Sonntag, Juni 21, 2009

DE HERENCIAS.


HERENCIA: 2. f. Conjunto de bienes, derechos y obligaciones que, al morir alguien, son transmisibles a sus herederos o a sus legatarios.
En ocasiones las herencias son un arma de doble filo, meine Damen und Herren, un engranaje diabólico que moverá nuestra vida— o una porción de la misma— sin que nosotros podamos percibir el sentido del movimiento; incluso la dirección. El legado de mi abuela Hanna incluía algo que podríamos denominar «deseos»; en realidad eran obligaciones revestidas de la falsa modestia con la que mi abuela recamaba su orgullo en aquellos días en los comprendió que la muerte no era una amenaza sino algo que la acompañaba. Ella expresaba uno de esos deseos, quizá el que más le preocupaba, con una frase: «No olvides nunca las tumbas de “los nuestros”». Tal era su insistencia que en una ocasión yo quise averiguar el porqué de su intranquilidad. Al escuchar mi pregunta, en los ojos de Hanna refulgió la indignación; pero casi en el acto comprendió que el futuro y la posibilidad de cumplir sus deseos recaían en mí, sólo en mí. Extrajo un Chesterfield de la pitillera, prendió el cigarrillo con el Ronson, eliminó de la lengua una brizna de tabaco y después, cuando su altanería yacía a mis pies como uno de esos perros dóciles que aparecen en las pinturas de Velazquez, me respondió: «Porque uno pertenece al lugar en el que están enterrados sus muertos». Yo no entendí la respuesta, estimados parroquianos, ya que «los nuestros» yacen en diferentes lugares: Alemania, Austria, Francia, Grecia, Italia, Libia, Rusia, el fondo del Atlántico Norte y el Canal de la Mancha, e incluso en España. Con todo y en la medida de mis posibilidades, satisfago el mandato de mi abuela, meine Damen und Herren; bien sea directamente o a través de una organización.
Cada vez que visito alguna de esas sepulturas me acompañan unas fotografías del ancestro enterrado, ya que prefiero completar las explicaciones de Hanna con unas imágenes que sean algo más que una cruz o losa de piedra negra, un nombre y un apellido, un número de identificación, el nombre de un regimiento o una fecha. Creo que obro bien, queridos lectores, porque eso me permite descubrir en cada foto una inocencia compacta, aunque cada uno con un matiz distinto; una vitalidad insólita que rehuye la quietud de la pose; y la gama de caracteres que los jóvenes demuestran con su expresión o mirada: el pícaro, el responsable, el soñador, el inquieto…No obstante, meine Damen und Herren, también percibo en esos rostros y cruces que eran árboles marcados por la vida para que la historia comenzara la tala. Asimismo, es imposible sustraerse al hedor viscoso, agrio y pestilente de las patrias; o mejor dicho: de los gobernantes.
Señalar a estas alturas que nuestro siempre admirado José Luis Rodríguez, el Puma, es un político hediondo no tiene ningún sentido: su fetidez golpea a diario nuestras pituitarias. Su pestilencia, así como la del otro hombrecillo (un poeta en ciernes) al que ahora denominan lendakari, se incrementa cuando le escuchamos decir tres palabras: «firmeza», «determinación», «inquebrantables». Esos tres vocablos que denotan solidez devienen en gelatinosos cuando los pronuncia un sujeto que goza de la misma personalidad que el maniquí de cualquier escaparate. Todavía parece que oigo su voz — escucharle se me antoja complicado— cuando hablaba de hombres de paz, manipulaba y retorcía la Justicia a su antojo y conveniencia para no ofender a tan egregios interlocutores y realizaba unos vaticinios más propios de un beodo que de alguien en sus cabales. De la misma forma, los versos del nuevo rapsoda vasco, Herr López, nos indican que tanto él como su amo poseen una idiotez e hipocresía que disfrutan de una ubicación poética, casi bucólica: están separadas por el verdor de sus aptitudes y la lírica campestre, incluso agropecuaria, de sus mentiras y chanchullos. Sin embargo, meine Damen und Herren, el rapsoda cuellicorto tuvo un arrebato de sinceridad al anunciar que «se acabó la impunidad» (disculpen la rima, pero al escribir sobre poetas no puedo impedir una cierta musicalidad en mis palabras); es decir: ¿antes existía? Si así fuera, estimados parroquianos, ¿quiénes son los responsables?, ¿a quién debemos exigir responsabilidades? Mi caridad cristiana me impide recordar las fotografías de Herr López en plena negociación y sus descalificaciones para todos aquellos que advertían del error de tratar con determinados…«hombres de paz». Ahora toca llenarse la boca con «unidad», «no nos derrotarán», democracia y algo que denota la debilidad de una sociedad: las manifestaciones de repulsa y los minutos de silencio. Sea como sea, meine Damen und Herren, lo entiendo, porque una sociedad necesita una liturgia con la que exorcizar sus miedos, aunque es evidente que la valentía en multitud es menos valentía; además ellos hacen como los políticos: hoy gritan una frase, y mañana, otra. Esperemos que ZP no tenga una nueva genialidad, ya saben: esas bobadas con las que crea un microcosmos pero que en realidad son como las cagadas de los caballos en los desfiles: inoportunas e inútiles.
El presente es consecuencia del pasado, estimados parroquianos, y en un político todavía más, ya que las desidias anteriores siempre recaerán sobre la gestión presente y futura.
Fíjense en mí, meine Damen und Herren: coloco flores sobre tumbas de personas a las que nunca conocí porque ellas me vinculan a mi pasado, ¡a mi herencia! Aun así, todavía no he comprendido la frase de mi abuela. Herencias, todo son herencias.
Foto: Unsere Gefallenen. (NvO / 2009).

