Samstag, Dezember 02, 2006

QUIÉN MÁS QUIÉN MENOS


RETINA.- 1. f. Anat. Membrana interior del ojo, constituida por varias capas de células, que recibe imágenes y las envía al cerebro a través del nervio óptico.

Quién más quién menos, en su época estudiantil, ha culpado a otros de sus fracasos en el estudio: profesores, nervios, cansancio, « me tienen manía», etc.
Seguramente, todos hemos tenido en las aulas a un compañero que se tocaba la «pampa» durante todo el curso. Después, cercano el final de las clases y próximos los exámenes, el sujeto en cuestión se arrancaba con un desconocido hambre de aprendizaje: Noches de insomnio, café tras café, y un pelmazo comportamiento hacia los compañeros para que le explicaran todo aquello que no había entendido. Así y todo, el resultado era lógico: un rosario de suspensos y otro de culpables; entre los que, huelga decirlo, no estaba él.
La realidad era otra: meses y meses de indolencia; poco apoyar los codos, excepto en la barra del bar de la facultad; un pasear por la vida muy tranquilo mientras otros acumulaban los conocimientos necesarios; y una ciega confianza en que al final sería capaz de hacer en una semana lo que no quiso hacer en varios meses. Algunos de esos zánganos descubrieron, tras duras cavilaciones, cuál era su auténtico destino: la tuna.
ZP, el sordo más famoso después de Beethoven, ya entona Las cintas de mi capa y Clavelitos. Mal estudiante, parco en aplicación y de magra inteligencia, el Chamberlain español quiere solventar en unos días lo que no ha hecho en meses. Sabe que la arcadia espuria del tocomocho de paz se derrumba y pretende marcarse algunos tantos ante la idiotizada sociedad española. En consecuencia, vende las últimas detenciones de terroristas como un ejemplo de fuerza de su gobierno. De igual modo, y fiel a su estilo de estudiante indigente, culpa a otros de su fracaso con las siguientes palabras: «El P.P. lo único que hace es hacer oposición con la lucha contra el terrorismo; quedará en la retina de los españoles para mucho tiempo». (sic).
El pobre Rodríguez anda equivocado. En la retina, y hasta en la escueta memoria de los españoles, quedarán otras muchas cosas: Permanecerá la imagen de un iluminado que con sus extrañas dotes ha consentido que una banda terrorista se rearme, rehaga sus comandos e inyecte nuevos fondos para perpetuar sus asesinas actividades. Persistirá la imagen chulesca de Otegui y Permach hablando como si fueran interlocutores válidos ante un gobierno democrático, que en un indigno proceder les ha otorgado tal estatus. Subsistirá la certeza de que entre el P.S.O.E. y E.T.A. se ha producido un nauseabundo chalaneo mientras los socialistas enterraban a sus compañeros asesinados. Perdurará la creencia de que ZP sólo perseguía perpetuarse en el poder mediante el suicida juego de vender un oleoso humo de paz. Persistirá la imagen de un Presidente de Gobierno al que una banda de asesinos ha chuleado a discreción y al que se le han meado en la cabeza, mientras éste sonreía con el paraguas cerrado en la mano. Perseverarán los vehementes gestos de un chusco político que pretendía hacer creer a los españoles que un asesino con más de 20 muertos a sus espaldas era un hombre de paz. Se mantendrá el pensamiento de la bastarda simbiosis que se ha establecido entre el Gobierno y los terroristas, que salvaguarda la existencia de ambos. Durará la idea de que han sido gobernados por un incapaz sin programa alguno, que ha sido el rey de la improvisación y cuyo blasón está adornado con una inquietante leyenda: «como sea». En conclusión, en la retina de los españoles se ha grabado la figura de un bobo solemne, imbuido en un afán desmedido de poder, que no ha dudado en utilizar a las instancias que son el pilar fundamental de una sociedad en provecho propio: jueces, parlamento y cuerpos policiales.
No, ZP, no. Sólo tú eres el culpable de tu idiotizado comportamiento y próximo fracaso. Nadie te cree; y eso que quién más quién menos ha culpado a otros de sus fracasos.

SIMBIOSIS.- 1. f. Biol. Asociación de individuos animales o vegetales de diferentes especies, sobre todo si los simbiontes sacan provecho de la vida en común.

7 Comments:

Anonymous Anonym said...

URDACI MANIPULADOR C.C.O.O.

5:08 nachm.  
Blogger pazzi said...

Ciertamente, no sé como lo sabes tú, pero te diré que según mi tía, abogado, y en su momento estudiante de derecho en León y compañera de ZP, me ha corroborado que el tal elemento era muy mal estudiante.

Un saludo

11:42 nachm.  
Blogger VICTRIX said...

Eso mismo ha llegado a mis oídos. De hecho creo que, a efectos universitarios, Zapatero no consiguió obtener la cátedra, llegando a ser únicamente profesor adjunto de Derecho Político. Luego dio el salto a la política, obtuvo un escaño en el Congreso y consiguió hacerse con el cargo de secretario general del PSOE en León. El resto ya es sabido.

Un saludo.

5:01 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

PAZZI:

¿Me creerás si te digo que el mundo es un pañuelo?
Espero que tu tía se encuentre bien y no guarde secuelas por haber compartido aula con ZP.
Saludos

9:02 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

VICTRIX:

Si como dijo Samuel Johnson el último refugio de los canallas es el patriotismo, creo que el de los mediocres es la política. Además, con el agravante de que no me refiero sólo a España, ya que en el resto de Europa cada vez los electores son más receptivos al mensaje - bien vendido, eso sí - de un mediocre con gracia pero sin sustancia. "En el país de los ciegos, el tuerto es el rey".
Saludos, un placer verte por Josephsplatz.

9:31 nachm.  
Blogger El Cerrajero said...

Progenitor A de ZP: niño ¿por qué has suspendido?

Zetapececico: papi, la culpa ha sido del PP.

9:52 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

CERRAJERO:

Con tu permiso, sigo:

- Pero...¿de todo el PP?
- No, papá, no; sólo de Aznar. Ya sabes: Prestige, Irak y...me tiene manía.

Saludos, Cerrajero. Seguro que eres el único blogero con el don de la ubicuidad.

10:03 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home