Freitag, August 18, 2006

LAS CUATRO PLUMAS


CARNE DE CAÑÓN.- 1.f.Tropa inconsideramente expuesta a peligro de muerte.
¡Preparados, apunten, fuego! Esas fueron las últimas palabras que el 16 de octubre de 1916 pudo escuchar Harry Farr. Acusado de cobardía ante el enemigo durante la campaña del Somme en la I Guerra Mundial, el infante Farr, perteneciente al 2º Batallón del Regimiento West Yorkshire, fue sometido a un consejo de guerra sumario, del cual resultó culpable. Harry Farr, sin embargo, no era un apocado. Durante dos años convivió en el duro y corrosivo ambiente de la batalla y fue testigo de cómo perdía a sus compañeros, que pasaron a engrosar la lista de bajas del ejército británico hasta alcanzar la cifra de 435.000 muertos en cuatro meses;al final, sucumbió al estrés post-traumático. Tras una corta estancia en un hospital militar, Farr fue enviado de nuevo al frente, donde su frágil ánimo se quebró. Incapaz de salir de la trinchera, sólo pudo excusarse con las siguientes palabras: "No puedo dar un paso más". ¨A partir de ahí, comenzó otro tipo de calvario para el soldado Farr: fue tildado de cobarde; su progenitor, avergonzado de él, le desheredó; y su pequeña hija de tres años, Gertrude, crecería sin un padre que le explicase las motivaciones a tal renuncio. El juicio sumario duró 20 escasos minutos; Farr decidió asumir su propia defensa. Aun siendo legal todo el proceso, no fue justo; ya que la sentencia estaba tomada de antemano y cimentada en esa diferente moral de los ejércitos cuando necesitan salvaguardar la valentía y la disciplina. A su viuda, también llamada Gertrude, se le denegó hasta la pensión de guerra.
90 años después, el gobierno británico ha reconocido el error y otros 305 errores más, cada uno de los cuales tiene nombre, apellido y familia. No obtendrán resarcimiento económico alguno, sino simplemente moral: el honor restituido.
En muchas ocasiones, los políticos utilizan a los soldados como carne de cañón para tapar sus propias negligencias o lavar su imagen pública. En la actualidad, el gobierno socialista español quiere enviar tropas a Oriente Medio:¿Para qué?, España no es un país que marque la política mundial en ningún aspecto. Entonces...¿qué explicación podemos darle a ese cuerpo expedicionario que ZP quiere enviar? Sólo una: lavar su imagen ante Israel y el resto del mundo después del ridículo comportamiento que el "estadista" español mantuvo durante los enfrentamientos entre israelíes y los terroristas de Hezbolah. ZP pretende que la presencia de tropas españolas sirva de bálsamo para las heridas que el presidente español abrió inncesariamente con otros países. ¿Eso justifica la posibilidad de que mueran soldados españoles? Rotundamente, no. Ellos cumplirán con honor y valentía la misión que se les encomiende, y lo harán con la misma dignidad de la que muchos políticos españoles carecen. De nuevo, la carne de cañón; que siempre ha sido la más barata.
Harry Farr pidió una última cosa antes de morir: que no le vendaran los ojos ante el pelotón de fusilamiento. Por el contrario, muchos viven toda su vida con los ojos tapados.
Descanse en paz, Harry Farr ( 1891-1916). Sin duda alguna, los versos de Thomas Gray pueden ser un pequeño homenaje: "Los senderos de la gloria no conducen más que a la tumba".
HONOR.- 1.m.Cualidad moral que lleva al cumplimiento de los propios deberes respecto al prójimo y de uno mismo.

2 Comments:

Anonymous Anonym said...

casi lloro y todo Nicolas. sigo tu blog pero eres más incisivo cuando escribes en el de Urdaci.Allí eres hasta cruel. Soy el anonimo que siempre llama ridiculo a z.

3:15 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

Va en función del tema y del día. No pretendo ser incisivo, sino sincero. Quizá sea mi forma de expresarme. Saludos y ten compasión de Z; creo que sería mejor argumentar y no descalificar directamente. Esa es la especialidad de "los otros".
Saludos y gracias por tu comentario.

8:53 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home