14 Comments:

Blogger Ignacio said...

¿porqué le has cambiado el nombre a tu abuela?
¿para que no sepamos el de verdad?

8:27 vorm.  
Blogger Samuel said...

Si para algo sirven las manifestaciones de repulsa, creo que es para recordarle a los gobernantes que son ellos quienes tienen las herramientas para derrotar a ETA. El problema es que los políticos son los primeros que quieren salir en la foto, mientras que muchos ciudadanos parecen haberse acostumbrado a que los terroristas asesinen a alguien cada cierto tiempo y siguen pensando que la salida es no hacer nada.

Lo de Patxi López es pura retórica. Le toca representar ahora el papel de libertador y presidente constitucionalista. Pero no hay nada que le fuerce a encararse en la práctica con el nacionalismo excluyente, su gobierno es minoritario y débil y tratará de mantenerlo a toda costa. De momento ha habido un cambio simbólico y retórico, que no es poco, aunque nunca suficiente. Mientras el nacionalismo esté tan arraigado en el País Vasco, la gente seguirá teniendo miedo y ETA sobrevivirá. La guerra psicológica es aún más fuerte, si cabe. Y eso afecta mucho a López y sus históricos cambios de chaqueta.

Saludos.

7:06 nachm.  
Blogger El Espantapájaros said...

Desde un punto de vista cínico, está claro que va a haber menos con impunidad con este López (parece ser que el negociador fue enterrado para dar paso al poeta) que con el antiguo régimen del partido nazi llamado PNV. Ya está empezando a salir a la luz que la policía autónoma vasca actuaba como policía de partido y no podía llevar a acabo una labor antiterrorista seria.

Las declaraciones que hacen los políticos en estas ocasiones son, a mi juicio, casi obligadas, al igual que las manifestaciones. Despues de todo, aún no sabemos si al terrorismo se le combate mejor con indiferencia en el aspecto comunicativo y social o con estas potentes demostraciones de unidad, que bien es cierto que duran poco.

A mí, en este momento, me interesa más indagar en la miseria moral del apoyo social a la ETA, que es lo que la mantiene viva, representado por Iniciativa Internacionalista y otras bazofias. Hoy mismo se ha sabido que Alfonso Sastre, demente senil, ha lanzado amenazas en "Gara" como no se negocie. Para emepzar, me parece increíble que aún siga vigente, en torno a todo esto, una especie de discurso marxista años sesenta, un discurso, el del marxismo cañí, superado y hoy día propio de orates. Toda la izquierda paleta apesta a proterrorismo, marxismo y sueños totalitarios. Sabemos que esa gente está podrida por dentro, son unos aldeanos fanáticos y hasta critican a López no por ser un mediocre, sino por no saber bailar bien las risibles danzas tradicionales vascas. Ése es el nivel de la patria vasca y sus defensores.

