Montag, November 14, 2011

¡PAÍS DE CHOROS!


CHORO: 1.m. vulg. Chorizo (II ratero).

Esto es muy aburrido, meine Damen und Herren: ¡soporífero! Quizá debería aceptar que sin nuestro siempre admirado José Luis Rodríguez, el Puma, mi vida no tiene sentido; mejor dicho: la de Josephsplatz, Das berliner Feuilleton. Es por ello que intentaré vencer la angustia vital que me acogota mediante otra distracción. No, no piensen mal, estimados parroquianos, de momento no se libran de mí. Sea como sea, hoy dedicaré estas letras apresuradas a otra egregia figura que forma parte del acervo español: el choro. Comoquiera que la actualidad siempre impone sus servidumbres, dirigiré el punto de mira hacia Ignacio Urdangaringuinguin. Tanto él como el otro sacrificado en el tálamo matrimonial— Jaime de Marichalar— son mis héroes. Sí, queridos lectores, sí: ¡homéricos! No se sorprendan, los braguetazos comportan muchos sacrificios; y sobre todo un inconveniente: donde tienes la olla debes meter la polla. ¡Qué poético! Todo lo que ahora sale a luz de Urdangaringuinguin no debe sorprenderles, meine Damen und Herren, porque siempre fue un tipo que tuvo muy claro a que ascua debía arrimar…«la sardina». Hasta que se cruzó en su camino esa mujer cuyas caderas se ensanchan a pasos agigantados y luce la expresión inteligente característica de los Bo(r)bones, mi héroe tenía la vida propia de un…cómo expresarlo…chulo piscinas; sí, eso es. Siempre me pareció un tipo cuyas actitudes destilaban duplicidades; sin duda alguna el libro de estilo de cualquier ambicioso. Hasta que no acercó «la sardina» a la Bo(r)bona, su vida transcurría entre el olor del vestuario; el sudor de la pista; unos estudios de Ciencias Empresariales que se eternizaban— ¿candidato a la tuna?—; una vivienda en la calle Homero, en el barcelonés barrio del Putget, muy cerca de la clínica donde su futuro suegro pasaba la ITV anual; paseos en un Audi Coupé blanco; la copropiedad del restaurante El Pou, en el pasaje Lluís Pellicer (el resto de propietarios lo componían un regatista y otro socio al que denominaré J.E. para que ustedes no sepan que se llama Javier Echevarría); y una novia— la hija de una familia con posibles de Puigcerdà— a la que denominaré C.C. para que ustedes ignoren que se llama Carme Camí; impagos reiterados de impuestos y multas de tráfico. Lo cierto es que Urdangaringuinguin hacer, lo que se dice hacer, no hacía mucho. Sin embargo, todo cambió cuando la infanta descubrió el amor en ese tipo que manejaba las pelotas con habilidad y que además sabía meterlas en el lugar adecuado: la portería. Parece ser que la pobrecita sufrió un ataque agudo de vaginazo mental. Tan es así que la pobre C.C. se quedó en el umbral del altar y también tuvo que escuchar las sugerencias que alguien le hizo sobre la inconveniencia de hablar de la relación que mantuvo que Urdangaringuinguin; sobre todo porque las fechas eran incómodas: el mancebo metió las pelotas en dos porterías a un tiempo; un auténtico palomero. ¡Qué romántico!, y algunos aún piensan que el amor ha muerto. Asimismo, la misma voz que provocó la mudez en C.C. susurró a nuestro héroe la necesidad de desprenderse de su participación en el restaurante El Pou, algo que J.E. agradeció—  compró la participación del resto— ya que estaba hasta las pelotas de la legión de gorrones (más que nada gorronas) que cenaban y bebían para después dejar la cuenta en el olvido. Les seré sincero, meine Damen und Herren: cuando J.E. tomó el timón, el restaurante cobró calidad, se percibía la profesionalidad y el mimo: los platos de bacalao eran exquisitos; y los vinos, magníficos. Con la misma premura, el funcionario del ayuntamiento de Barcelona que filtró el currículo moroso de nuestro héroe fue apiolado in situ, supongo que le ofrecerían una venda para los ojos y una postrera confesión. Del mismo modo, el pisito de la calle Homero dio paso al pisazo de la Avda. Diagonal, esquina con la calle Dr. Ferrán, en el que la pareja pasaba solaces horas al amor del peloteo; imagino que es una de las ventajas de casarse con un balonmanista: dominan «el toque».
Tengo la certeza, meine Damen und Herren, de que dos son los deportes nacionales en España: cogérsela con papel de fumar; caerse del guindo. Estimados parroquianos, ¿nunca les sorprendieron los sueldos que La Caixa y Telefónica abonan a esa pareja?, ¿nunca se preguntaron el porqué? Ahora es fácil escabechar a Urdangaringuinguin y a Pepiño Blanco; pero antes…¿nadie supo nada? En el caso del ceñudo galaico es aun más sencillo: sueldo de 63.000 Euros / año; compra en el último quinquenio de dos inmuebles valorados en más de 750.000 Euros; colegios privados para los retoños…El silencio y tolerancia de los españoles ante la corrupción demuestra dos cuestiones: la corrupción que campa y la idiotez que los políticos y choros reales atribuyen a los españoles. Podría explicarles algo sobre la casa de Ana Mato en la urbanización Monteclaro, situada en Pozuelo y «la dificultad» que existe para ver el aparcamiento en el que dormía el Jaguar del marido; pero eso sería más de lo mismo.
Yo no soy malpensado, queridos lectores, considero que el enriquecimiento de algunos—los de siempre— se debe a que España es un país de oportunidades en el que se premia el esfuerzo. Ahora les planteo dos opciones, meine Damen und Herren: tirarse del guindo o cogérsela con papel de fumar. ¡País de choros!


