Montag, August 14, 2006

LA GRAN MENTIRA / 3


CASA DE TOLERANCIA.- 1.f.Casa de lenocinio.
No soy optimista ante el futuro, visto el grado de anestesia que sufre la sociedad europea. En cualquier caso, las soluciones existen y son varias. Debemos de ser conscientes y desarrollar los tradicionales valores de nuestras sociedades, ya que sólo así lograremos resistir a la coacción, por no llamarlo chantaje, de los musulmanes. Tenemos que ser capaces de reafirmarnos en nuestro ideal común de forma de vida: democracia, respetos por los derechos y ejercer los que nos corresponden sin consentir cortapisas o "correcciones políticas" mal entendidas. No debemos caer en falsos mensajes positivos que proclaman los políticos y determinados medios de comunicación, normalmente vinculados al gobernante de turno en el poder. Un ejemplo de miopía, ya que no quiero pensar en una mentira consciente, fue el caso de Mohamed Bouyeri - el asesino del cineasta Theo van Gogh -, que varios meses antes del crimen fue exhibido en la prensa holandesa como un modelo de integración a seguir. Otra muestra la podemos encontrar en aquellos imbéciles que martillean nuestros oídos con dislates a los que llaman "Alianza de Civilizaciones" y que se buscan socios tan poco recomendables como Recip Erdogan, presidente de un país donde no existe la libertad de expresión, se encarcela y tortura por sistema a los disidentes, se discrimina a la mujer, no hay libertad religiosa y en el cuál sólo la presión internacional evitó que se impusiera la encarcelación para las mujeres adúlteras. Un estado así ni puede formar parte de Europa ni puede considerarse modelo de algo. Dejo al margen, por obvio, que la geografía marca fronteras, y Turquía no está en Europa.
Tampoco debemos sentirnos culpables por el grado de desarrollo de nuestras sociedades; precisamente en él se fundamenta nuestra evolución y la posibilidad de corregir los errores que todavía persisten. Descartemos, también, la culpabilidad por el histórico atraso de las sociedades musulmanas; solamente ellas son las responsables por consentir, y en algún caso escoger, dirigentes miserables, corruptos y extremistas. El Islam sólo puede imperar en países desnudos de democracia y con sociedades de valores primitivos: eso es en lo que pretenden convertir a Europa. Por ser sinceros y expresar nuestros pensamientos no se genera distancia entre las comunidades o creencias. El vacío se produce cuando algunos, con su forma de vida y de entender la misma, se limitan a exigir tolerancia sin aplicarla. No creamos en términos de nuevo cuño - "islamofobia" - que lo único que pretenden es amordazar a nuestras opiniones y pensamientos. No debemos renunciar a nuestra libertad; pero si es preciso, limitar la de otros, ya que ellos aprovechan los pilares de independencia de nuestras sociedades para atacarnos. En la medida en la que modifiquemos nuestra forma de vida, estaremos proporcionando a los terroristas islámicos su primera victoria. Para terminar, citaré a Suetonio: "En una sociedad libre, mente y lengua deben ser libres".
IMBÉCIL.- 1.adj. Alelado, escaso de razón. U.t.c.s.

2 Comments:

Anonymous El Espantapájaros said...

Estos tres artículos son una delicia veraniega, una dura argumentación contra el asentamiento islámico que venimos padeciendo. Oh, el tema de las caricaturas de Mahoma dio para mucho; en algunos países medio decentes, como en Francia, se pusieron del lado de la defensa de los valores occidentales, con publicaciones como aquella en la que el Dios cristiano recomendaba a Mahoma que no se lo tomase tan mal, que todos habían sido ya caricaturizados. En otros países, como en España, se optó por lo que dices, por la cobardía y la ignorancia, como en "El Jueves", tan satíricos y atrevidos que eran, y en otras revistas, hasta de cómics, se criticó hasta la saciedad la maldad e inoportunidad de las caricaturas danesas. Este caso fue ejemplo de a dónde vamos de la mano con el Islam.

Vas a la mezquita de Madrid, en la M-30, y todo debe ser respeto y sometimiento, todo sumisión. Está por ver que dejen construir una iglesia católica en algún país árabe.Esa es la contradicción que desmonta la multiculturalidad.

Un saludo

12:49 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

Saludos, Espantapájaros. Me alegro de verte de nuevo por estos lares.Después viajaré hacia tu blog. Ponte al día, que estas jornadas han dado para mucho.
Un abrazo.

4:09 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home