Sin embargo, Van Orton, hubo muchos, desde la izquierda supuestamente legal y demócrata, que se felicitaron cuando el TC permitió presentarse a las elecciones a II y que se entristecieron cuando se supo que no obtendría representación. En La Sexta emitieron una entrevista de un cómico a Otegui, y le preguntaba si, de ser el País Vasco independiente, le daría 12 puntos a España en Eurovision, y encima decía el otro que no condenaba la violencia porque eso no era la solución y que tenían que enseñar a España a resolver conflictos de "manera civilizada", es decir, quemando a personas vivas en su coche. Y ANV sigue presente en muchos ayuntamientos, chupando de los fondos públicos. Ahí también tenemos un grave problema. El trabajo que hay que hacer es inmenso.

Mientras no se deje claro que esa gente colabora con el terrorismo, que la Ley de Partidos no criminaliza idea alguna y que no hay posibilidad de una negociación-bajada de pantalones como la de Zapatero, no se podrá acabar con ETA.

Con poemas, evidentemente, no se va a derrotar a los asesinos.

10:24 nachm.  
Blogger REITER said...

Hay una cosa que me hace dudar mucho. Nunca han reconocido los socialistas que la estrategia del diálogo fue un fracaso. Ni Patxi ni ZP han hecho ninguna declaración al respecto. Hubo allí unos meses de transición extraña y poco clara en donde cambiaron el rumbo sin muchas explicaciones. Eso nos hace dudar a todos de que lo vuelvan a intentar.

Dicho esto, y conociendo la historia amoral, tramposa y desleal del socialismo español, quiero ser positivo en este momento político. Creo que errores pasados no determinan los actos futuros de las personas, aunque sí los condicionan, y por eso, quiero agarrarme al clavo ardiendo que tenemos en la actualidad. Suelo ser práctico, en política también, y creo que hoy estamos mejor, mucho mejor, que con el PNV en el poder. Se ha desalojado al peor, a gran parte del problema, y ahora los vascos han colocado a López. Mi opinión es que es mucho menos malo, o sea, más deseable, aún con las inmensas dudas que ya he expuesto.

Cuando dices “ al anunciar que «se acabó la impunidad».... ; es decir: ¿antes existía? Si así fuera, estimados parroquianos, ¿quiénes son los responsables?, ¿a quién debemos exigir responsabilidades?” no se refiere, el gran López, a eso que tú dices, en referencia a la estrategia del diálogo (recuerda que de eso nunca se quiere volver a hablar). Se refiere a la condescendencia y permisividad de los anteriores dirigentes de la Ertzaintza para con ETA, como bien han reconocido recientemente, en ese sentido, algunos miembros de la policía vasca.

Espero y deseo que todo esto sirva para acabar con ETA. En lo que respecta al acercamiento entre el País Vasco y el resto de España no soy tan optimista. 30 años de inculcación del odio a España en las escuelas son muchos años. No hay vuelta atrás.

1:33 nachm.  
Blogger Violeta said...

Gracias Nicholas, me ha encantado!! Por cierto, tu abuela tiene un nombre precioso ;D

6:47 nachm.  
Anonymous van said...

Cuando sale a escena tu abuela, querido Nicholas, es inutil hablar de nada. Ella reclama toda la atencion y hasta parece de mal gusto nombrar al gafe en su presencia. Hablar del Puma, cuando hablas de ella, es echar un borron en una bella poesia.
Hazme caso, meter al golfo en el mismo folio que tu abuela es de mala educacion.
Saludos.

10:10 nachm.  
Anonymous Anonym said...

eliges bien las fotos que encabezan tus post, pero como ésta, ninguna. Iba la cosa divinamente hasta que nombraste al jeta de mármol. Esa foto se merecía un post en exclusiva.

Saludos Orton

12:29 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

IGNACIO:

La sepultura de la fotografía es de Barbara, la hermana mayor de mi abuela. Si el plano de la foto fuera más abierto, podrías ver que encima del nombre de Barbara consta otro: Bärbl (se utiliza como diminutivo de Barbara); una hija. También falleció en 1945. Saludos, galáctico.

