Freitag, September 01, 2006

SIN RUMBO Y CON LA BRÚJULA OLVIDADA

VISITAR.- 1. tr. Ir a ver a alguien a su casa por cortesía, atención, amistad o cualquier otro motivo.
Existen varios tipos de visita: oportuna, intempestiva, esperada, molesta, pastoral, de médico, etc. Pero la visita de Felipe González a Teherán para entrevistarse con Ahmadineyad merece una categoría propia: sospechosa. Sin embargo, después de leer este escrito todo les parecerá más despejado. Para entender la visita del Marqués de los Bonsáis y varios millones de veces Grande de España por la gracia de Slim, primero debemos revisar la actual política española en el exterior: ridícula, nula y esperpéntica. Yo creo que podría definirse con otro término: disentería política exterior. El porqué es muy sencillo: el Ministerio de Asuntos Exteriores español tiene el mismo comportamiento que una diarrea: imprevisible, incómoda e inoportuna. Gracias a las "acrisoladas" virtudes de ZP, España ha dejado de significar algo en el mundo. Rotas las buenas relaciones con el eje atlántico, a ZP sólo le queda volver a la política "mamadista" respecto a Francia. Después del espeluznante ridículo español durante la última guerra del Líbano, el PSOE busca con el ahínco del desesperado una sombra lo suficientemente grande en la que aparentar que los españoles son algo. Francia, por cuestiones históricas, se ha visto impelida a tomar iniciativas incómodas, y ZP, que siempre va detrás, como los cojones de los galgos, a la zaga. Solamente así puede entenderse el envío de un contingente español de tropas a Oriente Medio. No hemos de olvidar, por eso, que en septiembre del año pasado el PSOE forzó la aprobación de una ley para que cualquier misión bélica en el exterior tuviera el respaldo del Congreso de los Diputados. Para escarnio de propios y ajenos, ha sido el mismo partido socialista el que ha infringido su propia ley y no ha comentado nada en la cámara baja. No es de extrañar, ya que la operación de acoso y derribo del Partido Popular se basó en el "No a la guerra". Una vez más, la incoherencia y falsedad de los socialistas españoles aflora. ZP sabe que su deteriorada imagen no soportaría la imagen de las tétricas bolsas negras que contienen los cadáveres de los soldados. Por ese motivo, intenta desmarcarse de una forma marrullera del resto de la política de la U.E. y lame el culo de los iraníes. El pobre paniaguado de ZP espera así que las tropas españolas no sufran ningún atentado; él sabe cuál es el juego de Irán. Las declaraciones de Máximo Cajal - representante de ZP en la bobada de la Alianza de Civilizaciones - deben enmarcarse en el mismo contexto pedigüeño. Cualquier persona en su sano juicio comprende el peligro que supone Irán con armamento nuclear. Si hasta la fecha se ha limitado a proporcionar armas a Hezbolah y a otros grupos terroristas, ¿qué no haría con armas más letales? Además, el demente Ahmadineyad ya ha pregonado sus intenciones varias veces: desaparición de Israel, enfrentarse al Gran Satán (U.S.A.), etc.
Los que pretendan creer que España y un ex-presidente pútrido, como es Felipe González, puedan lograr algo, sólo demostrarán su ingenuidad o idiocia. Un país - Irán - que se enfrenta a toda la comunidad internacional no se plegará ante las buenas obras del ladino Felipe. De nuevo, España juega en la liga de los ridículos y zafios. Me resulta muy llamativo que mientras ZP se muestra como el adalid de los derechos de los homosexuales mantenga conversaciones con el presidente de un país, cuya ley les ahorca por su condición de "invertidos". Me gustaría saber qué piensan todas las diputadadas socialistas que abandonaron el hemiciclo, en una pueril protesta, ante un comentario de un diputado de la oposición al saber que el PSOE es favorable a la política de un país en el cual la mujer es vejada, discriminada y ejecutada de forma sistemática. Hay silencios que resultan muy elocuentes; demasiado.
Que ZP no tiene vergüenza es evidente a tenor de su comportamiento mentiroso, indigno, manipulador, falso y grosero. Desconozco si sus votantes también adolecen de esa falta de vergüenza, pero estoy seguro de que la sienten. Es lo normal ante semejante proceder, ya que una persona sensata no puede mas que avergonzarse y, por sectarismo, mirar hacia otro lado.
JUSTIFICAR.- 1. tr. Probar algo con razones convincentes, testigos o documentos.

4 Comments:

Anonymous El Espantapájaros said...

La entrevista me sorprendió. No esperaba tanto descaro, ni siquiera por parte de nuestros lamentables socialistas. Más descarado aún fue que González defendiese la postura nuclear iraní. Puede fingir que ha viajado allí a título personal, pero su actividad y sus declaraciones han sido puramente destinadas a lo público, a hacer política. Y nos ha dejado un buen y cutre regalo: otra vez España puesta en ridículo en lo internacional, con un corrupto y alocado expresidente haciendo de interlocutor con un país declaradamente terrorista.

Un saludo

1:12 nachm.  
Anonymous Ramón said...

¿Te parece bien que Israel sí desarrollase un programa nuclear?

11:43 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ESPANTAPÁJAROS:

Tampoco descarto que Felipe Gléz. fuera a hacer negocios; ya me entiendes. Sin embargo, me inclino por lo que escribo en el blog.
Saludos.

9:06 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

RAMÓN:

Israel nunca desarrolló un programa nuclear. Su arsenal atómico es el de Sudáfrica, ya que antes de que finalizará el antiguo régimen segregacionista, varios países europeos y USA pusieron esa condición. De todas formas, no me inquieta que Israel tenga armas atómicas. Por el contrario, Irán es harina de otro costal.
Saludos

9:11 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home