sr.Ibarra, y ya que éste ha sugerido algo respecto a lo que debería ocurrir con un periodista, creo que nadie mejor que él para aleccionar sobre la forma de acometer tal empresa: ¿cal viva?, ¿tiro en la nuca?,¿tortura previa?, o ya que los tiempos cambian…¿polonio o talio?
Ese deseo expresado en voz alta por el Sr.Ibarra dice mucho sobre él y los socialistas españoles. No obstante, la frase debería terminar de otra manera; ya saben: «pero…que parezca un accidente».
Estaría más acorde con el proceder de matón del Sr.Ibarra y resulta más cinematográfica. ¡Ay, Ibarra!, uomo d’onore di cosa nostra.

CARPETOVETÓNICO.- 2. adj. Dicho de una persona, de una costumbre, de una idea, etc.: Que se tienen por españolas a ultranza, y sirven de bandera frente a todo influjo foráneo. U. m. en sent. despect.

7 Comments:

Blogger El Espantapájaros said...

El socialismo español es guía a seguir de prácticas y maneras delictivas, mafiosas si se quiere, que ejemplos no han de faltar. Sin ir más lejos, me viene a la mente el vídeo contra Pedro J. Ramírez, ciertamente destinado a "terminar con él", algo que fue una venganza en toda regla de la Banda de los GAL de Vera y compañía. Venganza que, como se sabe y pese a la distribución del vídeo, acabó en fracaso, como otros tantos intentos por defenestrar al director de "El Mundo", que tanto daño ha hecho a la "cosa nostra" de los "felipancos". Las palabras de Ibarra son producto de su eterna y acérrima oposición al diario mencionado, y de su odio personal hacia el director. Vera, por supuesto, está en medio de todo. Increíble que el PSOE continúe disculpando la senda de los crímenes y corrupción de aquellos mandos, casi reivindicándolos en ocasiones. Se repite, a lo cutre, el espectáculo de Guadalajara. A ver si se nota que ya no estamos en los gloriosos años noventa.

Un saludo

7:55 nachm.  
Blogger El Cerrajero said...

pero que parezca un accidente...

La vera-cidad de Ibarra es que a el mismo le gustaría ponerle GALonio a Pedro J. en los gayumbos.

12:21 vorm.  
Blogger Samuel said...

El sr. Ibarra sólo es víctima de la impotencia y un exceso de amor propio, porque ya es mayorcito para soportar las presiones de la prensa. Si espera que le demos crédito a un señor que viene con negaciones y renegaciones, cree que los españoles pecamos de credulidad.

Oiga, es que con lo de las manipulaciones archiconocidas y las sandeces de siempre de Pedro J. no me quedo contento. ¿No podría el señor Ibarra defenderse con argumentos, como cualquier político honrado? Ah, que hablamos con un político audaz y no tiene necesidad de esmerarse en su veracidad. Sus noes lo argumentan todo.

Un cordial saludo.

5:06 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ESPANTAPÁJAROS:

Te voy a explicar lo mejor del vídeo de Pedro J.Ramírez: es algo tan burdo que no engañaría ni a un tonto. Yo, si fuera P.J.R., lo hubiese regalado con el periódico dominical. Una pobre puta y un doble de lo más cutre. En fin, PSOE en estado puro.Lo que más me sorprende,asusta gorriones sin alimento, es que personajes tan "chacineros" como Ibarra todavía tengan los santos bemoles de "sentar cátedra". Cuando escucho a Ibarra hablando de "honor", "dignidad" y "respeto", mis oídos chirrían; ¡no te imaginas cómo!
Saludos.

7:37 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

CERRAJERO:

Si Ibarra pudiera lo haría; no lo dudes. Son una mala copia de los caciques del siglo pasado.

7:39 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

SAMUEL:

¿Por qué los socialista nunca argumentan y sólo emplean la descalificación? Ésa es la cuestión, Samuel. Saben que en España la descalificación cala en las personas. Es triste, pero es así. De todas maneras, Ibarra es un "cromañónico" que todavía no se ha enterado que Felipe Gléz. se retiró, Roldán está en la cárcel y el GAL sólo puede verse en las pantallas del cine. ¡Menuda caterva de individuos! Como decía no sé quién, "mejor pianista de burdel que socialista".
Saludos.

7:43 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ESPANTAPÁJAROS / CERRAJERO / SAMUEL:

Perdonad la tardanza en mis respuestas, pero el trabajo me absorbió más de lo debido. Gracias.

7:44 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home