9:32 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

SAMUEL:

Las manifestaciones de repulsa y demás pamemas siempre me parecieron ridículas e inútiles, Sr. director. Ahora bien, la madurez democrática de una sociedad se demuestra con el silencio cuando el Gobierno utiliza todos los medios—legales o ilegales— para terminar con los terroristas y todos aquellos que les apoyan; ya sabes que ese apartado incluyo al PNV. La figura del cuellicorto nace coja, Samuel, quizá es lo que tú denominas “retórica”, porque todos sabemos que si las condiciones varían o el poeta de chicha y nabo recibiera la orden regresaría a la mesa de “negociación” para bajarse los pantalones de nuevo. Ya sabes: El que tiene el culo alquilado caga cuando lo dice el amo. Es lo que más me apena de vuestra democracia, Sr. director: os tenéis que conformar con lo menos malo. Por otro lado, Samuel, los nacionalistas todavía dominan muchos resortes — 30 años en el poder no son una cuestión baladí— e intentarán que las nueces caigan de nuevo del nogal. Hasta que los políticos españoles no entiendan (la sociedad también) que la lucha contra los terroristas debe ser contundente y sin resquicio alguno nada cambiará. Sea como sea, espero con impaciencia la publicación del primer poemario de Herr López: ¡hasta me emociono sólo de pensarlo! Saludos.

9:32 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ESPANTAPÁJAROS:

Uno de los inconvenientes de ZP y su caterva de “mandaos” es que nunca sabes a qué atenerte; es decir: sus principios e intenciones están vinculados a sus necesidades. Mientras ZP se untaba el culo con vaselina y Herr López sus principios con bosta, la impunidad, por no decir carta blanca o patente de corso, era la norma para con los terroristas. Recuerda que detrás del lenguaje alambicado de los políticos del PSOE no había más que excusas, palabras para justificar a los terroristas. Mantengo lo que escribí en una ocasión: ZP ha sido el mejor abogado de los terroristas. Entiendo que leer cosas así resulta incómodo, pero la verdad no puede manipularse, ni siquiera maquillarse. Otra cuestión es que al bobo no le interese recordar el rosario de ridículos que atesora; bien, pero es lo que hay, látigo de gorriones famélicos. Sólo existe una manera de combatir al terrorismo: en todos los frentes y por todos los medios. Una sociedad debe tener claro que lo primero que debe defenderse es la democracia; además debe hacerlo sin fisuras o posturas tibias: la frontera está clara, sólo queda que cada uno se coloque en el lado que desee. Ahora bien, una vez delimitado el campo de batalla, los intereses partidistas, electorales y la compasión pasan a un segundo término. Ignoro la historia que me relatas sobre un cómico y Otegui, pero esa es la demostración de que con determinados temas no puede frivolizarse: la frontera está delimitada. Ahora bien, Espantapájaros, entiendo que los políticos sólo se muestran firmes cuando esa firmeza no les supone un coste electoral, y prefieren cogérsela con papel de fumar en lugar de actuar de una manera contundente. El artículo de Alfonso Sastre es un ejemplo: yo no percibo ninguna amenaza en el escrito; él sólo dice su opinión. Ahora bien, es más fácil cargar contra alguien que escribe que contra un tipo que sostiene una pistola y todos aquellos que le ayudan a municionar el cargador; porque no olvides que muchas veces es los crímenes es más interesante saber quién pagó la bala que el nombre del asesino. Te señalo un ejemplo: ¿Crees que la elección de la última víctima fue casual?, ¿crees que todo se debe a esa tontería que dicen los mansos: “mata cuando puede”? Ni mucho menos, y el Gobierno español ha entendido el…recadito. Ten presente que un terrorista, por extraño que nos parezca, también tiene su lógica: no sólo es la diplomacia vaticana la que no da puntada sin hilo. De igual manera que en todas las embajadas existen los “agregados culturales o militares” (en argot es el sinónimo para el tipo que desarrolla operaciones de información), los partidos políticos también saben moldear el lenguaje con la misma habilidad, y todos ellos tienen un “responsable de seguridad” cuyas misiones no siempre son las que imaginamos. Espero que puedas leer entre líneas. El problema no es el tumor que supone el PNV, sino las metástasis que invaden otros tejidos. Cualquier organización vinculada a un grupo terrorista— sindicato, medio de comunicación, etc.— debe ser ilegalizada, perseguida y exterminada; de lo contrario eliminarás el tumor pero las metástasis provocarán un rebrote de la enfermedad. No obstante, el principal responsable de la situación en la que os encontráis es ZP, que jugó alegremente con tipos a los que no se les debe dar ni los buenos días. El asesino es el terrorista, estoy de acuerdo, pero los cómplices son muchos y también tienen su parte de responsabilidad. Cuando después de 50 años no se logra eliminar a un grupo terrorista es porque algo pasa, Espantapájaros. Saludos.