Foto: Tu pollo es tan listo como yo; no como el farfollas de Marichalar.

7 Comments:

Anonymous Sigo por las ramas said...

Este es el principal problema que hay en Expaña. La corrupción.

Todo lo demás son moscas revoloteando la gran mierda nacional.

El Urda --como buen mafioso del PNV-- en vez de mosca es moscardón.

9:46 nachm.  
Anonymous El Espantapájaros said...

Van Orton, has regresado a tiempo para el acto final. Me encantaron tus apreciaciones sobre la economía de comedor social enunciada por Rubalcaba. Por cierto, a mí también me marean sus manos y gestos. Nunca deja de hacer pases mágicos.

También tengo que agradecerte que hayas compartido el testamento político de Rodríguez, un documento tan iluminado como su autor y que, en el futuro, será estudiado en todas las facultades de ciencia política.

El desvanecido Presidente, relegado al trastero por su propio partido, ha sido el eje vertebrador de este espacio, donde se han glosado su vida y milagros. Aun así, seguro que llenarás su vacío. ¡No faltan bobos en España!

¡Larga vida al estadista de León! Seguirá cuidando de nosotros desde el Consejo de Estado y escribirá unas memorias que titulará "Yo quise ver la paz mundial".

¿Habrá vida después de estas dos legislaturas?

11:14 nachm.  
Anonymous Anonym said...

En serio Orton, ¿a qué te dedicas?.

2:11 vorm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

SIGO POR LAS RAMAS:

Generalizar implica que el riesgo de «cagarla» se incrementa, pero siempre he considerado que los políticos españoles se dividen en dos tipos: los que pueden trincar y los que no. Asimismo, la corrupción no es patrimonio de ningún partido político español, porque a la hora de alargar la mano, todos exhiben una sonrisa en la que combinan prepotencia y el «tú ya me entiendes»; para muestra un botón: En la década de los 90 varios ayuntamientos montaban «una mesa petitoria» a la hora de conceder licencias industriales, lo único que variaba era el partido político y la cuantía. Por ejemplo: el ayuntamiento de Tarragona ( o el político responsable) «solicitaba» 45 millones de pesetas por esas licencias mientras que el de Sabadell pedía un «donativo» de 10 millones para CC.OO. De igual forma, los chanchullos en el Baix Llobregat (una comarca de Cataluña) de Montilla y esposa, Corbacho y algún otro eran más que conocidos, y todos se traducían en seis cifras. Os lo expliqué en una ocasión, pero aún sigo sorprendido de que el CGPJ no investigue qué ocultan las administraciones judiciales; te lo digo: un caudal que alimenta las corruptelas de la judicatura. Ahora, para eliminar el mal sabor de boca, te explico algo que…bueno…es más propio del cuore. Una de las hijas de las hermanas Koplowitz «estudió» Derecho en la Universidad Francisco de Vitoria— por cierto, allí estudiaron los dos hijos adoptados de Enric Sopena ( muy de izquierdas pero no puede renunciar a las sectas ya que esa universidad está vinculada a Los Legionarios de Cristo)—. ¿Me creerás si te explico que la niña Koplowitz nunca apareció por clase excepto el día de la graduación? ¡Ahhhhh, nieto de King Kong, el mecenazgo! Jajajajajaja. La corrupción española es una luz que atrae a todo tipo de mariposas. Sin ir más lejos, el consuegro de vuestro rey consideró que también podía pasar el platillo, y nada mejor para hacerlo que aparecer por el Ilustre Colegio de Notarios de Madrid para ofrecer la creación de una extraña revista de la que él sería el responsable, ya sabes: redacción, publicidad, etc. Feo, muy feo. No creas que en el otro lado es diferente, devorador de plátanos. ¿Sabes qué concejal del PP en el ayuntamiento de Barcelona cobra 30.000 euros (como mínimo) por sus gestiones? Yo, sí. Entre ellos se ayudan, los depredadores se reconocen. ¿Quién fue el que colocó a Zaplana (salario de un millón de euros/año) en Telefónica?: Pepiño. ¡Vanidad de vanidades! El pobre Urdangaringuinguin es un pipiolo, además zafio.
Disfruta de la agonía de Rodríguez. Saludos.