9:33 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

REITER:

Sospecho que ZP era el típico niño tontito que la familia sobreprotege. No me parece mal, Reiter, pero eso comporta un adulto con una personalidad inmadura que es incapaz de reconocer sus errores o incluso de soportar que alguien le recuerde las consecuencias de los mismos; la crítica en definitiva. ZP siempre pretende nadar y guardar la ropa; el inconveniente es que sus prendas ya estaban empapadas y que es incapaz de coordinar los movimientos de las manos y los pies cuando nada. Con un terrorista y los que les apoyan no hay nada a negociar, ¡nada! De igual forma, Reiter, biselar el idioma hasta el punto de denominar a los asesinos como “movimiento de liberación vasco”…no sé…tampoco huele bien. Sobre Herr López te remito a mi comentario a Samuel: “Os tenéis que conformar con lo menos malo”. Me sorprende que muchos olviden el papel que el PNV ha jugado en la historia de ETA; de hecho ETA surgió del PNV. Por lo tanto, Reiter, rasgarse las vestiduras por lo que era de dominio público (la nula actividad de la policía vasca en la lucha contra los terroristas) es hasta pueril. ¿Por qué la GC y la policía no compartían datos con la policía vasca en la lucha antiterrorista? Muy sencillo, Reiter: porque cualquier dato sensible era trasladado al PNV y de ahí llegaba a ETA. El famoso árbol de la nueces debe ser podado; pero no sólo las ramas, sino también las raíces, y después cubrir con sal el terreno en el que fructificó para impedir…”brotes verdes”. Sin embargo, con un político que manipuló la Justicia (no olvido los jueces que se prestaron de buen grado a ello), unos medios de comunicación complacientes con lo que eran los delirios de un iluminado y una policía maniatada… no sé, no sé. Saludos.

9:33 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

VIOLETA:

Gracias, bella flor. Comparto tu opinión sobre el nombre de mi abuela. Besos.

9:33 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

VAN:

Seguiré tu consejo, Van, pero no olvides que me resultará difícil: la personalidad del mejor político de todos los tiempos me tiene cautivado, agradezco ser contemporáneo de semejante portento. Disfruto al recordar a mi abuela, quizá sea porque nuestro afecto fue de “menos a más”. Asimismo, Van, para mí era un privilegio escuchar las historias y opiniones de una persona que vivió unas circunstancias que en mi familia pesaron como una losa. Hanna vivió 99 años, falleció cuando sólo le faltaban tres meses para cumplir los 100. Creo que su longevidad se debía al paquete diario de cigarrillos y al coñac que se metía entre pecho y espalda, aunque ella pretextaba que era por…”cuestiones de la tensión arterial”. En realidad, Van, el motivo era otro: estaba hecha de acero de Krupp. Te ofrezco mis disculpas por mi mala educación, prometo cambiar. Saludos.

9:34 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ANÓNIMO:

Gracias, anónimo. Sí, posiblemente tengas razón; pero a veces soy pudoroso con mis emociones o creo que no interesan a los lectores de Josephsplatz: no lo sé, meditaré sobre ello. Sea como sea, anónimo, vosotros tenéis la potestad de marcar la pauta del Feuilleton; algún lector, incluso, pide que exprese mi opinión sobre un tema: la serie que titulé ¿Conoces a Joe Black? es un ejemplo. No obstante, anónimo, en la variación está el gusto, y de tanto en tanto alterno un escrito que no está relacionado con el impresentable. Hurgaré en los álbumes de fotos familiares y escribiré algo; historias no faltan. Reitero mi agradecimiento. Saludos.

9:34 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home