9:24 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ESPANTAPÁJAROS:

Rubalcaba es la demostración de que vuestros políticos os toman por menguados, látigo de gorriones famélicos: habla con la salmodia propia de un profesor de escuela nocturna del extrarradio. ¡Qué barbaridad! La campaña del PSOE me resultó patética: mensajes más pasados que el corte de pelo a navaja, personajes vinculados al desastre actual (ver a Felipe y Guerra me dejó patidifuso), palabrería de chamarilero, quincalla de buhonero…¡Vivir para ver!
Consideré que debía compartir con vosotros ese documento: ¡el testamento político de otro mercachifle!
«Vida después de estas dos legislaturas»; interesante, muy interesante. Os salvan las elecciones, y con ellas la desaparición del bobo de Coria y de cualquier atisbo del PSOE en la toma de decisiones. Una de las condiciones de Merkel, con el beneplácito de Sarko, es la formación de un nuevo gobierno que pueda aplicar las sugerencias que llegan desde la UE. Ello se traduce en más dinero para estabilizar los intereses de la deuda española (compras por parte del BCE), posiblemente un fondo especial (otra cuestión es cómo lo vendan) para refinanciar bancos españoles y aliviar su exposición al ladrillo, etc. Ahora bien, puedes imaginarte cuáles son las contrapartidas: Jawohl! Oui, monsieur! Ten presente que más del 60% de los créditos bancarios españoles son hipotecas, con un diferencial que roza el 0,95%, algo que no les permite mantener el 3% que ofrecen muchos por los depósitos. Eso les aboca a la necesidad de pedir financiación ya que no es posible mantener una rentabilidad superior a las que les procura sus hipotecas. Los bancos españoles, todos sin excepción, jugaron a la ruleta rusa: desequilibrios entre vencimientos de su pasivo y el activo, prestar a un montón de años mientras esperaban financiarse en el interbancario a un año y con la emisión de bonos a una década, etc. En fin, lo típico en España: ya se me aparecerá la Virgen (no me refiero a Elena Salgado). Creo, estimado amigo, que con la historia de la crisis asistimos a una bipolarización del mundo, al menos desde el punto de vista económico y con permiso de los chinos (ellos hablarán en el futuro). ¿Cuáles son las deudas públicas que se consideran en la actualidad un valor seguro?: Alemania— mi patria siempre por delante— y EE.UU. El motivo: ambas mantienen las deudas en su propia (recalco lo de «propia») moneda: Euros y dólares. Un abrazo, torturador de gorriones famélicos.

9:24 nachm.  
Blogger Nicholas Van Orton said...

ANÓNIMO:

Todos lo saben: a tocarme los cojones. Y mientras mi mano viaja de un testículo a otro, escribo en Josephsplatz.

9:25 nachm.  
Anonymous Sigo por las ramas said...

#Van Orton, te creo completamente porque se que tristemente es así.

Como curiosidad siempre me he preguntado por qué Pepinho Corruto no ha conseguido acabar la carrera de Derecho, los suyos se la habrían regalado sin problemas. Seguramente es una prueba mas de lo inútil que es.

La Corrupción es la única institución que funciona --está abonada a ella hasta la Casa Real-- y la única diferencia entre el P$o€ y el PP --Putos Pánfilos-- es que los primeros saben sacar mucho mas rendimiento a esta 'institución'.

9:47 vorm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home